Promethazine and Codeine

Pediatric Medication

Advertencia

  • Este medicamento puede generar problemas de respiración muy graves y, a veces, mortales. Llame al médico de inmediato si su hijo tiene respiración lenta o superficial, o dificultad para respirar.
  • No administre este medicamento a un niño menor de 6 años de edad. Puede causar dificultades respiratorias graves y, en ocasiones, mortales.
  • Este medicamento contiene un medicamento opioide en su composición. El uso de medicamentos opioides junto con un medicamento que contenga benzodiazepina u otros medicamentos que puedan causar mareos o volver lentas las acciones ha producido efectos secundarios graves. Los efectos secundarios que han ocurrido incluyen respiración lenta o problemas para respirar y la muerte. Los medicamentos con benzodiazepina incluyen aquellos como alprazolam, diazepam y lorazepam. Los medicamentos con benzodiazepina se usan para tratar muchos problemas de salud como ansiedad, problemas para dormir o convulsiones. Consulte con el médico.
  • Muchos medicamentos interactúan con este medicamento. Estos medicamentos pueden aumentar la posibilidad de efectos secundarios así como causar problemas respiratorios muy graves, y a veces mortales. Consulte al médico y al farmacéutico para asegurarse de que sea seguro que su hijo tome este medicamento con los otros que toma.
  • El alcohol puede interactuar con este medicamento. Asegúrese de que su hijo no beba alcohol.
  • Evite darle al niño otros medicamentos y productos naturales que retarden sus reacciones.
  • Obtenga ayuda médica de inmediato si su hijo no responde, no contesta o si reacciona de forma anormal, si tiene mucho sueño o mareos, se desmaya o si no despierta.
  • Algunos niños que tomaron codeína, luego de una cirugía de extracción de amígdalas o adenoides, presentaron problemas respiratorios graves y, en ocasiones, mortales. No se lo administre a un niño que se haya sometido a una de estas cirugías. Consulte con el médico de su hijo.
  • Incluso una dosis de este medicamento puede resultar mortal si la toma otra persona o si se toma por accidente, especialmente en el caso de los niños. Si otra persona toma este medicamento o si se toma por accidente, busque ayuda médica de inmediato.
  • Guarde los medicamentos en un lugar seguro. Mantenga todo medicamento fuera del alcance de los niños y las mascotas.

¿Para qué se usa este medicamento?

  • Se utiliza para aliviar la tos.
  • Este medicamento se utiliza para aliviar los síntomas de la alergia.
  • Este medicamento se utiliza para aliviar los síntomas del resfrío.

¿Qué debo informar al médico ANTES de que mi hijo/hija tome este medicamento?

  • Si su hijo tiene alergia a este medicamento o a alguno de sus componentes.
  • Si su hijo es alérgico a algún medicamento como este o a otros medicamentos, alimentos o sustancias. Informe al médico acerca de la alergia y qué síntomas presentó su hijo, tales como sarpullido; urticaria; picazón; falta de aire; sibilancias; tos; inflamación de la cara, los labios, la lengua o la garganta o cualquier otro síntoma.
  • Si el niño tiene alguno de los trastornos siguientes: afecciones pulmonares graves como asma o dificultad para respirar, altos niveles de dióxido de carbono en la sangre, o bloqueo o estrechamiento intestinal o estomacal.
  • Si el niño tiene apnea del sueño, hable con un proveedor de salud médica.
  • Si su hijo ha tomado ciertos medicamentos para la falta de ánimo (depresión) como isocarboxazida, fenelzina o tranilcipromina, o medicamentos para tratar otros problemas de salud en los últimos 14 días. Tomar este medicamento dentro de los 14 días de haber tomado esos otros medicamentos puede hacer que su presión arterial aumente demasiado.
  • Si su hijo está tomando alguno de estos medicamentos: linezolida o cloruro de metiltioninio.
Esta no es una lista de todos los medicamentos o trastornos que pueden interactuar con este medicamento.
Informe al médico y al farmacéutico todos los medicamentos que su hijo toma (sean estos recetados o de venta libre, productos naturales o vitaminas) y de los problemas de salud que padece. Debe verificar que sea seguro para su hijo tomar este medicamento con todos sus otros medicamentos y problemas de salud. No empiece, interrumpa ni modifique la dosis de ningún medicamento que tome su hijo sin consultar antes con el médico.

¿Hay algo que deba saber o hacer mientras mi hijo/hija toma este medicamento?

