La actividad sexual durante el tratamiento contra el cáncer: Información para mujeres

En esta información se brinda orientación a las mujeres sobre la actividad sexual durante el tratamiento contra el cáncer.

La mayoría de las mujeres puede tener una vida sexual activa durante el tratamiento contra el cáncer, pero es importante que sea de forma segura. Si tiene preguntas sobre la información a continuación, hable con el médico o enfermero. Si tiene inquietudes sobre cómo seguir estas sugerencias según su religión, le recomendamos que hable con su guía religioso.

Volver al principio

Use anticonceptivos para prevenir el embarazo

Es importante prevenir el embarazo durante el tratamiento contra el cáncer. Si se embaraza y el óvulo está dañado por la exposición a la radiación, a la quimioterapia o a otros medicamentos contra el cáncer, o si se expone un embrión o feto a esos tratamientos durante su desarrollo, posiblemente exista un mayor riesgo de aborto o defectos de nacimiento. El embarazo también puede impedir que se le hagan las mejores pruebas de diagnóstico y que reciba los mejores tratamientos contra el cáncer, porque podrían dañar al feto.

Si existe la posibilidad de que pudiera quedar embarazada, use anticonceptivos durante todo el tratamiento contra el cáncer. No confíe en que su pareja retire el pene antes de eyacular o en no mantener relaciones sexuales durante el período fértil de su ciclo menstrual (método del ritmo). Esos métodos no son eficaces para la prevención del embarazo.

Es importante elegir un método anticonceptivo que sea eficaz y se ajuste a su estilo de vida. Programe una cita con el proveedor de cuidados de la salud (HCP) que se encarga de su atención ginecológica y hable con ellos sobre la opción que sea más adecuada para su caso.

Sin importar cuál método elija, use el anticonceptivo según le indicaron o podría quedar embarazada. Si tiene problemas con el anticonceptivo, hable con su HCP para buscar otra opción.

Tipos de anticonceptivos

Anticonceptivo no hormonal

Los siguientes anticonceptivos no contienen hormonas y son seguros para la mayoría de las mujeres.

Dispositivo intrauterino de cobre (DIU)

El DIU de cobre es un dispositivo pequeño, con forma de T, que su HCP coloca en el interior de su útero. Puede permanecer puesto durante 10 años o puede quitarse antes. Los DIU de cobre pueden provocar un flujo de sangre más abundante durante los períodos menstruales, así que consulte con su oncólogo (médico del cáncer) para saber si eso es seguro para usted.

Condones masculinos

Los condones masculinos pueden prevenir el embarazo y protegerle de las infecciones de transmisión sexual (STI), incluso el VIH. Si ese es el único método anticonceptivo que usa, pídale a su pareja que utilice condones cada vez que practique sexo vaginal. Consulte la sección “Dispositivos de barrera” para obtener más información sobre la compra de condones y su uso.

Los condones femeninos no son eficaces para prevenir el embarazo.

Esterilización quirúrgica

La esterilización quirúrgica es un método anticonceptivo permanente para las personas que están seguras de que no desean tener (más) hijos. Un tipo de esterilización quirúrgica es la ligadura de trompas, que bloquea de forma permanente las trompas de Falopio. Otro tipo consiste en colocar un dispositivo dentro de las trompas de Falopio para bloquearlas.

Anticonceptivos hormonales

Estos métodos anticonceptivos contienen hormonas, una combinación de estrógeno y progesterona o solo progesterona. Los anticonceptivos hormonales son muy eficaces para prevenir el embarazo, pero no protegen contra las infecciones de transmisión sexual, incluso el VIH.

Los anticonceptivos hormonales no son seguros para quienes padecen algunas enfermedades, por lo que no son adecuados para todas las personas. No deben tomar anticonceptivos hormonales las mujeres que tienen un tumor sensible a las hormonas (como ciertos tipos de cáncer de mama), antecedentes personales o familiares de coágulos sanguíneos, antecedentes de migrañas con aura, insuficiencia hepática y quienes tienen más de 35 años y fuman. Hay otras enfermedades que también hacen que el uso de anticonceptivos hormonales no sea seguro, así que hable con su oncólogo y su HCP para ver si los anticonceptivos hormonales son adecuados para usted y cuál es el mejor tipo.

Existen diferentes tipos de anticonceptivos hormonales.

Píldora anticonceptiva

Estas píldoras se toman una vez al día. Si se saltea un día o más, la posibilidad de embarazarse puede aumentar.

Anticonceptivos inyectables (Depo-Provera®)

Se trata de una inyección que su HCP le administra cada 12 semanas.

