CancerSmart En Español: Infórmese sobre el cáncer colorrectal

Share
Print
VIDEO | 37:06
Show transcript

Buenas tardes. Me gustaría darles la bienvenida a todos ustedes que nos acompañan hoy aquí en el Centro de Ralph Lauren para el Cuidado de Cáncer a esta plática CancerSmart en español. Infórmese sobre el cáncer colorrectal. Yo soy Diane Reidy Lagunes, médica oncóloga especializada en cáncer colorrectal en el hospital Memorial Sloan Kettering.

Empezando en 2019, el Centro de Ralph Lauren para el Cuidado de Cáncer, se volverá un programa formal de Memorial Sloan Kettering gracias al apoyo constante de la fundación de Polo Ralph Lauren. Tanto MSK como la fundación de Polo Ralph Lauren están comprometidos a continuar su apoyo a la misión del Centro de Ralph Lauren y tienen planes de expandir los servicios que ofrecen actualmente.

Esta tarde hablaremos de los métodos más modernos para diagnosticar y tratar esta enfermedad. También veremos qué está detrás del preocupante aumento del cáncer colorrectal en los adultos jóvenes. Y ahora es un placer presentarles a nuestro panel. Conmigo está mi colega y amigo doctor Julio García Aguilar, cirujano y jefe del servicio colorrectal en MSK.

También con nosotros está Darío Cortés, un paciente de cáncer colorrectal que ha sido tratado por el doctor García Aguilar. Julio, vamos a empezar una breve introducción para decirles o darles a conocer a todos un poco más acerca de cáncer colorrectal. ¿Y cómo se desarrolla? ¿Cómo se pasa?

Bueno, el cáncer colorrectal es un tumor que crece dentro del colon y recto. Como sabes, el colon y el recto corresponde a los últimos cinco pies y medio del intestino, más o menos. Los cinco pies primeros es el colon, que es la parte más grande. Las últimas seis pulgadas más o menos corresponde al recto y es la parte que está justo por encima del ano.

El cáncer colorrectal se inicia como un crecimiento anormal dentro de la luz del colon, dentro del colon. Y éste pólipo, que todavía es un crecimiento benigno, si le dejamos crecer más, se convierte en un cáncer invasivo que puede penetrar a través del colon y que puede incluso extenderse a otros órganos, principalmente, el hígado y el pulmón.

OK. Y no sabemos por qué se crece. No sabemos por qué empieza ese pólipo.

La causa última esta desconocida. Hay algunas familias que tienen cierta predisposición a desarrollar pólipos y cáncer. Y que precisamente por eso vamos a tener que estar muy vigilantes y hacer pruebas de muestreo, de screening para detectar esos pólipos pronto.

Porque se puede prevenir. Si fueras a sacarle el pólipo, no se puede tener cáncer, ¿verdad?

Es una de las ventajas del cáncer de colon en comparación con otros cáncer, que si se encuentra cuando es un pólipo, como vamos a ver, se puede extirpar y prevenir que se convierta en un cáncer invasivo.

Claro. ¿Y hay síntomas? ¿Cuáles son los síntomas del cáncer colorrectal?

Quizá el síntoma más común de cáncer colorrectal es el sangrado rectal. Cualquier paciente que note sangre en las heces o al limpiarse cuando va al cuarto de baño debe consultar a su médico. Otros síntomas son el dolor abdominal, dolor en el abdomen.

También cambio en los hábitos intestinales. Si alguien desarrolla, sin una justificación, estreñimiento o diarrea, sin ninguna causa aparente. También debilidad y pérdida de peso. Los cánceres de colon y recto pueden perder sangre y causar anemia y esto causa debilidad a los pacientes. Y a veces otros síntomas, como necesidad urgente de ir al cuarto de baño, pueden ser todas estas manifestaciones de cáncer colorrectal.

Claro. Es muy importante conocer el cuerpo, ¿no? Cualquier cambio es algo que necesita por lo menos pasar a ver el médico y explicar.

Absolutamente.

Sí, claro. Y, Darío, cuando te diagnosticaron cáncer rectal en 2015 fue, ¿verdad?

2015.

¿Por cuánto tiempo tuviste síntomas? ¿Fue mucho tiempo? ¿O cómo fue?

Sí, yo creo que sí. Aproximadamente como un año antes, aproximadamente, con los síntomas que mencionaron en realidad el dolor y estar incómodo generalmente, la sangre. Y finalmente, me di cuenta que-- allá al perder mucho peso, no, mucha gente le dice a uno, ¿estás bien? No, no te sientes-- parece que estás-- me di cuenta que ya era algo más serio y cuando ya fui-- finalmente, llegué a Sloan Kettering y tuve la fortuna de conocer al doctor García Aguilar.