  • Avise a todos los proveedores de atención médica de su hijo que el niño toma este medicamento. Esto incluye a los médicos, enfermeras, farmacéuticos y dentistas del niño.
  • Este medicamento puede producir dependencia con el uso prolongado.
  • El niño debe evitar las tareas o las acciones que requieren un estado de alerta hasta que usted observe cómo este medicamento afecta a su hijo. Estas son actividades como andar en bicicleta, practicar deportes o usar elementos como tijeras, podadoras de césped, motocicletas eléctricas, automóviles de juguete o vehículos motorizados.
  • Para reducir la probabilidad de sentirse mareado o perder la conciencia, procure que su hijo se levante lentamente después de unos pocos minutos cuando se siente o se recueste. Los niños deben tener mayor cuidado al subir las escaleras.
  • Este medicamento puede aumentar las probabilidades de tener convulsiones en algunas personas, incluso en aquellas que ya han tenido convulsiones anteriormente. Hable con el médico para saber si su hijo tiene mayores posibilidades de tener convulsiones durante la administración de este medicamento.
  • Si el niño es diabético, vigile cuidadosamente el azúcar en la sangre.
  • Este medicamento puede afectar ciertas pruebas de laboratorio. Avise a todos los proveedores de atención médica y bioquímicos de su hijo que su hijo toma este medicamento.
  • Este medicamento no es para la tos provocada por el cigarrillo o la enfermedad pulmonar.
  • El niño puede quemarse con el sol más fácilmente. Evite el sol, las lámparas solares, las camas solares. Utilice filtro solar; vista al niño con ropa para protegerlo y anímelo a usar protección para los ojos.
  • El riesgo de sufrir efectos secundarios muy graves puede ser mayor en niños. Existen mayores probabilidades de que esto ocurra en niños con problemas respiratorios. Algunos niños a los que se les administró codeína presentaron problemas respiratorios mortales. Consulte con su médico.
  • Úselo con precaución en los niños. Hable con el médico.

Si su hijo es sexualmente activo o puede serlo:

  • Este medicamento puede provocar que los resultados de algunas pruebas de embarazo sean erróneos. Hable con el médico.

Si su hija está embarazada o amamantando a un bebé:

  • Informe a su médico si su hija está embarazada o queda embarazada. Deberá hablar acerca de los riesgos y beneficios de que su hija utilice este medicamento durante el embarazo.
  • El uso de este medicamento durante un período largo durante el embarazo puede provocar abstinencia en el recién nacido. Esto puede poner en riesgo la vida. Consulte al médico.
  • Informe al médico de su hija si esta está amamantando a un bebé. Este medicamento pasa a la leche materna y podría dañar al bebé.

¿Cuáles son los efectos secundarios por los que debo llamar al médico de mi hijo/hija de inmediato?

ADVERTENCIA/PRECAUCIÓN: a pesar de que es muy poco frecuente, algunas personas pueden sufrir efectos secundarios muy graves, y en ocasiones mortales, al tomar un medicamento. Si su hijo presenta alguno de los siguientes signos o síntomas que pueden estar relacionados con un efecto secundario muy grave, infórmelo al médico de su hijo o busque ayuda médica de inmediato:
  • Síntomas de una reacción alérgica tales como sarpullido; urticaria; comezón; piel inflamada, con ampollas o descamada con o sin fiebre; silbido en el pecho; opresión en el pecho o la garganta; problemas para respirar o hablar; ronquera inusual; o hinchazón de la boca, el rostro, los labios, la lengua o la garganta.
  • Signos de presión arterial alta o baja como dolores de cabeza o mareos muy graves, desmayos o cambios en la visión.
  • Dificultad para respirar, respiración lenta o superficial.
  • Respiración ruidosa.
  • Sensación de mucha somnolencia.
  • Confusión.
  • Latidos cardíacos rápidos o lentos.
  • Pulso que no se siente normal.
  • Estreñimiento severo.
  • Dolor severo de panza.
  • Problemas para orinar.
  • Se siente muy cansado o débil.
  • Piel u ojos amarillentos.
  • Problemas para controlar los movimientos corporales, contracciones musculares, cambios en el equilibro, problemas para tragar o hablar.
  • Alucinaciones (ver o escuchar cosas que no están allí).
  • Cambios de humor.
  • Agitación.
  • Zumbido en los oídos.
  • Convulsiones.
  • Hematoma o hemorragia sin motivo aparente.
  • Cambio en la vista.
  • Puede ocurrir un problema de salud grave y, en ocasiones, mortal, llamado síndrome neuroléptico maligno (SNM). Llame al médico de su hijo de inmediato si su hijo tiene fiebre, calambres o rigidez en los músculos, mareos, dolor de cabeza muy intenso, confusión, cambios en el pensamiento, latidos acelerados, latidos que no parecen normales o sudoración excesiva.
  • La administración de este medicamento ha producido un recuento bajo de glóbulos blancos con poca frecuencia. Esto puede generar un riesgo mayor de contraer una infección. Informe al médico de su hijo si, en alguna oportunidad, el niño ha presentado un recuento bajo de glóbulos blancos. Comuníquese con el médico de su hijo de inmediato si el niño tiene signos de infección como fiebre, escalofríos o dolor de garganta.

