¿Qué deben saber los cuidadores sobre el cuidado de una persona con cáncer durante la pandemia de COVID-19?

Español
Share
Print
Mujer sentada y sonriente hablando con otra mujer sentada que está de espaldas a la cámara.

Los cuidadores enfrentan una serie desafíos adicionales para cuidar a alguien con cáncer durante el tiempo de COVID-19.

El cuidado de una persona con cáncer siempre es un desafío. Pero este rol puede ser incluso más difícil durante la pandemia de COVID-19. Es posible que deba tomar decisiones difíciles sobre cuándo salir mientras mantiene protegido a un ser querido, especialmente cuando las pautas están cambiando. La situación puede parecer abrumadora.

Allison Applebaum

Allison Applebaum

Como directora de la Caregivers Clinic de Memorial Sloan Kettering, la psicóloga Allison Applebaum regularmente brinda orientación a los seres queridos y amigos de las personas con cáncer. Ella explica que durante la pandemia de COVID-19, algunas cosas han cambiado radicalmente para los cuidadores, mientras que otras han permanecido igual.

¿Cómo pueden los cuidadores proteger a una persona con cáncer de COVID-19?

“La mejor manera para que los cuidadores mantengan a sus seres queridos a salvo de la COVID-19 es mantenerse a salvo ellos mismos”, dice la Dra. Applebaum. “Eso significa minimizar su propia exposición al virus”.

Es importante practicar el distanciamiento social, que requiere minimizar el contacto con otras personas fuera del hogar. Esto puede ser difícil porque los cuidadores suelen ser los que realizan actividades fuera del hogar, como ir a trabajar, hacer compras, recoger recetas y hacer otros mandados.

La Dra. Applebaum dice que debe estar atento al  lavado de manosfrecuente, toser y estornudar en la manga y no tocarse la cara con las manos sin lavar. Cuando cuide a su ser querido con cáncer, use una mascarilla, guantes o ambos.

“El hecho de que se sienta bien, no es motivo para bajar la guardia”, dice la Dra. Applebaum. “Es posible que un cuidador sin ningún síntoma propague la enfermedad a alguien en el hogar”

Volver al principio

¿Qué sucede si una persona en el hogar es diagnosticada con COVID-19?

Si a alguien en el hogar se le diagnostica COVID-19, es fundamental evitar que el virus se propague a otros, particularmente a la persona con cáncer. Las personas con cáncer a menudo tienen sistemas inmunitarios debilitados.

La Dra. Applebaum dice que esto significa que todas las personas en el hogar, no solo el cuidador o la persona con cáncer,  deben evitar el contacto con una persona infectada tanto como sea posible. “Aun si puede evitar el contacto con la persona infectada, es importante lavarse las manos con frecuencia y limpiar y desinfectar las superficies”.

MSK ofrece información detallada para los cuidadores sobre cómo hacer frente a la COVID-19 en casa. Hay también información de utilidad en el sitio web de los Centros para el control y la prevención de enfermedades.

Cómo hacer frente a la COVID-19 en casa: información para cuidadores
En esta información se explica qué hacer si cuida a una persona que tiene o que podría tener la COVID-19 en casa.
Volver al principio

¿Cómo pueden los cuidadores mantener a las personas con cáncer seguras si deben acudir al tratamiento u otras citas médicas?

A pesar de las recomendaciones de permanecer en el hogar del gobierno y de los funcionarios de salud pública, muchas personas con cáncer pueden necesitar salir del hogar para asistir a citas, como por ejemplo, para recibir tratamientos que no se pueden retrasar. La Dra. Applebaum dice que los cuidadores y los pacientes deben consultar con el médico sobre qué visitas son necesarias y qué tratamientos, procedimientos o cirugías podrían reprogramarse de manera segura.

Muchos centros oncológicos, incluido MSK, están ofreciendo televisitas como alternativa a algunas citas en persona. Una televisita consiste en que un proveedor de cuidados de la salud atienda y hable con el paciente a través de videollamada.

Para los pacientes que deben acudir a las citas en persona, es importante tomar todas las precauciones para evitar la exposición a la COVID-19, dice la Dra. Applebaum. Los cuidadores y los pacientes deben usar mascarillas y guantes. Evite el transporte público y, en su lugar, conduzca o tome un taxi o un servicio de transporte compartido. Use toallitas antibacterianas para limpiar las superficies que puedan haber sido tocadas por otra persona, incluidas las manijas de las puertas, los botones y el volante de los vehículos compartidos.