Ya en ese momento, ya tenía el cáncer. Entonces, casi-- yo diría entre 9 a 12 meses de duración. Y yo creo que lo que yo le aconsejaría a mucha gente, a muchos pacientes es que no se hagan la misma diagnosis ellos mismos porque uno piensa--

Eso es lo que nosotros todos-- ah, no es nada.

Es hemorroides, no.

Eso va a pasar.

Eso era lo que decía todo el mundo. Y no es hemorroides, era cáncer.

Nos da susto de aprender, ¿no?

Sí, es verdad.

Para cáncer, ¿no? Entonces, ¿cuál fue lo más que te preocupaba después del diagnóstico?

Pues, yo creo que la mortalidad es lo primero que uno piensa, ¿no? En ese momento dice, bueno, ya, ¿cuándo voy a vivir? ¿Cuánto tiempo voy a vivir? Lo segundo, tengo dos hijas y entonces uno piensa en su familia y mi compañera y todo el resto de la familia diciendo bueno, ya no voy a tener la oportunidad de compartir con ellos el resto de mi vida porque no voy a estar con ellos, ¿no?

Una de mis hijas se iba a casar en ese momento. Y digo, bueno, hoy no voy a ir a la boda. Entonces, todas esas cosas uno-- pero después, cinco minutos más tarde, llega el momento de sobrevivencia, del sentido de que hay que sobrevivir y entonces me puse todo el esfuerzo en tratar de recuperarme y llegar a un resultado positivo.

Eso nosotros escuchamos, a menudo, cosas así ¿no? Lo importante es tener plan.

Hay que tener un plan.

Si.

Exacto y ser muy positivo. Eso es muy importante.

Adelante.

Adelante, sí.

Exacto. Pues, yo creo que vamos a ver-- le vamos a enseñar una colonoscopia. Porque una colonoscopia es la forma de detectar el cáncer de colon. En esta imagen pueden ver el colonoscopio. Entonces, si pueden enseñarnos el video de cómo se puede pasar el colonoscopio. Aquí es. Julio, nos explica un poco de qué es.

Sí, el colonoscopio, como se veía en la foto anterior, es un instrumento. Es como un tubito largo y flexible, que se introduce por el ano y se avanza por todo el colon y nos permite ver estas imágenes. Eso es el interior del colon, lo que están viendo en la pantalla. Y entonces, el colonoscopio nos permite ver el recto y el colon entero. No solamente nos permite verlo, sino que nos permite, si vemos un pólipo, extirparlo, que es lo más importante de la colonoscopia.

OK. ¿Y eso es normal? No hay nada ahorita. Ahorita vamos a ver otro video que nos van a enseñar un pólipo. Y para confirmar, esta cosa se puede transformar en un cáncer. Ahorita no es cáncer, ¿verdad?

No. Tiene el aspecto de ser un pólipo benigno. Es un crecimiento que se ha producido en la pared del colon. Y como ven, a través del endoscopio que tiene un pequeño canal, pasamos un lazo, lo ponemos alrededor de la base del polyp. Pasamos una corriente eléctrica que lo cauteriza y lo corta. Y lo podemos extirpar. Si encontramos un pólipo en esta fase, se puede curar con el colonoscopio sencillamente cortándolo, como ven ahí. Y después, lo sacamos y se lo damos al patólogo para que lo mire y estar seguro de que es un pólipo benigno que aun no hay cáncer.

Hemos prevenido un cáncer. Es diferente que la mamografía, por ejemplo, que estamos buscando cáncer más temprano. Pero esto es una cosa para prevenir.

La ventaja del colonoscopio es que diagnosticas el pólipo, lo ves y lo quitas al mismo tiempo.

Sí. Según la recomendación de MSK, ¿cuándo debe uno hacerse un examen médico así, una colonoscopia?

MSK y todas las guías americanas recomiendan que todos los individuos, toda la gente incluso los que no tienen ningún síntoma, deben hacerse una colonoscopia a los 45 años, y dependiendo de lo que encuentre el gastroenterólogo o el médico que haga la colonoscopia, ya dirá a qué otro momento hay que hacércela. Pero hay que empezar a los 45 años.