Anticonceptivos implantables (Implanon®, Explanon®)

Es una varilla pequeña que su HCP le implanta debajo de la piel del brazo. Puede permanecer en el cuerpo durante 3 años o quitarse antes.

Dispositivo intrauterino (DIU LNG, Mirena®, Skyla®)

Es un dispositivo pequeño con forma de T que su HCP coloca en el interior de su útero, que libera la hormona progesterona. El DIU Skyla® puede permanecer puesto durante 3 años y el DIU Mirena® puede permanecer puesto durante 5 años, pero pueden quitarse antes.

Otras consideraciones

Después de que termine el tratamiento, siga usando anticonceptivos para evitar el embarazo.

  • Si está recibiendo quimioterapia o radiación dirigida a una zona cerca de los ovarios, siga usando anticonceptivos durante al menos 1 año después de finalizado el tratamiento. Eso da tiempo para que los óvulos dañados salgan del cuerpo.
  • Si recibe terapias dirigidas o inmunoterapia, el tiempo que deba usar anticonceptivos dependerá de los medicamentos que toma. Pregunte a su médico o enfermero durante cuánto tiempo debe seguir usando anticonceptivos después del tratamiento.

Si piensa tener hijos después del tratamiento, pregunte a su médico cuándo será seguro que comience a intentarlo. Según su situación, el médico podría recomendarle que espere más o menos tiempo.

Algunos tratamientos contra el cáncer pueden afectar la fertilidad (la capacidad para quedar embarazada naturalmente). Si tiene preguntas sobre esto, hable con su médico o enfermero.

Volver al principio

Cómo protegerse de infecciones

Si usted o su pareja mantiene relaciones sexuales con varias parejas y no usa dispositivos de barrera (consulte la sección “Dispositivos de barrera”), está en riesgo de contraer una infección de transmisión sexual, incluso el VIH. Además, determinados tratamientos contra el cáncer pueden causan un bajo recuento de células sanguíneas durante mucho tiempo, lo que podría aumentar el riesgo de contraer una infección. Su médico o enfermero le dirá si eso representa un problema para usted.

Para prevenir infecciones:

  • Lávese las manos y los genitales antes y después de practicar sexo vaginal, oral o anal.
  • Para protegerse de las infecciones de transmisión sexual (incluso del VIH), considere la idea de usar un condón cada vez que practique sexo vaginal, oral o anal durante el tratamiento, aun si está usando otro tipo de anticonceptivo.
    • Su pareja puede utilizar condones o usted puede usar condones femeninos. El condón femenino es una bolsa de poliuretano que se coloca en la vagina antes de la actividad sexual. No utilice un condón masculino y uno femenino al mismo tiempo. Los condones femeninos no son un método anticonceptivo eficaz, por lo que no debe recurrir a ellos para prevenir el embarazo.
  • Si utiliza juguetes sexuales, lávelos con jabón y agua caliente cada vez que los use.
  • Si se espera que su recuento de células sanguíneas sea muy bajo durante un período prolongado, es posible que el médico o enfermero le recomienden que utilice un dispositivo de barrera durante las relaciones sexuales, como condones o protectores dentales. Consulte la sección “Dispositivos de barrera” para obtener más información.
    • En algunas situaciones, es posible que su médico le recomiende que no tenga relaciones sexuales en las que haya penetración o contacto con membranas mucosas mientras su recuento de plaquetas sea bajo. Eso abarca el sexo vaginal, oral y anal, o introducir dedos, vibradores o juguetes sexuales en la vagina o el ano.
    • Durante ese tiempo, puede practicar con su pareja otras formas de mostrar afecto como abrazarse, acurrucarse, acariciarse y besarse la piel.
  • La quimioterapia y la radiación en la pelvis podrían provocar sequedad e irritación en la vagina. Esa condición puede causar dolor al practicar el sexo vaginal y provocar una infección. Si siente molestias en la vagina, utilice condones con un lubricante a base de agua. Pida a su enfermero información sobre los lubricantes y humectantes vaginales para tratar la sequedad vaginal. También es posible que quiera evitar el sexo vaginal hasta que el tejido sane.
  • Algunas mujeres presentan infecciones micóticas vaginales durante el tratamiento, sobre todo si toman esteroides o antibióticos. Los síntomas son comezón vaginal, irritación y flujo blanco y grumoso (como el requesón). Si cree que tiene una infección micótica, evite la actividad sexual y llame a su médico o enfermero.

