Log in »

Beclomethasone (Oral Inhalation) (be kloe METH a sone)

Pediatric Medication

Marcas estadounidenses

Qvar

Marcas canadienses

QVAR

¿Para qué se usa este medicamento?

  • Este medicamento se utiliza para tratar el asma.

¿Qué debo informar al médico ANTES de que mi hijo/hija tome este medicamento?

  • Si su hijo tiene alergia a este medicamento o a alguno de sus componentes.
  • Si su hijo es alérgico a algún medicamento como este o a otros medicamentos, alimentos o sustancias. Informe al médico acerca de la alergia y qué síntomas presentó su hijo, tales como sarpullido; urticaria; picazón; falta de aire; sibilancias; tos; inflamación de la cara, los labios, la lengua o la garganta o cualquier otro síntoma.
  • Si su hijo tiene un ataque de asma.
Esta no es una lista de todos los medicamentos o trastornos que pueden interactuar con este medicamento.
Informe al médico y al farmacéutico acerca de todos los medicamentos que usa su hijo (sean estos recetados o de venta libre, productos naturales, vitaminas) y los trastornos que tenga. Debe verificar que sea seguro que su hijo tome este medicamento con todos sus otros medicamentos y trastornos. No empiece, interrumpa ni modifique la dosis de ningún medicamento que tome su hijo sin consultar antes al médico.

¿Hay algo que deba saber o hacer mientras mi hijo/hija toma este medicamento?

  • Informe al dentista, cirujano u otro personal médico que el niño usa este medicamento.
  • No administre este medicamento para tratar un ataque de asma. Utilice un inhalador de rescate. Hable con el médico.
  • Llame al médico de inmediato si su hijo tiene problemas respiratorios que empeoran, si el inhalador de emergencia no funciona tampoco o si su hijo necesita el inhalador de emergencia con más frecuencia.
  • Haga que su hijo se controle la presión ocular si toma este medicamento durante un período largo. Hable con el médico.
  • Si el niño ha estado tomando este medicamento durante varias semanas, consulte al médico antes de suspenderlo. Es posible que deba suspenderlo en forma gradual.
  • El niño enfrenta un mayor riesgo de adquirir infecciones. Evite las multitudes y las personas afectadas por infecciones, resfriados o influenza.
  • La varicela y la rubéola pueden ser muy graves, e incluso mortales, en personas que toman medicamentos con esteroides como este medicamento. Evite que su hijo esté cerca de personas con varicela o rubéola si no tuvo esos problemas de salud anteriormente. Si su hijo estuvo expuesto a la varicela o a la rubéola, consulte al médico.
  • Al pasar de un esteroide por vía oral a uno por inhalación, puede haber efectos secundarios graves y a veces mortales. Puede haber algunos síntomas como: debilidad, cansancio, mareos, malestar estomacal, vómitos, confusión o nivel bajo de azúcar en sangre. Llame al médico de inmediato si el niño tiene cualquiera de estos signos. Si su hijo tiene una lesión grave, se hizo una cirugía o tuvo algún tipo de infección, es posible que necesite dosis adicionales de esteroides orales. Estos esteroides adicionales ayudarán a que el cuerpo del niño lidie con estas presiones. El niño debe llevar una identificación de alerta médica.
  • El uso a largo plazo puede aumentar las probabilidades de desarrollar cataratas o glaucoma. Hable con el médico.
  • Hable con un proveedor de salud médica antes de que el niño reciba cualquier vacuna. El uso con este medicamento puede aumentar el riesgo de una infección grave o hacer que la vacuna sea menos efectiva.
  • Este medicamento puede afectar el crecimiento de niños y adolescentes en algunos casos. Es posible que necesiten controles de crecimiento periódicos. Consulte al médico.
  • Si cree que ha habido una sobredosis, llame al centro de toxicología local o busque atención médica de inmediato. Prepárese para responder qué se ingirió, qué cantidad y cuándo.

Si su hija está embarazada o amamantando a un bebé:

  • Consulte al médico si su hija está embarazada, queda embarazada o está amamantando a un bebé. Tendrá que hablar acerca de los beneficios y los riesgos de utilizar este medicamento.

¿Cuáles son los efectos secundarios por los que debo llamar al médico de mi hijo/hija de inmediato?

ADVERTENCIA/PRECAUCIÓN: A pesar de que es muy poco frecuente, algunas personas pueden sufrir efectos secundarios muy graves, y en ocasiones mortales, al tomar un medicamento. Si su hijo presenta alguno de los siguientes signos o síntomas que pueden estar relacionados con un efecto secundario muy grave, infórmelo al médico de su hijo o busque ayuda médica de inmediato:
  • Síntomas de una reacción alérgica tales como sarpullido; urticaria; comezón; piel inflamada, con ampollas o descamada con o sin fiebre; silbido en el pecho; opresión en el pecho o la garganta; problemas para respirar o hablar; ronquera inusual; o hinchazón de la boca, el rostro, los labios, la lengua o la garganta.
  • Signos o síntomas de infección. Entre otros, fiebre de 100.5 grados F (38.01 °C) o más alta, escalofríos, severo dolor de garganta, dolor de oídos o sinusitis, tos, mayor cantidad de flema o modificación en su color, micción dolorosa, heridas en la boca, llaga que no se cura, picazón anal.
  • Sensación de mucho cansancio, debilidad, irritabilidad, temblores, latidos cardíacos acelerados, confusión, sudoración o mareos si la dosis se salteó o el medicamento se interrumpió recientemente.