En algunos casos, si hay historia familiar, si el padre o la madre o los hermanos han tenido cáncer de colon, puede que deban hacerse una colonoscopia a una edad más temprana, más pronto que 45 años. Eso depende del grado de parentesco. Si es tu padre, si es tu madre, si es tu tío y de la edad a la que ellos tengan el cáncer.

Es diferente porque antes era 50 años. Ya me toca a mí.

[RISAS]

Darío, algunas personas les da miedo o temor hacer este tipo de prueba. ¿Qué dirías a esas personas que no quieren o tienen reservaciones de hacerlo? La colonoscopia.

No, que es imprescindible hacerlo por empezar, ¿no? Es un proceso bastante fácil, simple, ¿no? Uno llega por la mañana-- yo creo que lo más difícil es todos los líquidos que hay que tomar la noche anterior, ¿no? Pero, en realidad, cuando uno hace el proceso es un proceso rápido.

Lo ponen a dormir con anestesia y uno no siente nada. Se despierta y después de una hora alguien lo tiene que llevar a su casa. Y en realidad, si la persona hace eso de antemano con anticipación, no tiene el problema que yo tuve, por ejemplo, ¿no? Entonces, yo creo que sí, que es muy muy importante que se hagan ese proceso porque es imprescindible para encontrar el cáncer.

Julio, si tenemos un paciente que le da muchísimo miedo, ¿hay otros métodos que podamos usar? Porque hay muchas cosas de marketing que pueden decir, ah, no, no, no se hace falta. Puedes hacer esto.

Sí, hay otras pruebas que nos pueden dar una indicación indirecta de que existe un problema en el colon como, por ejemplo, detectar sangre en las heces, sangre oculta, sangre que no se ve con los ojos. El doctor te puede dar unas tarjetitas en la que tú pones un poco de las heces y luego se ve si eso tiene sangre o no. Pero si la prueba es positiva, tienes que hacerte una colonoscopia.

Hay una forma más sofisticada de hacer eso que es-- ahora lo anuncian en televisión. Mandas un poco de las heces y un laboratorio dice si hay células cancerígenas presentes en las heces o no. Y eso también te obliga a hacerte una colonoscopia. Hay otras pruebas radiológicas, que se hace como un CT Scan, un escáner, del abdomen con un poco de contraste de aire dentro del intestino y permite ver si hay algún pólipo o no.

De nuevo, si se descubre que hay algún pólipo o algo que sugiere que hay un pólipo también te van a mandar a hacer una colonoscopia. Entonces hoy quizá la colonoscopia es el mejor test que tenemos, la mejor prueba para detectar los pólipos porque no solo los encuentras, sino que al mismo tiempo los puedes extirpar.

Yo creo que algunas veces tenemos que utilizar otras pruebas, pero, en general, yo creo que la colonoscopia es lo mejor.

Sí, estoy de acuerdo. Quiero recordarle a nuestra audiencia que, por favor, escriban sus preguntas en las tarjetas que están en los folders, que se les dieron antes de que el programa comenzara. Vamos a hablar un poquito ahorita de los tratamientos de cáncer colorrectal. ¿Cuáles son las opciones de tratamiento disponibles ahorita para pacientes con este tipo de cáncer, Julio?

Bueno, para muchos pacientes, yo diría que para la mayoría de los pacientes, el tratamiento más importante es la cirugía. Pero también hay algunos pacientes que empezamos el tratamiento con quimioterapia o radioterapia. Incluso hay ahora otras terapias como inmunoterapia para algunos pacientes muy seleccionados y lo que se llama terapias biológicas dirigidas con medicamentos nuevos, again, de nuevo, para algunos enfermos muy seleccionados.

Muy bien. Ahorita les quiero presentar la mejor enfermera del mundo porque trabaja conmigo. Es de nuestro equipo, Elizabeth Cruz. Elizabeth, ¿nos puedes decir un poquito de la quimioterapia y el tratamiento que usamos sistémico? Es decir, antes de cirugía o después.

Sí, claro. La quimioterapia es un medicamento que el oncólogo o el doctor le receta al paciente. Y es al paciente que tiene cáncer. Usualmente, cada vez que hablamos de quimioterapia o pensamos de quimioterapia, nos asustamos porque tal vez la experiencia que hemos tenido es un familiar que le han dado quimioterapia, se le cayó el pelo, se sintió muy mal. Pero no necesariamente todas las quimio son iguales. Y no todas tienen los mismos efectos secundarios.

