Información sobre el síndrome de lisis tumoral (SLT)

Compartir
Tiempo de lectura: Información 2 minutos

En esta información se explica el síndrome de lisis tumoral (SLT), sus síntomas y su tratamiento.

El síndrome de lisis tumoral es una enfermedad que ocurre cuando las células tumorales se descomponen a medida que mueren. Cuando las células se descomponen, sus partes se liberan en el torrente sanguíneo. Esto provoca un cambio en algunos de los electrolitos en la sangre.

Normalmente, los electrolitos ayudan a que los nervios, los músculos, el corazón y el cerebro funcionen como deberían. Los cambios en los electrolitos pueden dañar los órganos, incluidos los riñones, el corazón y el hígado. En algunos casos, incluso puede provocar la muerte si no se lo trata. Estos cambios dañinos reciben el nombre de síndrome de lisis tumoral.

El síndrome de lisis tumoral puede ocurrir después del tratamiento contra un cáncer de crecimiento rápido. También puede tenerlo si no recibe tratamiento.

Para reducir el riesgo de tener el síndrome de lisis tumoral, puede hacer lo siguiente:

  • Permanezca hidratado. Trate de tomar 8 vasos (de 8 onzas o 240 ml) de líquidos todos los días.

  • Tome los medicamentos como se lo indiquen. Su proveedor de cuidados de la salud puede indicarle que continúe tomándolos después de que termine su tratamiento.

  • Hable con su equipo de atención médica. Dígales cómo se siente y si tiene alguno de los síntomas a continuación.

Esto ayudará a prevenir la insuficiencia orgánica (cuando los órganos dejan de funcionar). También le ayudará a evitar que sus electrolitos se desequilibren mucho.

Volver al principio

Síntomas del síndrome de lisis tumoral

El síndrome de lisis tumoral generalmente se presenta de 24 a 72 horas (1 a 3 días) después de que comienza el tratamiento. Puede durar hasta 7 días después del tratamiento. Esto son los síntomas del síndrome de lisis tumoral:

  • Malestar general (sensación general de incomodidad y falta de bienestar).

  • Náuseas (una sensación de que va a vomitar).

  • Vómito.

  • Diarrea (heces sueltas o aguadas).

  • Falta de apetito (no sentir hambre).

  • Convulsiones (sacudidas o rigidez del cuerpo que no puede controlar).

  • Latidos cardíacos anormales, como saltos o aleteos.

  • Fatiga (sentir más cansancio o debilidad que de costumbre).

  • Espasmos o calambres musculares.

Corre un mayor riesgo de tener el síndrome de lisis tumoral si padece un cáncer de crecimiento rápido. Esto incluye los cánceres de la sangre, como leucemias y linfomas.

También puede correr un mayor riesgo de tener el síndrome de lisis tumoral si sufre de otras enfermedades, como insuficiencia renal.

Asegúrese de informar a su equipo de atención sobre cualquier síntoma nuevo que pueda tener. Notar estos síntomas a tiempo reducirá el riesgo de sufrir efectos secundarios graves e insuficiencia orgánica. Cuando se trata el síndrome de lisis tumoral de manera temprana, este no provoca efectos a largo plazo.

En algunos casos, las personas no tienen síntomas. Si tiene riesgo de padecer el síndrome de lisis tumoral, su equipo de atención lo controlará de cerca y le dará tratamiento según sea necesario.

Volver al principio

Tratamiento para el síndrome de lisis tumoral

Su equipo de atención puede sugerirle que lo internen en el hospital. Algunos de sus tratamientos y seguimientos pueden incluir:

  • Hidratación por vía intravenosa (IV). Este tratamiento pone líquidos directamente en el torrente sanguíneo a través de una pequeña vía intravenosa que se inserta en el brazo.

  • Un electrocardiograma (ECG) para monitorear su corazón. Según sus resultados, es posible que le realicen telemetría continua (monitoreo cardíaco).

  • Medicamentos para ayudar a corregir el desequilibrio de electrolitos.

  • Extracciones de sangre más frecuentes de lo habitual.

  • Un catéter venoso central (CVC), si no tiene uno. Su equipo de atención médica le dará más información en caso de que necesite un CVC.

  • Medición de la cantidad de líquido que bebe y la cantidad que orina.

  • Cambios en la dieta (según el equilibrio de electrolitos).

  • En casos graves, es posible que necesite diálisis. La diálisis es el proceso de filtrar la sangre cuando los riñones no pueden limpiarla.

Volver al principio

Cuándo llamar al proveedor de cuidados de la salud

Comuníquese con su proveedor de cuidados de la salud de inmediato si:

  • Tiene preguntas o inquietudes sobre su enfermedad.

  • Tiene latidos más lentos o más rápidos de lo normal.

  • Tiene una temperatura de 100.4 °F (38 °C) o superior.

  • Tiene espasmos o calambres musculares.

  • Tiene sangre en la orina.

  • No ha orinado por más tiempo de lo habitual.

  • Se siente débil.

Volver al principio

Cuando llamar al 911

Llame al 911 o vaya a la sala de emergencias más cercana de inmediato si tiene una convulsión u otra emergencia.

Volver al principio

Díganos qué piensa

Díganos qué piensa

Sus opiniones nos ayudarán a mejorar la información que brindamos a los pacientes y cuidadores.

Questions En cierto modo No

Última actualización