Analgesia controlada por el paciente (PCA)

Esta información le ayudará a entender qué es la analgesia controlada por el paciente (PCA) y cómo utilizar la bomba de PCA.

Figura 1. Cómo utilizar la PCA

La PCA le ayuda a controlar el dolor al permitirle administrarse un analgésico. Utiliza una bomba computarizada para administrarle un analgésico en una vena (PCA IV o intravenosa) o en el espacio epidural, el cual se encuentra en la columna vertebral (véase la figura 1). El hecho de que tenga PCA intravenosa o epidural depende de lo que usted y su médico decidan que es adecuado para usted.

La PCA no es adecuada para todas las personas. Es posible que algunas personas no puedan usarla. Dígale a su médico si tiene las manos débiles o si cree que quizás tenga problemas para oprimir el botón de la PCA. Asimismo, antes de que reciba la PCA, dígale a su médico si tiene apnea del sueño. Es posible que esto afecte la forma en que le recetamos el medicamento. Las personas que estén confundidas o que no puedan seguir estas instrucciones no deben usar PCA.

Cómo utilizar la PCA

Para administrarse el analgésico, oprima el botón de la bomba cada vez que sienta dolor. La bomba administrará una dosis segura recetada por el médico.

Solo usted debe oprimir el botón de la PCA. Los familiares y amigos nunca deben oprimir el botón.

La bomba puede programarse para administrar el medicamento de 2 formas:

  • Según se necesite. Usted recibe el analgésico solo cuando oprime el botón. No le permitirá recibir más medicamento que el recetado. La bomba está configurada para permitir solo una determinada cantidad de dosis por hora.
  • De manera continua. Usted recibe el analgésico a un ritmo constante todo el tiempo. Esto puede combinarse con el modo “según se necesite”. Eso le permite recibir más dosis de forma segura si siente dolor.

Dígale al médico si la PCA no le ayuda con el dolor. También dígale al médico si el dolor cambia; por ejemplo, si empeora, si es diferente de como era antes o si siente dolor en otro lugar. Es posible que el médico pueda cambiarle el medicamento por otro que funcione mejor en su caso.

Volver arriba

Efectos secundarios

El analgésico que administra el PCA puede surtir efectos secundarios. Dígale al médico o enfermero si tiene alguno de estos problemas:

  • Estreñimiento
  • Náuseas o vómito
  • Boca seca
  • Comezón
  • Cambios en la vista, como ver cosas que no están
  • Somnolencia, mareo o confusión
  • Debilidad, entumecimiento u hormigueo en los brazos o las piernas
  • Dificultades para orinar
  • Cualquier otro efecto secundario o problema

Es posible que el médico pueda darle un medicamento diferente que surta menos efectos secundarios.

Volver arriba

Última actualización