Es importante la quimioterapia porque, como el doctor dijo, puede reducir el tamaño del cáncer antes de cirugía o después. La quimioterapia, gracias a Dios, ha sido bien sofisticada ahora con la ciencia y la tecnología. Y los síntomas son bastante controlados. Y los pacientes pueden trabajar mientras están en quimioterapia. Pueden usualmente tener una vida bastante normal y tener buena calidad de vida, junto con la ayuda de los doctores y sus enfermeras.

Perfecto. Muchas gracias. Ya con los medicamentos que tenemos para quitar la náusea, para hacer muchas cosas, se puede mantener una calidad de vida.

Exacto.

Sí, algunos días de descanso, pero--

Claro, no todo el mundo tiene los mismos-- reacción a la quimioterapia, pero sí, con medicamentos como antináuseas o algunas otras intervenciones como intervenciones alternativas y con su equipo médico, lo pueden ayudar a tolerarla bastante.

Muy bien. Y Julio, hay muchos tipos de cirugías, ¿no?

Sí.

¿Nos explicas un poco de cómo son?

Los principios de la cirugía son en la mayoría de los casos muy parecidos. Tenemos que resecar. Tenemos que extirpar el trozo del colon donde está localizado el tumor porque aparte del colon en sí mismo, hay que quitar los ganglios linfáticos que están alrededor del colon porque ahí--

Es la primera vez. El primer lugar, ¿no? Donde el cáncer se puede ir.

Exactamente. Es el primer lugar donde el cáncer se extiende. Entonces hay que quitarlo todo junto. Dependiendo del sitio del colon donde se encuentre el tumor, vamos a poder volver a pegar otra vez los trozos del intestino. Si está en el recto, muy cerca del ano, en ese caso, no vamos a poder conectar el intestino otra vez y vamos a tener que hacer una colostomía, que es lo que se muestra en esa diapositiva. Tenemos que quitar el final del colon, el recto, y hacer una bolsa de colostomía.

Sí, entendido. Entonces, muy importante es. Tenemos un chance, ¿no? Sacarlo bien. Es muy importante encontrar este cirujano, cirujana que sepa exactamente lo que tiene que hacer, ¿verdad?

Sí, es un tipo de cirugía compleja y sofisticada. Y es bueno ir a un centro donde te vaya a tratar un cirujano con experiencia en esta enfermedad.

Claro, con experiencia. Exacto. ¿Cómo determina la mejor opción de ostomía para sus pacientes? Es decir, ¿cuáles son los beneficios de cirugía robótica, por ejemplo?

La cirugía del colon, como digo, los principios son siempre los mismos. Pero cómo lo hacemos es diferente. Históricamente, solíamos hacer una herida grande en el abdomen para trabajar con nuestras manos dentro del paciente. Ahora hacemos cirugía mínimamente invasiva. Nosotros utilizamos el robot. Ponemos una cámara de televisión dentro del paciente y trabajamos desde fuera.

En este caso, yo no toco al paciente. Estoy trabajando con un instrumento a distancia y los brazos del robot dentro del paciente son los que cortan y los que hacen toda la disección. La ventaja de la cirugía mínimamente invasiva, ya sea con el robot o con la laparoscopia, es que el paciente tiene menos dolor después de la cirugía y la recuperación es más rápida.

También hay algunas complicaciones que son menores que con la cirugía que hacíamos abierta. Hay menos infección. Hay menos hernias, menos consecuencias a largo plazo de la cirugía.

Claro.

Es un tema que ha habido muchos avances y seguimos intentando mejorar los resultados.

Exacto. Sí.

Y sabes, y también, para añadir, en el caso mío, justamente, que el doctor me hizo la operación, ya veo el laboratorio donde yo estaba dormido. Pero, en realidad, la recuperación fue muy rápida. Yo creo que tuvo mucho que ver porque no hubo mucho corte, ¿verdad? Y era todo robótico y yo creo que me fui a las 24 horas del hospital. Ya me había regresado a mi casa.

Pues, no tiene cicatriz muy grande en--

Sí, la cicatriz son pequeñitas. Y le agradezco al doctor por hacer eso porque en realidad yo creo que en el pasado era una cirugía bastante fuerte, ¿no? Bastante seria y ahora es bien pequeña. Son cositas chiquititas, así nada más.

Sí. Y Darío, cuéntanos un poco de tu-- porque tienes ostomía. Cuéntanos de su historia?

Bueno, muy parecida. Yo creo que después de enterarme que tenía cáncer de colorrectal, hice la quimioterapia y radiación. Uno de los resultados de la radiación es que tuve una quemadura en el pelvis, bastante fuerte, porque es parte de la radiación. No se me cayó el pelo. [RISAS] A mucha gente-- muchos de mis compañeros--

Tienes mucho.