¿Qué otros efectos secundarios tiene este medicamento?

Todos los medicamentos pueden tener efectos secundarios. Sin embargo, muchas personas no padecen ningún efecto secundario o padecen solamente efectos secundarios menores. Llame al médico de su hijo o busque ayuda médica si el niño padece efectos secundarios molestos o que no desaparecen.
  • Dolor de cabeza.
  • Congestión nasal.
  • Irritación de la garganta.
Estos no son todos los efectos secundarios que podrían ocurrir. Si tiene preguntas acerca de los efectos secundarios, llame al médico de su hijo. Llame al médico de su hijo para que lo aconseje acerca de los efectos secundarios.
Puede informar los efectos secundarios al organismo de salud de su país.

¿Cuál es la mejor forma de tomarlo?

Administre este medicamento según las instrucciones del médico de su hijo. Lea y siga al pie de la letra la dosificación que se indica en la etiqueta.
  • Para sacar el mayor provecho de este medicamento, no permita que el niño se salte ninguna dosis.
  • Adminístrelo según las indicaciones, aun si el niño se siente bien.
  • Para inhalar (soplar) solamente.
  • Prepare el pulverizador antes del primer uso o si no lo ha utilizado durante más de 10 días pulverizando 2 veces en el aire.
  • El niño debe enjuagarse la boca luego de cada uso.
  • Se puede usar un espaciador con el inhalador para facilitar la administración.
  • Limpie la boquilla con un paño o pañuelo seco. No lave ni le coloque agua.
  • No lo utilice cerca de una llama abierta o mientras fuma. Puede explotar.
  • Este inhalador tiene un medidor de dosis para llevar un registro de cuántas dosis quedan. Cuenta las pulverizaciones en unidades de 2. Deseche este inhalador cuando el medidor de dosis llegue a 0.
  • Consulte al médico en cada visita acerca del uso del inhalador para el niño. Lea y siga todas las instrucciones que vienen con el inhalador. Es muy importante que use el inhalador correctamente.

¿Qué hago si mi hijo/hija olvida tomar una dosis?

  • Administre la dosis que olvidó lo antes posible.
  • Si ya casi es hora de la dosis siguiente, sáltese la dosis faltante y continúe con el horario habitual del niño.
  • No administre 2 dosis simultáneamente ni administre dosis adicionales

¿Cómo debo guardar y/o desechar este medicamento?

  • Conserve a temperatura ambiente. No congelar.
  • Protéjase del calor y de la luz solar. No perfore ni queme el producto, incluso si parece vacío.
  • Deseche el inhalador luego de haber usado la cantidad máxima recomendada de pulverizaciones, aun cuando le parezca que queda más medicamento en el recipiente.
  • Mantenga todo medicamento fuera del alcance de los niños y las mascotas.
  • Pregunte al farmacéutico cómo se deben desechar los medicamentos no utilizados.

Afirmaciones generales

  • Si los síntomas o trastornos de su hijo no mejoran o si empeoran, llame al médico de su hijo.
  • No comparta el medicamento del niño con otras personas ni le dé al niño el medicamento de ninguna otra persona.
  • Lleve consigo una lista de todos los medicamentos de su hijo (recetados o de venta libre, productos naturales, vitaminas). Entregue esta lista al médico del niño.
  • Hable con el médico de su hijo antes de administrarle cualquier medicamento nuevo, ya sea uno recetado o de venta libre, productos naturales o vitaminas.
  • Algunos medicamentos pueden tener otro folleto informativo para el paciente. Si tiene alguna pregunta sobre este medicamento consulte al médico de su hijo, el farmacéutico u otro proveedor de atención médica.

Exención de responsabilidad y uso de la información del consumidor

No se debe utilizar esta información para decidir si se debe tomar este medicamento o cualquier otro. Solamente el proveedor de atención médica tiene el conocimiento y la capacitación para decidir qué medicamentos son adecuados para un paciente específico. Esta información no recomienda ningún medicamento como seguro, eficaz o aprobado para tratar a ningún paciente o enfermedad. Es solamente un breve resumen de información general sobre este medicamento. NO incluye toda la información sobre los usos, las instrucciones, las advertencias, las precauciones, las interacciones, los efectos secundarios o los riegos posibles que podrían aplicarse a este medicamento. Esta información no constituye asesoramiento médico específico y no reemplaza la información que usted recibe de su proveedor de atención médica. Debe hablar con el proveedor de atención médica para obtener información completa sobre los riesgos y los beneficios de tomar este medicamento.

Copyright

Todo el contenido está protegido por derechos de autor (copyright © 1978-2014) de Lexi-Comp Inc. o sus respectivos dueños. Todos los derechos están reservados.