El papel de la imagenología

Español
Compartir
Español
Compartir
La radióloga Sandra Brennan, MBBCh, BAO, FRCR y la tecnóloga de mamografía intervencionista Elizabeth Mirabile de Memorial Sloan Kettering Cancer Center observando los escaneos en la pantalla de una computadora.

La radióloga Yolanda Bryce (derecha) y el supervisor de ultrasonido Van Castor forman parte de un equipo que brinda servicios de imagenología de alta calidad en MSK.

Los médicos usan pruebas de imagenología para ayudar a detectar y diagnosticar enfermedades, hacer recomendaciones de tratamiento adecuadas y monitorear la respuesta a la terapia.

En algunas pruebas de imagenología, como las radiografías y la tomografía computarizada (CT), se usa la radiación para capturar imágenes del cuerpo. Otras pruebas, como los ultrasonidos y las imágenes por resonancia magnética (IRM), no usan radiación. Debido a que los diferentes tipos de pruebas de imagenología brindan información diferente, no siempre son intercambiables.

Tu seguridad es una de nuestras principales preocupaciones. Si tienes que realizarte una prueba que requiera el uso de radiación, nuestros médicos tienen especial cuidado en reducir la dosis de radiación tanto como sea posible sin comprometer la calidad de las imágenes necesarias para la evaluación.

No pedimos una prueba a menos que esté justificada, lo que significa que el beneficio de hacerte el examen supera cualquier riesgo posible. Nos aseguraremos de tomarnos el tiempo para responder tus preguntas y aclarar cualquier inquietud que puedas tener sobre una prueba de imagenología determinada. Nuestro objetivo es obtener la mejor información posible para que podamos hacer recomendaciones informadas de diagnóstico y tratamiento y participar contigo en la toma de decisiones compartidas sobre tu atención.

Pruebas de imagenología comunes que usan radiación

Tomografía computarizada (CT)

Durante una tomografía computarizada, una máquina especial usa rayos X para crear una serie de imágenes computarizadas detalladas de zonas internas del cuerpo tomadas desde diferentes ángulos. Las imágenes tridimensionales revelan anomalías tanto en los huesos como en los tejidos blandos, incluidos órganos, músculos y tumores. En algunas tomografías computarizadas, se usa un material especial llamado medio de contraste para hacer que la zona del cuerpo que se está estudiando sea más fácil de ver.

Se puede usar una tomografía computarizada especial que utiliza dosis más bajas de radiación como herramienta de detección para algunas personas con alto riesgo de padecer cáncer pulmonar.

Pruebas de medicina nuclear

Las pruebas de medicina nuclear utilizan pequeñas cantidades de material radioactivo para diagnosticar enfermedades. La sustancia radioactiva se inyecta en el cuerpo, localiza células o tejidos específicos, incluidas las células cancerosas, y se une a ellos. Las imágenes se crean utilizando una máquina especial (como un escáner para TEP) que detecta la sustancia radioactiva, lo que ayuda a los médicos a encontrar el cáncer, ver hasta dónde se ha diseminado o medir qué tan bien está funcionando un tratamiento.

Escaneos óseos

Un escaneo óseo se usa para examinar los huesos en busca de daño causado por el cáncer que comenzó allí o que se diseminó desde otra parte del cuerpo. Se inyecta una pequeña cantidad de material radioactivo en una vena. Viaja a través del torrente sanguíneo, se acumula en los huesos y lo detecta un escáner, que crea imágenes de los huesos en la pantalla de una computadora.

Bone Scan Index May Help Determine Response to Prostate Cancer Treatment
Researchers at Memorial Sloan Kettering have shown the usefulness of a scale called the Bone Scan Index (BSI) for determining whether some prostate cancer patients are responding to therapy.
Tomografía por emisión de positrones (TEP)

Durante un escaneo TEP, se inyecta una pequeña cantidad de glucosa radioactiva (azúcar) en una vena. Luego, un escáner toma imágenes computarizadas detalladas de las zonas internas del cuerpo donde se usa la glucosa. Debido a que las células cancerosas a menudo usan más glucosa que las células normales, las imágenes pueden ayudar a los médicos a encontrar células cancerosas en el cuerpo.

En algunos casos, tu médico puede recomendar una exploración PET-CT integrada. Esto combina imágenes de tomografías TEP y tomografías computarizadas que se han realizado al mismo tiempo usando la misma máquina. Juntos, estos dos escaneos crean una imagen más completa de lo que está sucediendo en el cuerpo de lo que cualquiera de las pruebas puede ofrecer por sí sola.

Mamografía

La mamografía utiliza un sistema de rayos X de baja dosis para crear imágenes de la mama que permiten que los médicos detecten el cáncer. Los avances recientes en tecnología han ayudado a mejorar las imágenes que se producen. Por ejemplo, la mamografía digital captura imágenes de la mama que se pueden ver en la pantalla de una computadora y el software de detección asistida por computadora (CAD) puede buscar imágenes mamográficas digitalizadas para identificar áreas anormales de la mama que requieran un análisis adicional.

La tomosíntesis de mama es un sistema de mamografía que crea una serie de imágenes tridimensionales de la mama que mejora la capacidad del médico para detectar el cáncer de mama y hace que menos pacientes tengan que someterse a imágenes adicionales.

Radiografía

Las radiografías son la forma más antigua y más utilizada de imagenología médica. Esta prueba no invasiva consiste en exponer un área a una pequeña dosis de radiación para crear imágenes del interior del cuerpo.

Pruebas de imagenología comunes que no usan radiación

Imagen por resonancia magnética (IRM)

La resonancia magnética (IRM) utiliza ondas de radio y un imán poderoso conectado a una computadora para crear imágenes detalladas de áreas internas del cuerpo. Estas imágenes pueden mostrar la diferencia entre el tejido normal y el enfermo. La resonancia magnética produce mejores imágenes de los órganos y tejidos blandos que otras técnicas de exploración, como la tomografía computarizada o la radiografía.

Solo se consiguen imágenes de alta calidad si puedes permanecer perfectamente quieto y contener la respiración en momentos específicos mientras se graban las imágenes. La resonancia magnética puede tomar más tiempo que otras técnicas de diagnóstico por imágenes, y algunas personas, en particular los niños o las personas con ansiedad o miedo a los espacios cerrados, pueden tener dificultades para quedarse quietos durante la obtención de imágenes.

Los objetos metálicos y electrónicos pueden interferir con el campo magnético de la unidad de resonancia magnética. Debes informar al tecnólogo si tienes dispositivos médicos o electrónicos u otros objetos metálicos en el cuerpo, ya que pueden representar un riesgo, según su naturaleza y la fuerza del imán de la resonancia magnética.

Ultrasonido

Este procedimiento, que es seguro y no duele, produce imágenes del interior del cuerpo utilizando ondas sonoras de alta frecuencia. Las ondas de sonido se transmiten a través de un transductor, o sonda, que se coloca directamente sobre la piel en la zona que se debe examinar. Las ondas de sonido rebotan en los tejidos u órganos internos y forman patrones de eco que se muestran en la pantalla de una máquina de ultrasonido. Debido a que las imágenes, llamadas ecografías, se capturan en tiempo real, pueden mostrar la estructura y el movimiento de los órganos internos del cuerpo, así como la sangre que fluye a través de los vasos sanguíneos.