Sí, tengo mucho, gracias a Dios.

[RISAS]

Pero, no, muchos de mis compañeros, que estamos en la misma clínica en el mismo tiempo, a muchos se les cayeron el pelo y a mí, no. Así que ellos siempre, ¿por qué a ti no? No sé. Pero más importante, después de ese proceso, se me fue el cáncer, pero me regresó. Me regresó casi un año más tarde.

OK.

Entonces, en ese momento yo ya sabía-- el doctor García me había dicho de antemano que si esto no funcionaba, que había que hacer la cirugía. Entonces, en ese momento yo no tuve ninguna-- primero, alternativa, pero más importante, ya estaba psicológicamente preparado que este era el resultado final y para sobrevivir había que tener eso.

Y me resultó muy muy bien porque en realidad estoy muy bien. Tuve la oportunidad de ir a la boda de mi hija y estar con mi familia y viajar por muchas partes. Pero más importante, tener una calidad de vida buenísima que fuera de la impresión de la operación, la parte posterior es muy muy muy positiva.

Muy bien. De hecho, ahorita hablas con otros pacientes que van a pasar también con ostomía. ¿Qué les avisas?

Les digo lo mismo, que yo fui por ese proceso, que es mucho más fácil decirle cuando uno va por ese proceso que alguien que no ha estado, ¿verdad? Entonces, le digo que además-- primero la impresión es un poco fuerte, pero después hay que tener una actitud muy positiva a la vida. Y que hay que tomarlo con un plan de ataque bastante serio y después de hacerlo, hay que ser muy flexible.

Yo, hoy en día, viajo y tengo todas mis cosas preparadas para los viajes. Como dije antes, tengo un proceso de irrigación que es un proceso es como un enema de agua caliente, que lo hago por la mañana y ando todo el día totalmente con una curita, como si me hubiera cortado el dedo. Me lo pongo en el estómago y con eso funciono todo el día muy bien. Puedo ir a la playa.

Puedes ir a la playa.

Puedo ir a todas partes.

A nadar.

A nadar y hacer todo y sin la preocupación de que quién me está mirando, que quién-- pero ¿quién mira a alguien? Yo no le pregunto a nadie si tienen dentadura o si tienen un reemplazo de cadera o si tienen lentes de contacto o audífonos, nadie pregunta. Nadie me pregunta a mí.

¿Cirugía plástica? [RISAS]

Sí, sí. Verdad. Pero de verdad, así que hay que tomarlo muy muy positivo.

Claro que sí. Y sí hay avances. Nos explicaste un poquito de cómo Darío antes no tenía cirugía. ¿Es posible curar este tipo de cáncer sin cirugía?

Bueno, es algo nuevo, como tú dices. Por muchos años y todavía para muchos cirujanos, la cirugía es el único tratamiento del cáncer de colon y recto. Pero sobre todo en el cáncer de recto, estamos viendo que hay algunos tumores que pueden responder a la quimioterapia y radioterapia sin necesidad de cirugía.

Como digo, no son todos los tumores, son algunos. Eso lo discutimos con Darío. Intentamos destruir completamente el tumor y que desapareciese con la quimioterapia y radioterapia solo. En algunos casos lo logramos y tenemos algunos enfermos que llevan muchos años sin que el tumor haya vuelto a aparecer.

En otros casos, desafortunadamente, el tumor puede volver a crecer y en esos casos hacemos cirugía. Es un área que, bueno, estamos trabajando en MSK y en el Memorial somos bastante pioneros. Y yo creo que a medida que saquemos tratamientos nuevos y nuevos agentes de quimioterapia y perfeccionemos la radioterapia es posible que el número de pacientes que no necesiten cirugía aumente.

Qué bueno, sí. Y las buenas noticias son que el cáncer de colon en general está disminuyendo, ¿no? Está bajando. Pero algo que ha estado en nuestro alrededor aquí en MSK es que hay aumento de adultos jóvenes que están siendo diagnósticos, diagnosticados, perdón, con cáncer colorrectal. ¿A qué se debe? Lo que sabemos, ¿por qué?

No sabemos por qué, pero es un hecho que en los últimos 25 años el número de pacientes con cáncer-- globalmente, el número de pacientes con cáncer de colon y recto estaba descendiendo. La sobrevida era cada vez mejor. La mayoría de los pacientes con cáncer de colon y recto se curan, pero en los últimos años hemos empezado a ver en la consulta pacientes que aparecen a una edad muy temprana, pacientes con 20 años, 22, 24, 30 años.

