Log in »

Propranolol (proe PRAN oh lole)

Pediatric Medication

Marcas estadounidenses

Hemangeol; Inderal LA; Inderal XL; InnoPran XL

Marcas canadienses

Apo-Propranolol; Dom-Propranolol; Inderal; Inderal LA; Novo-Pranol; Nu-Propranolol; PMS-Propranolol; Propranolol Hydrochloride Injection, USP; Teva-Propranolol

Advertencia

Productos que no sean el Hemangeol:

  • No deje de administrar este medicamento al niño en forma repentina. Si lo hace, puede producirse un dolor de pecho más intenso y, en algunos casos, tener un ataque al corazón. Es posible que la posibilidad sea mayor si el niño tiene determinados tipos de enfermedad cardíaca. Para evitar los efectos secundarios, es mejor que deje de tomar este medicamento lentamente según las indicaciones del médico. Llame al médico de inmediato si el niño tiene un nuevo dolor de pecho, si el dolor ha empeorado o si sucede algún otro problema de corazón.

¿Para qué se usa este medicamento?

  • Este medicamento se utiliza para tratar la presión arterial alta.
  • Este medicamento se utiliza para tratar los hemangiomas infantiles proliferantes.
  • Se le puede recetar este medicamento al niño por otras razones. Consulte al médico.

¿Qué debo informar al médico ANTES de que mi hijo/hija tome este medicamento?

Todas las presentaciones:

  • Si su hijo tiene alergia a este medicamento o a alguno de sus componentes.
  • Si su hijo es alérgico a algún medicamento como este o a otros medicamentos, alimentos o sustancias. Informe al médico acerca de la alergia y qué síntomas presentó su hijo, tales como sarpullido; urticaria; picazón; falta de aire; sibilancias; tos; inflamación de la cara, los labios, la lengua o la garganta o cualquier otro síntoma.

Hemangeol:

  • Si el niño nació prematuro y no ha alcanzado la edad corregida de 5 semanas.
  • Si el niño pesa menos de 4 ½ libras (2 kg).
  • Si el niño tiene asma o ha tenido problemas para respirar.
  • Si el niño tiene alguno de los trastornos siguientes: determinados problemas de corazón, latidos cardíacos lentos o presión arterial muy baja.
  • Si el niño tiene presión alta producida por un tumor de la glándula suprarrenal (feocromocitoma).
  • Si el niño tiene riesgo de nivel bajo de azúcar en sangre, como si el niño vomita o no puede aceptar alimentos.

Todas las demás presentaciones:

  • Si el niño tiene alguno de los trastornos siguientes: asma, bronquitis o si tiene pulso lento sin un marcapasos que funcione bien.
Esta no es una lista de todos los medicamentos o trastornos que pueden interactuar con este medicamento.
Informe al médico y al farmacéutico acerca de todos los medicamentos que use su hijo (sean estos recetados o de venta libre, productos naturales o vitaminas) y los problemas de salud que padezca. Debe verificar que sea seguro que su hijo tome este medicamento con todos sus otros medicamentos y problemas de salud. No empiece, interrumpa ni modifique la dosis de ningún medicamento que tome su hijo sin consultar antes al médico.

¿Hay algo que deba saber o hacer mientras mi hijo/hija toma este medicamento?

Todas las presentaciones:

  • Informe al dentista, cirujano u otro personal médico que el niño usa este medicamento.
  • El niño debe evitar las tareas o las acciones que requieren un estado de alerta hasta que usted observe cómo este medicamento afecta a su hijo. Estas son actividades como andar en bicicleta, practicar deportes o usar elementos como tijeras, podadoras de césped, motocicletas eléctricas, automóviles de juguete o vehículos motorizados.
  • Para reducir la probabilidad de sentirse mareado o perder la conciencia, procure que su hijo se levante lentamente después de unos pocos minutos cuando se siente o se recueste. Los niños deben tener mayor cuidado al subir las escaleras.
  • Pida que le controlen la presión sanguínea y el pulso con regularidad al niño. Hable con el médico del niño.
  • Este medicamento puede afectar ciertas pruebas de laboratorio. Asegúrese de que el médico y los bioquímicos sepan que su hijo toma este medicamento.
  • El alcohol puede interactuar con este medicamento. Asegúrese de que su hijo no tome cerveza, vino ni licor.
  • Si el niño fuma, consulte al médico.
  • Este medicamento puede ocultar los síntomas de bajo contenido de azúcar en la sangre. Consulte al médico.
  • Si el niño es diabético, vigile cuidadosamente el azúcar en la sangre.
  • Si su hijo usa epinefrina para tratar reacciones alérgicas muy graves, consulte al médico. Es posible que la epinefrina tampoco funcione mientras su hijo tome este medicamento.
  • Si el niño está tomando este medicamento y tiene presión alta, consulte al médico antes de usar productos de venta libre que pueden elevar la presión. Algunos de ellos son: remedios para la tos y el resfriado, pastillas dietéticas, estimulantes, ibuprofeno o productos similares y ciertos productos naturales o suplementos.

Si su hija está embarazada o amamantando a un bebé:

  • Consulte al médico si su hija está embarazada, queda embarazada o está amamantando a un bebé. Tendrá que hablar acerca de los beneficios y los riesgos de utilizar este medicamento.

Hemangeol:

  • Este medicamento puede aumentar la probabilidad de embolia cerebral en algunos niños que tienen problemas muy graves con los vasos sanguíneos del cerebro. El riesgo es mayor en los niños con un hemangioma grande que afecta la cara o la cabeza. Consulte al médico.
  • Si está amamantando a su hijo, informe al médico sobre todos los medicamentos que está tomando. Determinados medicamentos pueden transmitirse al bebé mediante la leche materna e interactuar con este medicamento.

¿Cuáles son los efectos secundarios por los que debo llamar al médico de mi hijo/hija de inmediato?

ADVERTENCIA/PRECAUCIÓN: A pesar de que es muy poco frecuente, algunas personas pueden sufrir efectos secundarios muy graves, y en ocasiones mortales, al tomar un medicamento. Si su hijo presenta alguno de los siguientes signos o síntomas que pueden estar relacionados con un efecto secundario muy grave, infórmelo al médico de su hijo o busque ayuda médica de inmediato:

Todas las presentaciones:

  • Síntomas de una reacción alérgica tales como sarpullido; urticaria; comezón; piel inflamada, con ampollas o descamada con o sin fiebre; silbido en el pecho; opresión en el pecho o la garganta; problemas para respirar o hablar; ronquera inusual; o hinchazón de la boca, el rostro, los labios, la lengua o la garganta.
  • Mareos severos o desmayos.
  • Falta de aliento, mucho aumento peso, inflamación en los brazos o las piernas.
  • Pulso que no se siente normal.
  • Siente frío.

Hemangeol:

  • Sensación de irritabilidad.
  • Cambios en el color de la piel.
  • Fiebre o escalofríos.
  • Sibilancias o tos.
  • Piel pálida.
  • Se siente muy cansado o débil.
  • Este medicamento puede reducir los niveles de azúcar en la sangre. La probabilidad es mayor si su hijo no se está alimentando o si vomita. Alimente a su hijo de manera regular mientras le administre este medicamento. Informe al médico si su hijo tiene poco apetito. Si su hijo no se está alimentando debido a una enfermedad o vómitos, no administre este medicamento hasta que se alimente normalmente de nuevo, excepto que el médico se lo indique. Consulte al médico o busque ayuda médica de inmediato si su hijo presenta signos de bajo nivel de azúcar en la sangre como un color pálido, azul o violeta en la piel; sudoración; sensación de irritabilidad; llanto anormal; latidos cardíacos acelerados; latidos cardíacos que no parecen normales; una mala alimentación; una temperatura corporal baja; si duerme más de lo habitual; si tiene convulsiones o deja de respirar durante un tiempo breve.

