Ataques cardíacos

Print

En esta información se explica lo que es un ataque cardíaco, incluso los indicios y la forma en que se diagnostica y se trata.

Acerca de los ataques cardíacos

Un ataque cardíaco (también conocido como infarto de miocardio), ocurre cuando se obstruye una de las arterias coronarias (los vasos sanguíneos que transportan la sangre al músculo cardíaco). Esto puede causar que parte del músculo cardíaco se debilite porque la sangre no puede circular hacia allí. Cuando parte del músculo cardíaco está débil, el músculo cardíaco no funcionará bien.

Volver arriba

Indicios comunes de un ataque cardíaco

Los siguientes son indicios de un ataque cardíaco. Es posible que tenga uno o más de estos síntomas:

  • Dolor, presión o molestia en el pecho
  • Dolor, hormigueo o molestia en los brazos, la espalda, el cuello, la mandíbula o el estómago
  • Dificultad para respirar mientras está en reposo y cuando hace actividad física leve, como caminar algunas cuadras o subir un tramo de escaleras.
  • Silbidos al respirar (chiflido o chillido cuando respira)
  • Sudor
  • Ritmo cardíaco rápido o irregular
  • Mareo o aturdimiento
  • Indigestión (ardor o molestia en el abdomen (vientre))
  • Náuseas (sentir que va a vomitar) con o sin vómitos. Este es el síntoma más común del ataque cardíaco en las mujeres.

‌ Si cree que está sufriendo un ataque cardíaco, llame al 911 inmediatamente. No vaya al hospital conduciendo. Los técnicos de emergencias médicas (EMT) pueden empezar a tratarlo de camino a la sala de emergencias más cercana.

Volver arriba

Cómo diagnosticar un ataque cardíaco

Existen diferentes exámenes que permiten diagnosticar un ataque cardíaco. Cuando llegue a la sala de emergencias, es posible que le hagan uno o más de los siguientes exámenes.

Electrocardiograma (ECG)

Un electrocardiograma mide la actividad eléctrica del corazón. Eso significa que mide cosas como la frecuencia de los latidos del corazón y muchos otros factores. Durante ese examen, su proveedor de cuidados de la salud le colocará sensores (electrodos) en el pecho, los brazos, las piernas o en todas esas partes. Los sensores mostrarán cómo está funcionando el corazón.

Análisis de sangre

Este análisis de sangre se realiza para verificar que haya una proteína llamada troponina, que se libera cuando el músculo cardíaco se daña.

Ecocardiograma

Un ecocardiograma es un examen de imagenología en el cual se utiliza ultrasonido (ondas sonoras) para tomar imágenes del corazón. Muestra qué tan rápido late y bombea sangre el corazón, y puede mostrar si hay algo malo en el músculo cardíaco o en las válvulas del corazón.

Prueba de esfuerzo

La prueba de esfuerzo le permite al médico verificar si el corazón recibe suficiente sangre cuando usted realiza esfuerzo o hace alguna actividad que hace que el corazón se esfuerce más. En esta prueba, posiblemente reciba medicamentos por vía intravenosa (IV) (una aguja que se coloca en la vena para administrar medicamentos) para aumentar el ritmo cardíaco y la presión arterial, tal como si estuviera haciendo ejercicio, o es posible que se le pida que haga ejercicio.

 

Cateterismo cardíaco y angiograma coronario

Este procedimiento muestra si alguna de las arterias coronarias está bloqueada.

Antes del procedimiento, recibirá un medicamento que le ayudará a relajarse. Durante el procedimiento, el médico le introducirá un catéter delgado (un tubo largo y flexible) en un vaso sanguíneo de un brazo o una pierna y lo desplazará hasta llegar al corazón. Esto se conoce como cateterismo cardíaco.

Una vez que el catéter se encuentra en el corazón, el médico introducirá un tinte especial a través del catéter. Se utilizará un aparato de rayos X para ver el tinte que sale del corazón y circula por las arterias coronarias. Esto se llama angiograma coronario.

Volver arriba

Cómo tratar y prevenir los ataques cardíacos

El ataque cardíaco puede tratarse con medicamentos, cateterismo cardíaco o cirugía. Muchos de los siguientes tratamientos también pueden prevenir ataques cardíacos en el futuro.

Medicamentos

Existen muchos tipos de medicamentos para tratar y prevenir los ataques cardíacos. Esos medicamentos funcionan de distintas formas. Los siguientes son algunos ejemplos, aunque hay otros. El cardiólogo (especialista del corazón) hablará con usted sobre cuál es el más adecuado para su caso.

Medicamentos sin receta

  • Aspirina. Este medicamento ayuda a evitar que las plaquetas formen coágulos de sangre y a reducir el riesgo de muerte después de un ataque cardíaco.

