Las personas embarazadas deben vacunarse: la información más reciente sobre la seguridad de las vacunas contra el COVID-19

Español
Share
Print
bebé recién nacido

La nueva evidencia sugiere que las vacunas contra el COVID-19 son seguras y eficaces para las mujeres que están embarazadas o en período de lactancia.

El 11 de agosto, los Centros para el Control de Enfermedades (CDC) recomendaron que las personas embarazadas se vacunen, según la revisión de datos recientes de seguridad de las vacunas del organismo. Esta nueva directriz complementa una recomendación anterior del Colegio Estadounidense de Obstetras y Ginecólogos (ACOG). 

Deborah Goldfrank, directora de Ginecología General de MSK, explica lo que debes saber sobre la seguridad y eficacia de las vacunas para las personas embarazadas, lactantes o que planean tener hijos.

¿Cómo pueden saber los médicos si las vacunas son seguras para las mujeres embarazadas?

Hay sólida evidencia de que las vacunas son seguras y eficaces para las mujeres embarazadas. Un estudio reciente demostró que el riesgo de aborto espontáneo no aumentó en personas que recibieron la vacuna de ARNm durante las primeras 20 semanas de gestación.

Un estudio de junio de 2021 publicado en el New England Journal of Medicine no encontró problemas de seguridad entre más de 35,000 personas embarazadas que recibieron las vacunas Pfizer-BioNTech o Moderna.

Con respecto a la vacuna Johnson & Johnson/Janssen, el ACOG emitió una declaración en la que enfatizaba que “todas las personas que cumplen con los requisitos, incluidas las embarazadas y las lactantes, puedan recibir una vacuna o serie de vacunas contra el COVID-19”. Sin embargo, las personas deben ser conscientes del riesgo muy poco común de un trastorno de la coagulación asociado con la vacuna Johnson & Johnson y que las otras vacunas autorizadas por la FDA están disponibles.

Volver al principio

¿De qué manera el COVID-19 es más peligroso para las mujeres embarazadas?

Según los CDC, las personas que están embarazadas y contraen COVID-19 tienen un mayor riesgo de sufrir complicaciones graves, como ser admitidas en la ICU, necesitar un respirador e incluso la muerte. También es posible que tengan un mayor riesgo de desenlaces clínicos adversos del embarazo, como un parto prematuro.

Volver al principio

¿Las vacunas protegen tanto a las mujeres embarazadas como a sus bebés?

Investigaciones recientes muestran que las mujeres embarazadas que están vacunadas no solo se protegen a sí mismas sino que también protegen a sus bebés.

Las mujeres embarazadas que recibieron las vacunas Pfizer-BioNTech y Moderna tenían anticuerpos contra el COVID-19 en la sangre del cordón umbilical y la leche materna, según el Journal of Obstetrics and Gynecology. También se informaron hallazgos similares en otras publicaciones médicas. Si bien estos estudios son preliminares, ofrecen pruebas alentadoras de que parte de la inmunidad de una madre se puede transmitir al bebé antes y después de que nazca. 

Esta investigación también se basa en un estudio anterior que concluyó que las mujeres embarazadas que se han recuperado del COVID-19 pueden transmitir su inmunidad. El estudio más reciente determinó que había más anticuerpos presentes en mujeres que habían sido vacunadas contra el COVID-19 que en mujeres que se habían recuperado del COVID-19.

Además, esta investigación confirmó que la vacuna es igualmente eficaz para las mujeres que están embarazadas en comparación con las que no lo están. Según el estudio, los niveles de anticuerpos después de la vacunación fueron los mismos en las mujeres embarazadas y lactantes en comparación con las que no estaban embarazadas.

Este estudio se encuentra actualmente en la etapa de revisión por pares.

Volver al principio

¿Las vacunas contra el COVID-19 pueden causar infertilidad?

A pesar de los alarmantes rumores que se propagan en las redes sociales, no hay datos que sugieran que la vacuna contra el COVID-19 afecte la fertilidad. Las vacunas contra el COVID-19 aprobadas no contienen virus vivos. No interactúan con el ADN ni lo alteran. Según los especialistas en fertilidad, no hay que evidencia que sugiera que estas vacunas aumenten el riesgo de infertilidad, abortos espontáneos en el primer o segundo trimestre, muerte fetal ni ningún defecto de nacimiento.

Además, debido a que las mujeres embarazadas tienen un mayor riesgo de tener COVID-19 grave, la vacunación es una protección importante para las personas que intentan quedar embarazadas.


11 de agosto de 2021


Otros recursos

Volver al principio