¿Qué otros efectos secundarios tiene este medicamento?

Todos los medicamentos pueden tener efectos secundarios. Sin embargo, muchas personas no padecen ningún efecto secundario o padecen solamente efectos secundarios menores. Llame al médico de su hijo o busque ayuda médica si al niño le molesta alguno de estos efectos secundarios o no desaparece:
  • Somnolencia.
  • Mareos.
  • Nerviosismo o excitabilidad.
  • Estreñimiento.
  • Náusea o vómito.
  • Boca seca.
  • Dolor de cabeza.
  • Acaloramiento.
  • Sudoración excesiva.
  • Se siente cansado o débil.
Estos no son todos los efectos secundarios que podrían ocurrir. Si tiene preguntas acerca de los efectos secundarios, llame al médico de su hijo. Llame al médico de su hijo para que le aconseje acerca de los efectos secundarios.
Puede informar los efectos secundarios al organismo de salud de su país.

¿Cuál es la mejor forma de tomarlo?

Administre este medicamento según las instrucciones del médico de su hijo. Lea toda la información que se le brinde. Siga todas las instrucciones con atención.
  • Administre este medicamento con o sin alimentos. Se debe administrar con alimentos si produce malestar estomacal.
  • Mida cuidadosamente las dosis del líquido. Utilice el medidor que viene con este medicamento. Si el medicamento no lo trae, pídale al farmacéutico un dispositivo para medir este medicamento.

¿Qué hago si mi hijo/hija olvida tomar una dosis?

  • Si su hijo toma este medicamento con regularidad, administre la dosis que falta tan pronto como lo recuerde.
  • Si ya casi es hora de la dosis siguiente, sáltese la dosis faltante y continúe con el horario habitual del niño.
  • No administre 2 dosis simultáneamente ni administre dosis adicionales.
  • Muchas veces este medicamento se administra según sea necesario. No lo administre a su hijo con una frecuencia mayor a la indicada por el médico.

¿Cómo debo guardar y/o desechar este medicamento?

  • Conserve a temperatura ambiente.
  • Proteja de la luz.
  • Mantener en un lugar seco. No conservar en un baño.
  • Guarde los medicamentos en un lugar seguro. Mantenga todo medicamento fuera del alcance de los niños y las mascotas.
  • Pregunte al farmacéutico cómo se deben desechar los medicamentos no utilizados.

Afirmaciones generales

  • Si los síntomas o trastornos de su hijo no mejoran o si empeoran, llame al médico de su hijo.
  • No comparta el medicamento del niño con otras personas ni le de al niño el medicamento de ninguna otra persona.
  • Lleve consigo una lista de todos los medicamentos de su hijo (recetados o de venta libre, productos naturales, vitaminas). Entregue esta lista al médico del niño.
  • Hable con el médico de su hijo antes de administrarle cualquier medicamento nuevo, ya sea uno recetado o de venta libre, productos naturales o vitaminas.
  • Algunos medicamentos pueden tener otro folleto informativo para el paciente. Si tiene alguna pregunta sobre este medicamento, hable con el médico de su hijo, enfermera, farmacéutico u otro proveedor de atención médica.
  • Si cree que ha habido una sobredosis, llame al centro de toxicología local o busque atención médica de inmediato. Prepárese para responder qué se ingirió, qué cantidad y cuándo.

Exención de responsabilidad y uso de la información del consumidor

No se debe utilizar esta información para decidir si se debe tomar este medicamento o cualquier otro. Solamente el proveedor de atención médica tiene el conocimiento y la capacitación para decidir qué medicamentos son adecuados para un paciente específico. Esta información no recomienda ningún medicamento como seguro, eficaz o aprobado para tratar a ningún paciente o enfermedad. Es solamente un breve resumen de información general sobre este medicamento. NO incluye toda la información sobre los usos, las instrucciones, las advertencias, las precauciones, las interacciones, los efectos secundarios o los riegos posibles que podrían aplicarse a este medicamento. Esta información no constituye asesoramiento médico específico y no reemplaza la información que usted recibe de su proveedor de atención médica. Debe hablar con el proveedor de atención médica para obtener información completa sobre los riesgos y los beneficios de tomar este medicamento.

Copyright

© 2017 Wolters Kluwer Clinical Drug Information, Inc. y sus licenciantes y/o afiliados. Todos los derechos reservados.

Last Updated