Medicamentos de venta con receta

  • Los inhibidores de la ECA hacen que los vasos sanguíneos se dilaten. Esto ayuda a que el corazón funcione mejor después de un ataque cardíaco y a disminuir la presión arterial. Algunos ejemplos son enalapril (Vasotec®) y lisinopril (Prinivil®).
  • Los anticoagulantes como heparin y enoxaparin (Lovenox®) diluyen la sangre y evitan la formación de coágulos.
  • Los medicamentos antiplaquetarios (similar a la aspirina) evitan que se formen coágulos de sangre en el interior de las arterias. Algunos de estos medicamentos son clopidogrel (Plavix®), prasugrel (Effient®) y ticagrelor (Brilinta®). Estos pueden prevenir una nueva obstrucción si se le colocaron stents. Para obtener más información sobre los stents, lea la sección “Cateterismo cardíaco” a continuación.
  • Los beta bloqueadores disminuyen el ritmo cardíaco y la presión arterial. Eso ayuda a reducir el esfuerzo que debe hacer el corazón. Ejemplos de ellos son carvedilol (Coreg®) y metoprolol (Lopressor®).
  • Los nitratos dilatan las arterias coronarias. Esto ayuda a que fluya más sangre hacia el músculo cardíaco y a aliviar el dolor en el pecho. Algunos ejemplos son nitroglycerin e isosorbide mononitrate (Imdur®).
  • Las estatinas reducen el colesterol. El exceso de colesterol en la sangre (colesterol alto) puede obstruir las arterias y predisponerle a sufrir un ataque cardíaco. Las estatinas reducen los depósitos de grasa en las arterias, lo que disminuye el riesgo de sufrir ataques cardíacos en el futuro. También ayudan a fijar los depósitos de grasa existentes (también llamados placas) a las paredes de las arterias, para que no se rompan y provoquen una obstrucción. Algunos ejemplos son atorvastatin (Lipitor®) y rosuvastatin (Crestor®).

Procedimientos y cirugías

A veces, es posible que necesite cuidados más avanzados después de un ataque cardíaco, como una angioplastia, la colocación de un stent o una cirugía.

Si sufre un ataque cardíaco mientras está en el Memorial Sloan Kettering (MSK) o necesita cuidados avanzados, es posible que lo trasladen a otro hospital. Su médico hablará con usted sobre el tratamiento que sea más adecuado para su caso.

Los siguientes son procedimientos que podrían realizarle después de sufrir un ataque cardíaco.

Cateterismo cardíaco y angiograma coronario

Durante el cateterismo cardíaco, se coloca un pequeño catéter en el interior de la arteria. Se coloca en una de las arterias de la muñeca (la arteria radial) o de la ingle (la arteria femoral).

El médico colocará un medio de contraste (un tinte que sirve para ver las arterias con más claridad) en las arterias coronarias a través de un catéter, para fijarse que no haya obstrucciones. Si se encuentran obstrucciones, el médico puede realizar una angioplastia.

Angioplastia coronaria y colocación de stent

Durante la angioplastia (que también se denomina angioplastia coronaria), el médico introducirá en la arteria que está obstruida un catéter delgado con un globo en el extremo. Cuando el catéter llegue a la obstrucción y esté colocado, el médico inflará el globo de manera que ejerza presión contra las paredes de la arteria. Esto dilata la arteria y mejora el flujo de sangre hacia el corazón.

También es posible que en ese momento el médico le coloque en la arteria un stent, que es una sonda metálica hueca que sirve para mantener abierta la arteria.

Cirugía de derivación coronaria

Durante la cirugía de derivación coronaria, el médico extirpará un vaso sanguíneo de otra parte del cuerpo como el brazo o la pierna, y la unirá a la arteria coronaria por encima y por debajo de donde está la obstrucción (véase la figura 3). Esto permite que la sangre eluda (rodee) la obstrucción.

Volver arriba

Cambios en el estilo de vida después de un ataque cardíaco

Las siguientes son formas de cuidarse después de haber sufrido un ataque cardíaco. Algunos son cambios de estilo de vida que pueden ayudarle a prevenir un nuevo ataque cardíaco.

  • Si fuma, intente dejar de fumar. Si desea dejar de fumar y le gustaría recibir ayuda, llame a nuestro Programa de Tratamiento del Tabaquismo al 212-610-0507. También puede pedirle información al enfermero sobre el programa.
  • Si tiene sobrepeso, trate de perder peso. Hable con el médico acerca de las maneras seguras de hacerlo.
  • Lleve una dieta sana que incluya muchas frutas y verduras. Para obtener más información, lea el recurso Common Medications Containing Aspirin and Other Nonsteroidal Anti-inflammatory Drugs (NSAIDs). Puede encontrarlo en nuestro sitio web, o puede pedírselo al enfermero. Si lo desea, también puede hablar con un dietista sobre su alimentación.
  • Hable con su médico de cabecera o con el cardiólogo sobre la forma de controlar otros problemas de salud (como la presión arterial alta, el colesterol alto y la diabetes), si los tiene.
  • Únase al programa de rehabilitación cardíaca. Es un programa que ayuda a mejorar la salud y el bienestar de las personas con problemas cardíacos. El mismo incluye:
    • Ejercicios seguros para la salud cardiovascular.
    • Educación sobre las formas de reducir el riesgo de sufrir otros problemas cardíacos.
    • Orientación para reducir el estrés, porque el estrés puede aumentar el riesgo de sufrir enfermedades cardíacas.

Para obtener más información y recursos, también puede visitar el sitio web de la American Heart Association.

www.heart.org/en/health-topics/heart-attack/heart-attack-tools-and-resources/patient-information-sheets-heart-attack

Volver arriba

Tell us what you think

Tell us what you think

Your feedback will help us improve the information we provide to patients and caregivers.

Questions Yes Somewhat No

Última actualización