Todas las demás presentaciones:

  • Si el niño tiene irritación severa en la piel.
  • Dolor de pecho nuevo o que empeoró.
  • Cambio notable en la habilidad de pensar lógica y claramente.
  • Alucinaciones.
  • Problemas o pérdida de la memoria.
  • Cambios de humor.
  • Sensación de ardor, adormecimiento u hormigueo fuera de lo común.
  • Cambio en la vista.
  • Contusión o hemorragia fuera de lo común.
  • Latído cardíaco lento.
  • Es posible que baje el nivel de azúcar en la sangre. Los síntomas pueden incluir mareos, dolor de cabeza, somnolencia, debilidad, temblores, pulso acelerado, confusión, hambre o sudoración. Tenga a mano tabletas de glucosa o glucosa líquida para cuando el nivel de azúcar sea bajo.
  • Puede producirse una reacción cutánea grave (síndrome de Stevens-Johnson/necrólisis epidérmica tóxica). Puede ocasionar problemas de salud graves que no desaparecen y, en ocasiones, la muerte. Obtenga ayuda médica de inmediato si su hijo presenta signos como enrojecimiento, inflamación, ampollas o descamación en la piel (con o sin fiebre); enrojecimiento o irritación en los ojos; o heridas en la boca, la garganta, la nariz o los ojos.

¿Qué otros efectos secundarios tiene este medicamento?

Todos los medicamentos pueden tener efectos secundarios. Sin embargo, muchas personas no padecen ningún efecto secundario o padecen solamente efectos secundarios menores. Llame al médico de su hijo o busque ayuda médica si al niño le molesta alguno de estos efectos secundarios o no desaparece:

Todas las presentaciones:

  • Diarrea o materia fecal blanda.
  • Incapacidad para dormir.
  • Vómitos.
  • Somnolencia.

Hemangeol:

  • Pesadillas.

Todas las demás presentaciones:

  • Mareos.
  • Estreñimiento.
  • Se siente cansado o débil.
  • Náuseas.
Estos no son todos los efectos secundarios que podrían ocurrir. Si tiene preguntas acerca de los efectos secundarios, llame al médico de su hijo. Llame al médico de su hijo para que lo aconseje acerca de los efectos secundarios.
Puede informar los efectos secundarios al organismo de salud de su país.

¿Cuál es la mejor forma de tomarlo?

Administre este medicamento según las instrucciones del médico de su hijo. Lea y siga al pie de la letra la dosificación que se indica en la etiqueta.

Todas las presentaciones:

  • Adminístrelo según las indicaciones de la receta, aun cuando su hijo se sienta bien.
  • Para sacar el mayor provecho de este medicamento, no permita que el niño se salte ninguna dosis.
  • Es posible que algunos medicamentos deban administrarse con alimentos o con el estómago vacío. Para algunos medicamentos, es lo mismo. Consulte con el farmacéutico sobre cómo administrar este medicamento a su hijo.

Todos los productos líquidos:

  • Mida cuidadosamente las dosis del líquido. Utilice el medidor que viene con el medicamento. Si no hay uno, pídale al farmacéutico una jeringa oral, gotero, cuchara de administración de medicamentos o bien, un vaso para medicamentos (solo para niños mayores).

Hemangeol:

  • No agite la solución.
  • Administre este medicamento directamente por la boca de su hijo. Si fuera necesario, este medicamento se puede mezclar con un poco de leche o jugo de fruta y administrarse en un biberón de bebé.
  • Administre este medicamento junto con una alimentación o inmediatamente después de esta.
  • Administre las dosis de este medicamento con una separación de al menos 9 horas.
  • La dosis de este medicamento puede requerir cambios a medida que el peso de su hijo cambia. Haga controlar el peso de su hijo con frecuencia. Consulte al médico antes de cambiarle la dosis.
  • Si su hijo escupe una dosis o si usted no está seguro de si recibió todo el medicamento, no le administre otra dosis. Espere hasta la próxima dosis de su hijo para administrársela nuevamente.