Y eso nos ha llamado la atención. Y ya hemos comprobado que es una tendencia a nivel nacional. La causa no la sabemos aún, pero es una tendencia preocupante y que está haciendo cambiar incluso las recomendaciones para las pruebas de diagnóstico precoz, colonoscopia. Lo hemos bajado desde 50 años a 45.

Por esa razón, sí.

Por esa razón. Es un problema que nos preocupa.

Sí. Quiero enfatizar que los pacientes jóvenes que tienen que-- tienen que ser proactivos, ¿no? Entonces, solo ellos saben o conocen su cuerpo y si hay algo que sea mal, tiene que pasar a ver su médico. Definitivamente, si sufren sangre, cosas así, como has dicho antes.

Claro.

En marzo, de hecho, lanzamos el Centro de Cáncer Colorrectal con Inicio a una Edad Joven en el Centro de Cáncer de Memorial Sloan Kettering. Este centro funciona para abordar las preocupaciones que afectan a este base de pacientes. ¿Cuál fue la razón detrás de la creación de este centro? ¿Y qué es lo que ofrece?

Bueno, como te decía antes, no solamente yo, muchos otros compañeros la doctora Sarza, muchos otros, empezamos a ver pacientes cada vez más jóvenes y decidimos crear esta iniciativa para responder a las necesidades que tienen estos pacientes tan jóvenes. La necesidad de un paciente que tiene 20 años, 25, 30 años son diferentes que un paciente que tiene 70, 75.

Hay necesidades de otro nivel. Necesitan otro tipo de apoyo. Tienen todavía problemas de crear una familia, problemas de reproducción, problemas usuales más importantes, calidad de vida, apoyo emocional porque el diagnóstico, las consecuencias emocionales son más altas.

Entonces, esa fue una de las razones. Pero también una razón importante fue intentar hacer investigación, que es una misión de nuestro centro para entender por qué está pasando esto. ¿Por qué la gente joven ahora está desarrollando cáncer que antes no desarrollaba? ¿Cuáles son los factores?

¿Algo que ver con dieta? O con--

Bueno, no podemos-- hoy día no podemos decir un factor en concreto, pero parece ser que no solamente es un tema hereditario. Parece ser que es un tema en el que factores ambientales.

Ambientales, algo.

Algo que tiene que ver con con el medio ambiente, con la comida. Interacción de varios factores posiblemente contribuyen a que se esté viendo más cáncer en gente más joven, que antes no se veía.

Claro. Una teoría, no, es antibióticos que están dentro de la comida, cosas así.

Puede ser que todo cambie. Sí.

Elizabeth, nos explicas un poco cómo es ser enfermera de estos pacientes tan jóvenes. Hay diferencia, ¿no? En cuidarlos.

Definitivamente. Siempre con el programa de colorrectal apropiado para los jóvenes, les recomendamos siempre-- hacemos referidos para trabajadores sociales, nutricionistas que pueden ayudarlo con la dieta o recomendar diferentes productos para que ellos se sientan con poder de que están haciendo algo por sí mismos.

También, como el doctor dijo anteriormente, recomendamos también-- hacemos referidos para psicoterapia, psicólogos o hasta otros pacientes que han también tenido la misma experiencia. Porque sí necesitan mucho más apoyo, ya que tienen que trabajar, tienen una familia que tienen que cuidar. Tienen que mantener muchas diferentes cosas para poder manejar también el diagnosis de cáncer.

Claro que sí. Gracias. Quiero hablar un poquito con Darío acerca de la sobrevivencia de este cáncer. ¿Qué dirías ahorita ya después de este diagnóstico? ¿Ha cambiado la vida?

Sí, yo creo que sí. Uno cambia, no radicalmente, ¿no? Pero cambia la perspectiva de cómo ver la vida, de una vista mucho más lejana, ¿no? Por ejemplo, apenas terminé todo el proceso de cirugía, use el departamento de aquí de Sloan de extensión medicinal.

Interactiva.

Sí. Interactiva, perdón, la interactiva, sí. Ahí está la foto mía con mi familia. Es una de las cosas que era muy importante para mí. Pero, por ejemplo, empecé tratamiento de meditación porque es un proceso muy bueno psicológicamente, ejercicio, lo hago muy constante ahora. Siempre lo he hecho, pero ahora lo estoy haciendo más adecuado.

Pero yo creo, como dije anteriormente, que fuera del impacto psicológico, hay que tener una vista muy positiva a la vida, de continuar una vida positiva, continuar con una manera de continuar diariamente viendo cosas que uno no hubiera tenido la oportunidad de verlas.

