Información sobre el procedimiento de colocación de sonda torácica

Esta información describe qué esperar si se le coloca una sonda torácica mientras esté en su habitación del hospital. Se puede realizar este procedimiento si usted tiene problemas para respirar debido a que hay aire o líquido alrededor de uno de sus pulmones.

Información sobre la sonda torácica

Una sonda torácica es un tubo flexible que se coloca entre las costillas, en el espacio entre la pleura visceral y la pleura parietal (el espacio pleural). La sonda torácica drenará el aire o exceso de líquido que haya en el espacio que rodea sus pulmones hacia un dispositivo colector (un recipiente plástico grande) (Véase la figura 1).

Figura 1. Sonda torácica y dispositivo colector

Figura 1. Sonda torácica y dispositivo colector

Volver arriba

Información sobre el procedimiento de colocación de sonda torácica

Este procedimiento normalmente se realiza en la habitación del hospital mientras usted está en la cama. Su proveedor de cuidados de la salud le controlará la frecuencia cardíaca, la presión arterial y los niveles de oxígeno durante todo el procedimiento.

Primero, se le hará una ecografía (exploración por imágenes que utiliza ondas de sonido para crear imágenes del interior de su cuerpo) mientras usted está en la cama. Su proveedor de cuidados de la salud utilizará la exploración para ver exactamente dónde colocar la sonda torácica. Luego, se le aplicará en esa zona una inyección de anestesia local (medicamento que adormece una zona del cuerpo).

Después de que la región quede entumecida, el proveedor de cuidados de la salud hará una pequeña incisión (corte quirúrgico). Se le colocará la sonda torácica en la incisión, entre las costillas y en el espacio que rodea los pulmones. Es posible que sienta un poco de presión cuando le estén colocando la sonda. Si siente molestias durante el procedimiento, dígaselo a su proveedor de cuidados de la salud.

Cuando la sonda torácica esté colocada, su proveedor de cuidados de la salud le hará una sutura (un punto) para que se mantenga en su lugar y cubrirá la zona con un vendaje. Luego, se le tomará una radiografía para asegurarse de que la sonda esté en el lugar adecuado.

Volver arriba

Mientras tiene la sonda torácica

Es posible que sienta molestias o dolor cuando pase el efecto del medicamento anestésico. En ese caso, dígaselo a su proveedor de cuidados de la salud. Ellos revisarán la sonda torácica y le darán un analgésico si es necesario.

El enfermero llevará un registro de la cantidad de líquido o aire que sale de la sonda torácica a lo largo del día. También le tomarán radiografías para controlar si la sonda está funcionando correctamente.

Cuidado de la sonda torácica

Es importante que la sonda no se tuerza o doble para que pueda drenar adecuadamente. Mantenga el dispositivo colector en posición vertical y por debajo de su pecho (véase la figura 1). Eso facilitará el drenaje.

Usted puede sentarse, recostarse y caminar mientras tiene la sonda torácica. Es importante no tirar de la sonda torácica cuando se mueva o camine. Pídale ayuda al enfermero para moverse.

Puede lavarse con una esponja mientras tenga colocada la sonda torácica. No se duche. Mantenga el vendaje limpio y seco. Avísele al enfermero si se moja, se afloja o se desprende.

Se le quitará la sonda torácica antes de salir del hospital. Su médico le dará más información sobre cuándo se la sacarán.

Volver arriba

Llame al médico o enfermero si:

  • Tiene mucha o cada vez más dificultad para respirar (falta de aire).
  • Aumenta el dolor del lado de la sonda torácica.
  • El dispositivo colector se le cae.
Volver arriba

Tell us what you think

Tell us what you think

Your feedback will help us improve the information we provide to patients and caregivers.

Questions Yes Somewhat No

Última actualización