Memorial Sloan Kettering Comparte 5 Maneras de Reducir el Riesgo y Tratar el Cáncer de Mama

Español
Share
Print
Neil Iyengar, MD

Neil Iyengar, MD

Para destacar el inicio del Mes de Concientización del Cáncer de Mama, Memorial Sloan Kettering Cancer Center (MSK) compartió cinco consejos para ayudar a las mujeres a manejar la prevención, el diagnóstico y el tratamiento del cáncer de mama durante la crisis de salud mundial ocasionada por el COVID-19.

Estamos aquí para ti.

Comunícate con un Consejero de Cuidados al 800-525-2225

Programar citas en linea

En los Estados Unidos, alrededor de una de cada ocho mujeres desarrollará cáncer de mama en su vida. Esto incluye a más de 320,000 mujeres que serán diagnosticadas este año. Los expertos médicos temen que las muertes por cáncer aumentarán en 2020 debido a que la pandemia del COVID-19 obligó a las personas a quedarse en casa, lo que ocasionó un descenso significativo en la cantidad de mamografías y otros exámenes importantes que se realizan para detectar el cáncer en etapa temprana y mejorar las posibilidades de tratar esta enfermedad con eficacia, y a menudo curarla.

“Al considerar los desafíos que presenta esta pandemia, es fácil comprender por qué tantas mujeres pensarían dos veces antes de ir a un médico o clínica de diagnóstico”, comentó el Dr. Larry Norton, Director Médico del Evelyn H. Lauder Breast Center en MSK.“Pero los riesgos de no tratar un cáncer superan los riesgos de infección en un marco médico de calidad. Si quieres mantenerte saludable, nuestro mensaje es claro: no dejes de realizarte un examen de mama anual, avisa si notas un bulto u otro síntoma, y sigue los tratamientos adecuados”.

MSK compartió los siguientes consejos:

Los hospitales son seguros. No renuncies a tu examen de detección o tratamiento contra el cáncer

Durante la pandemia, el 40 por ciento de los adultos en los Estados Unidos han pospuesto o evitado sus tratamientos médicos y, como resultado, se han desplomado las cifras de los estudios de detección de cáncer. El número de citas médicas para estudios de cáncer de útero, colon y mama bajó entre 86 y 94 por ciento en marzo, cuando el COVID-19 obligó a muchas personas a quedarse en casa, según datos obtenidos de la empresa Epic, que realiza el seguimiento de historiales médicos. Para reducir un aumento en los diagnósticos de cáncer de mama, es esencial que las mujeres se sometan a exámenes periódicos de mamografía.

Los hospitales de todo el país, inclusive MSK, han tomado los pasos necesarios para garantizar que las visitas en persona sean seguras. Invitamos a que todas las mujeres cumplan con sus citas programadas para realizar sus mamografías y que no pospongan sus tratamientos contra el cáncer sin consultar a su equipo médico. “Si bien reconocemos que el distanciamiento social es una de nuestras mejores herramientas para controlar esta pandemia, el cáncer no ha dejado de propagarse”, dijo el Dr. Norton. “El cáncer debe ser diagnosticado y tratado adecuadamente. La gente puede mantenerse segura mientras se realizan estudios de detección y reciben tratamiento para el cáncer. Queremos que la gente se concentre en su salud de manera total, no solamente evitando el virus, sino también minimizando los peligros del cáncer”.

Volver al principio

Los adelantos actuales resultan en tratamientos menos invasivos

Con frecuencia, cuando se habla del tratamiento contra el cáncer, menos es más. La cirugía con conservación de mamas les permite a las mujeres someterse a procedimientos menos invasivos, evitar la hospitalización y volver a sus vidas cotidianas en menos tiempo. La quimioterapia, históricamente considerada como una piedra angular del tratamiento contra el cáncer de mama, podría ya no ser necesaria en casos de cáncer de mama con riesgo intermedio. La prueba Oncotype permite que las mujeres elegibles eviten este paso adicional de tratamiento. 

Cuando la quimioterapia es necesaria, puede ayudar a achicar los tumores antes de la cirugía, permitiendo la realización de un procedimiento menos invasivo. “Con el paso de los años, los enfoques del tratamiento contra el cáncer de mama se han personalizado al paciente, lo cual puede resultar en tratamientos que son más fáciles de tolerar y en una recuperación más breve”, comentó la Dra. Monica Morrow, Jefa del Servicio de Cirugía de Mama de MSK. “El tratamiento del cáncer nunca es sencillo o agradable, y por eso es esencial que hagamos todo lo posible para facilitar la cirugía y los tratamientos necesarios para los pacientes, sin sacrificar nuestra capacidad para curar la enfermedad”.