La vida es frágil, ¿no?

Sí, la vida es muy frágil y muy corta. Entonces, hay que aprovecharla.

La vida es muy frágil y corta. Exacto. Sí, exacto. Bueno, ahorita vamos a responder a las preguntas de la audiencia, que nos dio al comenzar. Esta es para Elizabeth. Elizabeth, ¿qué tan importantes son la dieta y el ejercicio para prevenir la recurrencia de cáncer colorrectal?

La dieta balanceada es súper importante para-- no necesariamente tener una dieta súper estricta o una dieta de estas de fashion. Dietas balanceadas con su plato muy colorido, vegetales, frutas porque-- y reducir también comidas enlatadas, procesadas porque es un poco más difícil poder-- este, con comidas enlatadas y procesadas le puede aumentar el riesgo. So vegetales y frutas son los más recomendables. Y ejercicio también psicológicamente, físicamente también es muy saludable y muy positivo.

Pues, no hay una comida para prevenir o para tratar al cáncer, aunque nuestra familia siempre diga que tienes que comer esto o esto.

Yo sé que cuando el diagnosis del cáncer está presente, hay muchas personas que le dan muchas recomendaciones, que los tés, que las frutas específicas. No hay un tipo de comida que prevenga o elimine el cáncer. Es todo de balance.

Exacto. Y algunos dicen que la dieta alcalina puede prevenir o tratar el cáncer, la cual incluye muchas frutas y vegetales, ¿no? Entonces, nos explicas un poquito, ¿qué es dieta alcalina?

So no hay evidencia que diga que la dieta alcalina prevenga el cáncer o que lo cure. Pero sí la cosa positiva de la dieta alcalina es que sí consiste de muchas frutas y vegetales. Y eso es lo que sí recomendamos. No hay evidencia de que al-- o sea, la dieta alcalina u otras dietas prevengan el cáncer, desafortunadamente.

Gracias. Y, Julio, hay muchos mitos también sobre el cáncer, ¿no? Uno es la hidroterapia del colon. ¿Eso ayuda a prevenir el cáncer de colon? ¿O se puede tratar?

No, no hay ninguna evidencia de que la hidroterapia ayude. Y en algunos casos puede ser peligroso porque depende de cómo se aplique.

Exacto.

No hay ninguna evidencia de que ayude a prevenir el cáncer o de que ayude al tratamiento del cáncer.

OK. Entonces, el colon cleansing, no hay nada de eso.

Desafortunadamente, no parece que ayude.

¿Y qué tal el uso de la marihuana medicinal? Según el doctor Google, está tratando y curando el cáncer y ojalá fuera--

Bueno, de nuevo, no hay evidencia de que la marihuana cure el cáncer o prevenga que el cáncer reaparezca después de tratarlo. Pero, como mucha gente sabe, la marihuana puede ser utilizada para el tratamiento del dolor en pacientes con dolor de algunos tipos, dolor crónico, y para el tratamiento de algunos otros síntomas relacionados con el cáncer en sí o, a veces, con las consecuencias del tratamiento.

Claro.

Entonces, tiene un lugar, pero yo no basaría el tratamiento del cáncer de colon y recto de la marihuana solamente.

Estamos de acuerdo. Que nos ayuda, por ejemplo, con los pacientes que necesitan dormir mejor, quitar la náusea, quitar el dolor, pero--

Exactamente.

Sí. ¿Y cuál es la función de inmunoterapia? Nosotros hablamos mucho de la inmunoterapia en la prensa y todo. Dice que la inmunoterapia está curando cáncer. Para cáncer de colon, ¿ayuda?

En el cáncer de colon ayuda en un grupo muy pequeño de cáncer de colon. No todos los cánceres de colon son exactamente iguales. Cuando los miramos así a nivel molecular, hay unos cánceres de colon que son un poquito diferentes que los demás, como aproximadamente el 15% de esos tumores.

Y en ese grupo de cáncer colorrectal específico, que desde el punto de vista de cómo aparece es exactamente igual que los demás, no se puede distinguir mirándolo en el colonoscopio, lo tiene que distinguir el patólogo y los especialistas. Para esos tipos de tumores, la inmunoterapia es efectiva.

Sí.

Y lo estamos utilizando. Para los otros, la gran mayoría, el 85% aun no tenemos ninguna inmunoterapia, pero es un área de investigación y que esperemos que en el futuro podamos hacer algo al respecto.