Cápsulas de acción prolongada:

  • Administre este medicamento con o sin comida, pero sea constante. Administre siempre con alimentos o siempre en ayunas.
  • El niño debe tragarla entera. Anime al niño a no masticar, romper o triturarla.

Inyección:

  • Este medicamento se administra por inyección.

¿Qué hago si mi hijo/hija olvida tomar una dosis?

Todos los productos orales:

  • Administre la dosis que olvidó lo antes posible.
  • Si ya casi es hora de la dosis siguiente, sáltese la dosis faltante y continúe con el horario habitual del niño.
  • No administre 2 dosis simultáneamente ni administre dosis adicionales

Inyección:

  • Llame al proveedor de salud médica del niño para obtener instrucciones.

¿Cómo debo guardar y/o desechar este medicamento?

Todos los productos orales:

  • Conserve a temperatura ambiente.
  • Proteja de la luz.
  • Mantener en un lugar seco. No conservar en un baño.

Hemangeol:

  • No congelar.
  • Deseche la porción no utilizada de solución luego de 2 meses.

Inyección:

  • Este medicamento se le administrará al niño en un hospital o consultorio médico. No conservará este medicamento en su casa.

Todas las presentaciones:

  • Mantenga todo medicamento fuera del alcance de los niños y las mascotas.
  • Pregunte al farmacéutico cómo se deben desechar los medicamentos no utilizados.

Afirmaciones generales

  • Si los síntomas o trastornos de su hijo no mejoran o si empeoran, llame al médico de su hijo.
  • No comparta el medicamento del niño con otras personas ni le de al niño el medicamento de ninguna otra persona.
  • Lleve consigo una lista de todos los medicamentos de su hijo (recetados o de venta libre, productos naturales, vitaminas). Entregue esta lista al médico del niño.
  • Hable con el médico de su hijo antes de administrarle cualquier medicamento nuevo, ya sea uno recetado o de venta libre, productos naturales o vitaminas.
  • Algunos medicamentos pueden tener otro folleto informativo para el paciente. Si tiene alguna pregunta sobre este medicamento consulte al médico de su hijo, el farmacéutico u otro proveedor de atención médica.
  • Algunos medicamentos pueden tener otro folleto informativo para el paciente. Consulte al farmacéutico. Si tiene alguna pregunta sobre este medicamento, hable con su médico, farmacéutico u otro proveedor de atención médica.
  • Si cree que ha habido una sobredosis, llame al centro de toxicología local o busque atención médica de inmediato. Prepárese para responder qué se ingirió, qué cantidad y cuándo.
  • Si cree que ha habido una sobredosis, llame al 1-800-222-1222 (American Association of Poison Control Centers [Asociación Estadounidense de Centros de Toxicología]), a su centro de control de las intoxicaciones local (http://www.aapcc.org), o a la sala de emergencias (ER) de inmediato.

Exención de responsabilidad y uso de la información del consumidor

No se debe utilizar esta información para decidir si se debe tomar este medicamento o cualquier otro. Solamente el proveedor de atención médica tiene el conocimiento y la capacitación para decidir qué medicamentos son adecuados para un paciente específico. Esta información no recomienda ningún medicamento como seguro, eficaz o aprobado para tratar a ningún paciente o enfermedad. Es solamente un breve resumen de información general sobre este medicamento. NO incluye toda la información sobre los usos, las instrucciones, las advertencias, las precauciones, las interacciones, los efectos secundarios o los riegos posibles que podrían aplicarse a este medicamento. Esta información no constituye asesoramiento médico específico y no reemplaza la información que usted recibe de su proveedor de atención médica. Debe hablar con el proveedor de atención médica para obtener información completa sobre los riesgos y los beneficios de tomar este medicamento.

Copyright

Registrados todos los derechos © 2014 Clinical Drug Information, LLC y Lexi-Comp, Inc.