5 razones por las que no debería esperar para recibir la vacuna contra la COVID-19

Español
Share
Print
Una mujer vacunando a un paciente

Shaifa Farooqui (izquierda) administra una vacuna a Billy Shaw.

Si le han ofrecido ponerse una de las vacunas contra la COVID-19, es natural que tenga preguntas o sienta inseguridad porque todavía estamos aprendiendo mucho sobre la COVID-19. Quizás esté pensando: “Estas vacunas se desarrollaron muy rápidamente. Prefiero esperar y ver si hay algún problema”.

Mini Kamboj

Mini Kamboj

Además, podría pensar que otras personas son más vulnerables que usted y merecen vacunarse primero.

Nuestra Jefa de epidemiología médica, Mini Kamboj, explica cinco razones por las que los funcionarios de salud pública dicen que no debe dudar en vacunarse cuando sea su turno.

Estamos en una carrera contrarreloj para frenar la mutación del virus.

Sabemos que las vacunas son extremadamente eficaces para prevenir que las personas se enfermen por la cepa actual del virus que causa la COVID-19. Mantienen a las personas alejadas del hospital. Previenen muertes.

Pero están surgiendo nuevas cepas en muchas partes diferentes del mundo con variantes que podrían propagarse ampliamente en los Estados Unidos en los próximos meses. Con el tiempo, las cepas nuevas podrían hacer que la vacuna sea menos eficaz.

Por lo tanto, cuantas más personas estén vacunadas y protegidas contra las cepas que circulan ahora, menos oportunidades habrá de que el virus siga propagándose y cambiando para ser más astuto que las vacunas.

Piénselo de esta manera: la pandemia es un incendio que arde. Puede extinguirse con la ayuda de las vacunas actuales, pero las variantes son como brasas que pueden flotar y escapar para iniciar nuevos incendios. Cuanto más hagamos ahora para apagar el fuego, más protegidos estaremos en el futuro.

Las cepas del virus mutado aún no son dominantes en este país, pero si se vuelven dominantes, será un contratiempo y tendremos que mejorar la vacuna.

Seis cosas que debe saber sobre las variantes del virus de la COVID-19
Los expertos de MSK le ayudan a comprender las noticias que podría estar escuchando sobre las nuevas variantes del virus que causa la COVID-19.
Volver al principio

Es poco común tener una reacción grave a la vacuna.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades están haciendo un seguimiento minucioso de todas las reacciones adversas. Desde el 16 de febrero, en los EE. UU. se han administrado más de 55 millones de dosis de las vacunas y no han surgido preocupaciones por reacciones adversas graves.

Es posible, especialmente después de la segunda dosis, que tenga efectos secundarios leves como dolor en el sitio de la inyección, fatiga, dolor de cabeza y dolor muscular. Pero estos síntomas no duran mucho, alrededor de uno a tres días. Son una parte natural de la reacción del sistema inmunitario a la vacuna. No todas las personas tienen efectos secundarios, por lo que no se preocupe si no los tiene. Pero para aquellas personas que tienen efectos secundarios, es una señal de que el sistema inmunitario está funcionando.

Volver al principio

Las vacunas contra la COVID-19 se encuentran entre las más eficaces en la historia de la medicina.

Se demostró que la vacuna Pfizer-BioNtech tiene una eficacia del 95 % en la prevención de la COVID-19 en las más de 40,000 personas estudiadas en los primeros ensayos. La vacuna Moderna tiene un 95 % de eficacia en un estudio en el que participaron 30,000 personas. La vacuna Johnson & Johnson/Janssen tuvo una eficacia del 85 % en la prevención de la COVID-19 grave en un estudio de 44,000 personas.

Tome la primera vacuna que se le ofrezca y protéjase temprano mientras el virus se propaga a niveles elevados.

Los resultados de los estudios sobre estas vacunas son asombrosos. Al comienzo de la pandemia, Anthony Fauci, director de los Institutos Nacionales de Alergias y Enfermedades Infecciosas, dijo que los funcionarios de salud pública buscarían aprobar cualquier vacuna que demostrara una eficacia de al menos el 50 %. Estas vacunas superan ese objetivo inicial.

El avance se produjo rápidamente porque los científicos tenían una ventaja. Los investigadores ya habían dedicado años en desarrollar vacunas para otros tipos de coronavirus. Las vacunas contra la COVID-19 se produjeron tan rápido porque la tecnología ya existía y su uso para desarrollar una vacuna para un nuevo virus se convirtió en una prioridad internacional, liberando miles de millones de dólares para garantizar la seguridad mientras todos se movían con urgencia para salvar vidas. Los organismos reguladores mejoraron algunos pasos en el proceso de autorización, pero las vacunas aún tenían que cumplir con los rigurosos estándares de seguridad y eficacia de la FDA.

Todo lo que sabemos ahora mismo sobre la eficacia y seguridad de las vacunas contra la COVID-19
Aprenda de la especialista en enfermedades infecciosas de MSK, Elizabeth Robilotti, sobre lo que necesita saber con respecto a las vacunas contra la COVID-19.
Volver al principio

El suministro de vacunas es limitado y su administración no se está implementando tan rápido como se esperaba.

Cuando las personas rechazan su invitación para vacunarse, el proceso se ralentiza aún más porque se deben encontrar a otras personas que cumplan con los criterios y programar una cita.

La vacunación se está implementando en fases para proteger primero a las personas más vulnerables. Cada día se administran más de un millón de dosis de vacuna en todos los EE. UU. Sin embargo, es un proceso complicado y a menudo frustrante que está regulado por los gobiernos a nivel estatal. Puede pensar que alguien más merece más esas preciosas dosis, pero al protegerse lo más rápido posible protegerá a otras personas también.

Volver al principio

Vacunarse es su mejor esperanza para volver a esos momentos que extrañamos tanto.

Cuantas más personas se vacunen, más rápido alcanzaremos la “inmunidad colectiva”, lo que significa que el virus ya no se propagará fácilmente de persona a persona. En ese momento es cuando todos podremos volver a hacer las cosas que amamos con las personas que amamos: abrazar a los abuelos, comer en restaurantes e ir a eventos deportivos. Podremos sentirnos seguros de nuevo.

Por todas estas razones, cuando le ofrezcan la oportunidad de vacunarse, diga “sí”.


2 de marzo de 2021


Otros recursos

Volver al principio