Claro. Y la idea es ese es un medicamento que-- ¿qué es exactamente? ¿Cómo reacciona?

La inmunoterapia lo que hace es ayudar a nuestro propio sistema inmunitario a rechazar el tumor.

Las células blancas.

Exactamente.

Los tumores, por así decir, son muy inteligentes y aprenden a escaparse de nuestra propia-- del propio sistema inmunitario que tenemos para luchar contra infecciones y cosas de ese estilo. Entonces, los tumores desarrollan mecanismos para vencer al sistema inmunitario que trata de rechazarlos.

Y entonces, para ese tipo en concreto de tumores, hay algunos medicamentos que ayudan al sistema inmunitario, por así decir, a hacerse otra vez agresivos y pueden destruir el tumor. Es un área interesante que esperamos que en el futuro pueda utilizarse para tratar, no solamente un grupo pequeño de pacientes, sino muchos más pacientes.

Muy bien, gracias. Esa es una pregunta de Darío. para Darío. ¿Se había hecho la colonoscopia antes de ser diagnosticado?

¿Si la había hecho?

Si la había hecho antes, antes de tener síntomas.

Sí, yo la había-- eso es interesante porque durante el proceso de enterarme del cáncer, mi colonoscopia que yo la había hecho hace tres años anterior. Y generalmente cuando uno mira tres años, dice, bueno, en tres años está muy bien. No debe haber cáncer, pero en realidad sí lo tuve, que fue interesante. Que en tres años, el polyp--

El pólipo.

El pólipo, perdón, el pólipo en realidad creció, obviamente, bastante rápido, donde yo me di cuenta que al notar que en el trasero me salió un tumulto pequeñito, como un granito.

Un granito.

Pero bien fuerte, ¿no? Entonces, cuando lo fui a ver, me habían dicho, no aquí en Sloan Kettering, en otro lugar, me dijeron que era una hemorroides, que no me preocupara.

Entonces, al sacarlo y llevarlo a examinar, se dieron cuenta de que era--

Encontraron cáncer.

Encontraron el cáncer. Pero fue en un periodo de tres años. Es decir, que ciertas personas como yo, que ese proceso fue bastante acelerado, bastante rápido.

Claro. Y eso va en la próxima pregunta porque dice esta pregunta, ¿cómo se detecta este cáncer? Entonces, nosotros al empezar dijimos con colonoscopia, pero hay veces que también tienes que escuchar a tu cuerpo, ¿no?

Exacto.

Porque tuviste síntomas.

Sí, ya tenía todos los síntomas y yo creo que el episodio final fue el que mencionó el doctor anteriormente, que cuando el cáncer ya atraviesa el tejido del colon, entonces, ya empiezan los síntomas serios. Y en el caso mío, fui yo que lo detecté y le dije que lo sacaran y ahí se dieron cuenta que tenía el cáncer.

Sí. Y, Elizabeth, ¿cuáles son algunos de los recursos que le están ofreciendo a la comunidad de adultos jóvenes con cáncer colorrectal? Porque esto es un susto, ¿no?

Sí, claro.

En los jóvenes, ¿qué podemos hacer?

Programas como estos ayudan al conocimiento. El solo simple hecho de informarse de cómo el cáncer se puede detectar es una forma muy poderosa y el tener la información le ayuda a detectar o prevenir. También hay grupos de discusiones para adultos jóvenes.

Y también hay en nuestro-- en MSK, hay programas dirigidos para individuos de 18 a 30 años de edad, donde pueden conocer otros pacientes. También, como dije antes, trabajadores sociales, nutricionistas, psicoterapias. Junto con el equipo médico y sus enfermeras pueden ayudarlo a poder atravesar esta jornada.

Muy bien. Muchas gracias. Pues, así concluimos esta plática de CáncerSmart en español. Muchas gracias al doctor García Aguilar, a Darío Cortés y a Elizabeth por participar en el panel y a nuestra audiencia, este, por venir al Centro de Ralph Lauren para el Cuidado de Cáncer.

También nos gustaría agradecer a Diani Parras y Ettice Womble por abrir el Centro de Ralph Lauren para el Cuidado del Cáncer para este evento. Nuestra próxima plática de CáncerSmart va a llevarse a cabo en el MSK de Westchester, el jueves 4 de octubre a las 6:00. El tema será el cáncer del pulmón.

Por favor, visiten www.cancersmart.org para registrarse. También pueden encontrar más recursos y apoyo en páginas de Facebook y en nuestra página de Twitter. Muchas gracias.

[APLAUSOS]