La mayoría de los centros médicos, incluido el MSK, actualmente prohíben a los cuidadores de las clínicas de pacientes hospitalizados y ambulatorios, excepto en ciertas circunstancias únicas, y esto puede ser angustiante tanto para los pacientes como para los cuidadores. “Sabemos que puede ser desalentador ir a una cita por su cuenta, o que su ser querido vaya solo, especialmente si nunca lo ha hecho antes, pero estamos aquí para ayudarle”, dice la Dra. Applebaum. “Contamos con personas que pueden ayudar a los pacientes a llegar al consultorio de su médico una vez que están dentro del hospital. También contamos con tabletas y otros dispositivos disponibles para los pacientes que deseen usar videollamada con sus cuidadores y seres queridos”.

Volver al principio

¿Cómo pueden los cuidadores lidiar con sentirse abrumados o aislados mientras están en gran medida atrapados en casa?

Tener que refugiarse en el lugar puede ser un desafío para los cuidadores, que tienen menos formas de desahogarse o participar en actividades que reducen el estrés. “El distanciamiento social puede hacer que los cuidadores se sientan cada vez más solos y aislados”, dice la Dra. Applebaum. “Ya se sienten ansiosos por un ser querido que padece cáncer y ahora se suman más temores a causa de la COVID-19”.

No existe una forma correcta o incorrecta de sobrellevar la situación y cada persona hace frente al estrés de diferente manera. “Es importante asegurarse de no guardar sus sentimientos, sino que debe compartirlos con un familiar, amigo o terapeuta de confianza. Es normal sentirse triste y ansioso en este momento, evitar estos sentimientos no es útil”, dice la Dra. Applebaum.

Además de salir a caminar o hacer otros ejercicios donde el distanciamiento social es posible, sugiere pensar sobre la situación inusual actual como una oportunidad de hacer las cosas para las que normalmente no tiene tiempo, como por ejemplo:

  • hacer una llamada o videollamada con un amigo o un ser querido
  • comenzar un nuevo pasatiempo o hacer una actividad que ya disfruta pero que no hace con frecuencia 
  • comenzar a hacer yoga u otras prácticas de meditación
  • estar completamente presentes para su ser amado con cáncer

Además, les recuerda a los pacientes y cuidadores que el autocuidado también puede incluir acciones simples, como apagar las noticias o colgar el teléfono o apagar la computadora cuando conectarse con otros se siente demasiado agotador.

Es normal sentirse triste y ansioso en este momento, y evitar estos sentimientos no ayuda".
Allison J. Applebaum psychologist
Volver al principio

¿Qué recursos hay para ayudar a los cuidadores?

Es muy importante para los cuidadores tener tiempo para cuidar de ellos mismos, incluso en medio de una pandemia. “Brindar cuidado a un ser querido con cáncer es un trabajo de tiempo completo y puede ser más desafiante ahora que nunca”, dice la Dra. Applebaum. “Los cuidadores deben estar atentos a las señales de que están siendo agobiados por su rol y pueden necesitar ayuda. Reconocer que necesita ayuda es un primer paso fundamental, y también lo es darse permiso de aceptar la ayuda”.

Hay muchos recursos para que los cuidadores se mantengan activos y reduzcan el estrés y la ansiedad durante la pandemia de COVID-19. Estos serían:

  • Videos de ejercicios preparados por los especialistas clínicos en entrenamiento físico del Servicio de Medicina Integral (Integrative Medicine Service) que lo guían por varios tipos de actividades. También hay videos de instructores de artes marciales de MSK sobre el tai chi, una forma suave de ejercicio que puede reducir la ansiedad.
  • Meditaciones guiadas que le ayudan a controlar el estrés, dormir mejor y relajarse.

Los servicios para cuidadores incluyen información, programas y apoyo para ayudarle en todo lo posible. Entre ellos se encuentran:

  • la Caregivers Clinic, con psicólogos y psiquiatras del Centro de Orientación de MSK que pueden brindar asesoramiento y manejo de medicamentos por teléfono para cuidadores.
  • un grupo de apoyo virtual especialmente para cuidadores.
  • un programa de apoyo que puede conectar a las personas con otros cuidadores y muchos otros recursos útiles.

“Los cuidadores juegan un papel increíblemente importante en la atención de pacientes con cáncer, quizás ahora más que nunca”, dice la Dra. Applebaum. “Todos nosotros en MSK queremos ayudarle y brindarle nuestro apoyo en este papel y ayudarlo a cuidarse, especialmente durante esta pandemia de COVID-19”.

Jim Stallard

Volver al principio