Volver al principio

No dejes tu rutina de ejercicios

Aunque los gimnasios recién están reabriendo sus puertas y el clima ha comenzado a enfriar en muchas partes del país, mantenerte activo es un componente esencial para el tratamiento y la prevención del cáncer. El ejercicio habitual puede traducirse en un menor riesgo de desarrollar cáncer de mama de un 20 a 30 por ciento. Hasta una caminata diaria de 20 minutos puede ayudar a reducir el riesgo de cáncer de mama, mientras alivia el estrés asociado a la pandemia.  

El ejercicio también puede ser importante para personas que son recién diagnosticadas con cáncer de mama. “Cada día hay más y más información sobre la creciente importancia del ejercicio después de ser diagnosticado con cáncer”, comentó la Dra. Jessica Scott, investigadora en fisiología del Servicio de Ejercicios Físicos Oncológicos. “Nuestras investigaciones siguen en marcha, pero sabemos que un aumento relativamente pequeño de ejercicios intensos puede beneficiar significativamente a los sobrevivientes de cáncer y a personas que están actualmente bajo tratamiento”.

Volver al principio

Entender tu riesgo genético

Cuando hablamos de la prevención del cáncer de mama, el conocimiento es una de las armas más poderosas a nuestra disposición. Además de saber si tu familia tiene un historial de cáncer de mama, podría ser importante hablar con tu médico acerca de la posibilidad de realizarte un análisis de sangre para saber si tienes más riesgo de padecerlo debido a tu genética. Aunque puede resultar abrumador descubrir que tienes un riesgo elevado, este conocimiento te permitirá tomar más medidas preventivas y a fin de cuentas mejorar tus probabilidades de evitar el cáncer de mama.

El Programa de Evaluación de Riesgos, Imágenes, Vigilancia y Educación (RISE, por sus siglas en inglés) de MSK fue creado para ayudar a las mujeres tomar un enfoque proactivo en cuanto a sus factores de riesgo. “Sabemos que la evaluación de riesgos y la vigilancia del cáncer de mama no es igual para todas las mujeres”, explicó la Dra. Melissa Pilewskie, cirujana y Directora del Programa RISE de MSK. “De la misma manera que personalizamos el tratamiento contra el cáncer de mama, debemos adaptar los programas de vigilancia y prevención al perfil de riesgo especifico de cada mujer”.

Volver al principio

Mantén hábitos saludables

El estrés de este ultimo año nos ha afectado de muchas maneras y es comprensible que algunas mujeres se hayan sentido inclinadas a adoptar o a volver a malos hábitos, como fumar, beber en exceso o ingerir una dieta no saludable. Dicho esto, estas actividades siguen siendo insalubres y pueden aumentar el riesgo de padecer cáncer de mama. De hecho, un estudio reciente arrojó que un tercio de los casos de cáncer de mama podrían provenir de problemas como la obesidad, el consumo de alcohol y la inactividad.  Cuan

do se trata de reducir el riesgo de cáncer de mama, y de vivir una vida saludable en general, existe poco margen para un estilo de vida regularmente insalubre. “A veces las personas no se dan cuenta de cómo la obesidad afecta su riesgo de padecer cáncer. Tenemos que empezar a pensar en lo perjudicial de ciertos alimentos, de la misma manera que pensamos en el tabaco: innecesario, adictivo y dañino”, comentó el Dr. Neil Iyengar, oncólogo médico de MSK. “Es de suma importancia que los mensajes en materia de salud pública específicamente comuniquen la conexión entre la obesidad y el cáncer”.

“En los últimos 10 años en los Estados Unidos, a pesar de mantener un índice de diagnóstico estable, la tasa de mortalidad por cáncer de mama ha descendido a un promedio anual de 1.9 por ciento. Esto se debe a una combinación de mejores diagnósticos mediante estudios de detección, y avances en tratamiento. Pero sabemos que podemos mejorar estas cifras si aumentamos los índices de detección y si más personas hacen ejercicio, comen bien y viven vidas saludables”, comentó el Dr. Norton. “Establecimos el Día de Concientización del Cáncer de Mama para que las personas vean que tienen el poder de conquistar esta enfermedad. Estos logros han sido constantes y considerables, pero no debemos permitir que esta pandemia frene nuestro progreso”.

Volver al principio