Si fue sometida a un trasplante de células madre, tiene un mayor riesgo de contraer una infección varios meses después del tratamiento. Hasta que su médico le indique que su sistema inmunitario se ha recuperado:

  • Utilice condones de látex cada vez que practique el sexo vaginal, oral o anal.
  • Póngase un condón o protector dental siempre que exista la posibilidad de que las secreciones vaginales, la saliva o el semen de su pareja le entren por la boca. Consulte la sección “Dispositivos de barrera” para obtener más información.
  • No realice ninguna actividad sexual en la que la boca pueda quedarle expuesta a heces.
Volver al principio

Considere tomar medidas para evitar la exposición de su pareja a la quimioterapia y otros medicamentos contra el cáncer

No sabemos cuánta cantidad de los medicamentos contra el cáncer entran en los fluidos vaginales de la mujer, o si eso representa un riesgo para la pareja sexual. Si eso le preocupa a usted o su pareja, quizás prefiera utilizar un dispositivo de barrera siempre que su pareja pueda tener contacto con sus fluidos vaginales. Puede utilizar condones cuando practica el sexo vaginal o anal, y un protector dental cuando recibe sexo oral. Eso evitará que su pareja, independientemente de la edad y el sexo, quede expuesta a la medicación que pueda haber en sus fluidos vaginales.

No sabemos durante cuánto tiempo pueden quedar esos medicamentos en los fluidos vaginales, pero podría utilizar dispositivos de barrera cada vez que reciba tratamiento contra el cáncer y durante una semana después.

Si es necesario, asegúrese de usar condones durante todo el tratamiento para el control de la natalidad o para protegerse de infecciones. Consulte la sección “Dispositivos de barrera” para obtener más información.

Volver al principio

Dispositivos de barrera

Condones

  • Puede comprar condones en cualquier farmacia. Recomendamos los condones de látex, pero si usted o su pareja son alérgicos al látex, utilice condones de poliuretano.
  • Los espermicidas no ofrecen mayor protección.
  • Puede usar condones lubricados o usar por separado un lubricante a base de agua o de silicona.
  • Antes de utilizar un condón, verifique la fecha de vencimiento que aparece en el envoltorio. Es más probable que los condones vencidos se rompan.
  • Cómo utilizar correctamente un condón (instrucciones para su pareja de sexo masculino):
  1. Tenga cuidado al abrir y manipular el condón. No abra el envoltorio con los dientes, tijeras u otros objetos cortopunzantes. No use el condón si está rasgado, quebradizo o duro.
  2. Espere hasta que el pene esté erecto para colocarse el condón.
  3. Mientras aprieta la punta del condón, deslícelo por el pene lo más que pueda. El espacio que queda en la punta es necesario para recoger el semen.
  4. Alíselo para sacar las burbujas de aire que pueda haber porque pueden hacer que el condón se rompa.
  5. Después de eyacular, pero antes de que el pene pierda la erección, sostenga la base del condón (donde está el anillo) y saque con cuidado el pene de su pareja para evitar que el semen se derrame.
  6. Deslice cuidadosamente el condón y tírelo a la basura.
  • El condón puede rasgarse si está demasiado apretado o salirse si está demasiado suelto. Si esto sucede cuando usted está teniendo relaciones sexuales vaginales y está en edad fértil, considere la idea de tomar un anticonceptivo de emergencia, en caso de no estar usando otro método anticonceptivo. Un anticonceptivo de emergencia puede ser levonorgestrel (Plan B®), también conocido como “la píldora del día después”.

Protectores dentales

  • El protector dental es una hoja delgada y rectangular de látex o de silicona con la que se cubren los genitales de la mujer que recibe sexo oral.
  • Se puede comprar por internet, obtenerlo en el Departamento de Salud e Higiene Mental de la Ciudad de Nueva York, o hacer uno con un condón.
  • Si desea hacer un protector dental con un condón, corte la punta y el costado de la funda para formar una lámina.
    • Tal vez le resulte conveniente evitar los condones con espermicida o lubricante, porque el gusto le puede resultar desagradable.
  • Para usar un protector bucal, sostenga la lámina sobre la vulva o ano mientras su pareja le practica sexo oral.
Volver al principio

Recursos

Programa de Medicina Sexual Femenina y Salud de la Mujer de Memorial Sloan Kettering (MSK)

Llame para obtener ayuda sobre cuestiones relacionadas con la función sexual de la mujer.

Sociedad Americana contra el Cáncer

Llame al 1-800-227-2345 para solicitar material impreso.

Congreso Estadounidense de Obstetras y Ginecólogos

www.acog.org/patients

Departamento de Salud e Higiene Mental de la Ciudad de Nueva York

Ofrece información sobre el uso de condones femeninos y masculinos.

Planificación familiar

www.plannedparenthood.org

Volver al principio

Díganos qué piensa

Díganos qué piensa

Sus opiniones nos ayudarán a mejorar la información que brindamos a los pacientes y cuidadores.

Questions En cierto modo No

Última actualización