Por qué debe usar una mascarilla incluso después de recibir la vacuna contra la COVID-19

Español
Share
Print
Jefa de epidemiología médica, Mini Kamboj

Jefa de epidemiología médica, Mini Kamboj

Si se ha vacunado contra la COVID-19, quizá piense que ya no necesita usar una mascarilla ni practicar el distanciamiento social. Eso no es cierto. Estas son las razones por la que es tan importante que siga tomando medidas para protegerse a usted mismo y a los demás de la COVID-19.

El cuerpo necesita tiempo para que la protección de la vacuna haga efecto.

Las vacunas activan el sistema inmunitario para que produzca anticuerpos y movilice determinadas células para que esté preparado para luchar contra un virus como el de la COVID-19. Sin embargo, esto no ocurre de inmediato. Un estudio reciente publicado en New England Journal of Medicine demostró que la protección de la vacuna de Pfizer-BioNTech no comienza sino hasta 12 días después de la primera de las dos inyecciones.  En otras palabras, el ejército de células inmunitarias necesita un poco de tiempo para formarse adecuadamente.

“Es difícil medir la eficacia con precisión durante la etapa intermedia”, afirma la jefa de epidemiología médica de MSK, Mini Kamboj.  En el estudio, la vacuna de Pfizer no alcanzó su plena eficacia del 95 % sino hasta aproximadamente una semana después de la segunda inyección. La vacuna Moderna, que ha demostrado una eficacia del 94 %, tiene una demora similar después de la segunda dosis hasta ofrecer la máxima protección.  

“Con cualquiera de las dos vacunas, es muy importante ponerse las dos dosis, y se necesita tiempo para que cualquiera de ellas alcance su plena eficacia”, dice la Dra. Kamboj. “Hay que seguir extremando las precauciones incluso después de haber recibido las dos dosis”.

Volver al principio

A pesar de haberse puesto las dos dosis de la vacuna, es posible que siga siendo contagioso para otras personas.

En los ensayos clínicos en los que se probaron las dos vacunas, solo se analizó si protegían a las personas de contraer la COVID-19, pero no si las vacunas impedían que las personas contagiasen el virus. Esto se debió a que los científicos querían crear una vacuna segura y eficaz lo antes posible. Todavía no ha habido tiempo para estudiar otros aspectos, como la duración de la protección o si una persona vacunada puede transmitir el virus de la COVID-19 a otras personas. Por lo tanto, la conclusión es: nadie lo sabe todavía.

Es posible que la persona se vacune y que luego se infecte con la COVID-19 sin presentar síntomas. Si su sistema inmunitario no elimina por completo el virus, existe la posibilidad de que continúe transmitiéndolo a otras personas.

Todo lo que sabemos ahora mismo sobre la eficacia y seguridad de las vacunas contra la COVID-19
Aprenda de la especialista en enfermedades infecciosas de MSK, Elizabeth Robilotti, sobre lo que necesita saber con respecto a las vacunas contra la COVID-19.

Las vacunas previenen de manera eficaz que las personas enfermen de COVID-19, pero hay que esperar a que los investigadores sigan estudiando a las personas vacunadas para saber si estas pueden seguir transmitiendo el virus.

Hasta que se encuentre una respuesta a estas preguntas, es importante seguir tomando precauciones. Entre las precauciones, se pueden mencionar: evitar los lugares llenos de gente, lavarse las manos con frecuencia y mantenerse al menos a seis pies (1.8 m) de distancia de las personas que no viven en su casa.

Sí, también debe usar una mascarilla.  “Ninguna vacuna es 100 % efectiva, por lo que es factible que contraiga COVID-19 después de haberse puesto la vacuna”, afirma la Dra. Kamboj. “Sabemos que las mascarillas protegen a las personas de la infección, de modo que es importante que continúe usándolas por su propia seguridad y la de los que le rodean”.

Volver al principio

La amenaza de la COVID-19 no disminuirá hasta que tengamos inmunidad colectiva, lo que llevará tiempo.

Es posible que usted piense: “Bueno, seguiré usando la mascarilla por ahora, pero ¿cuándo podré dejar de hacerlo? ¿Podremos volver a vivir como antes?”.

Este tipo de frustración es comprensible, pero la COVID-19 sigue siendo muy peligrosa. Tenemos que mantener las prácticas de seguridad hasta que más personas tengan inmunidad y la probabilidad de que el virus circule sea muy baja. Esto ocurrirá únicamente cuando un gran porcentaje de las personas estén vacunadas o se hayan recuperado de una infección por COVID-19. Es difícil determinar qué porcentaje es necesario para lograr esta llamada inmunidad colectiva, pero muchos expertos creen que será alrededor del 70 %.

La inmunidad colectiva podría tardar meses o incluso años.  Muchos expertos creen que algunas restricciones podrían empezar a flexibilizarse este otoño, aunque es demasiado pronto para saberlo con seguridad. 

“La velocidad con la que se han desarrollado estas vacunas (y pronto habrá más en camino) ha sido increíble”, dice la Dra. Kamboj. “Se ha superado el difícil desafío científico. Ahora lo difícil es vacunar a la mayor cantidad posible de personas. Debemos seguir haciendo las otras cosas sencillas que sabemos que funcionan hasta que todos estemos a salvo”.


15 de enero de 2021


Otros recursos

Volver al principio