Cómo hablar con los niños sobre el COVID-19

Español
Share
Print
Madre e hijo hablando

Ser honesto con los niños sobre el COVID-19 garantiza que se sientan a salvo y protegidos.

La crianza de los niños es un desafío. La crianza de los niños cuando se padece cáncer es aún más desafiante. Y la crianza de los niños cuando se padece cáncer durante una pandemia global es extremadamente difícil. Nuevas rutinas han alterado los días de los niños, y el miedo y la ansiedad aumentan. La vida ya es estresante cuando un padre tiene cáncer. Pero hay medidas que estos padres pueden tomar para ayudar a calmar las preocupaciones de sus niños.

Los trabajadores sociales de Memorial Sloan Kettering Linda Mathew y Meredith Cammarata dirigen Cómo hablar con los niños sobre el cáncer. El programa ayuda a los padres con cáncer a hablar sobre la enfermedad con sus niños. Los trabajadores sociales recomiendan abordar el tema del COVID-19 con los niños de la casa, sin importar su edad.

“Los niños a menudo pueden sentir cuando algo anda mal en el hogar”, dice la Srta. Cammarata. “Así como hablamos de cáncer con los niños, ser honestos con ellos sobre el COVID-19 puede mejorar su sensación de seguridad y confianza en este momento incierto”.

La Srta. Cammarata y la Srta. Mathew comparten sugerencias de cómo hacerlo.

Talking with Children about Cancer
Learn about the Talking with Children about Cancer Program at Memorial Sloan Kettering.

1. Ten en cuenta la edad

La edad de un niño puede ayudarte a determinar qué información compartir y cómo compartirla. Aún así, sin importar la edad, lo que todos los jóvenes necesitan ahora es sentirse seguros y amados. Los niños pequeños (de 3 a 5 años) no entenderán mucho sobre el COVID-19. Es importante que la información que le demos sea simple y honesta. Para niños más grandes (6 a 12), la Srta Cammarata recomienda discutir los cambios en el hogar y dar lugar a las preguntas. Los adolescentes, también, podrían querer hacer preguntas. “Charla con ellos sobre qué medidas tu familia puede tomar para prevenir la exposición al COVID-19”, agrega la Srta. Cammarata.

Estas conversaciones son diferentes de las que un padre podría tener con sus niños sobre el cáncer, dice la Srta. Mathew. Tal vez puedes compartir que el virus es contagioso, a diferencia del cáncer, y que la familia está tomando muchas precauciones para mantenerse seguros.

Volver al principio

2. Brinda tranquilidad, pero permite la incertidumbre

Decir la verdad es lo más útil. “Recomendamos que los padres respondan preguntas sobre el COVID-19 honestamente”, dice la Srta Mathew. Esto significa no suavizar respuestas o dramatizar eventos actuales. Para las preguntas que no necesiten una respuesta directa, podrías decir: “Esa es una muy buena pregunta, y ahora mismo no tengo la respuesta”, mientras que al mismo tiempo deberías asegurarle a tu hijo que tú y la familia están haciendo todo lo posible para mantenerse seguros, como lavarse las manos y quedarse en casa. Esto les enseña cómo hacer frente a la incertidumbre y a confiar en sus propias capacidades.

Así como hablamos sobre el cáncer con los niños, ser honestos con ellos sobre el COVID-19 puede mejorar su sensación de seguridad y confianza".
Meredith Cammarata social worker
Volver al principio

3. Piensa como tu niño

El COVID-19 puede generar mucha ansiedad en adultos y niños por igual. Tratar de pensar como un niño puede ayudar a aliviar un poco su estrés. Por ejemplo, los niños pueden tener miedo de ver a sus padres u otras personas afuera usando mascarillas. Podrías explicarles que usar una mascarilla ayuda a proteger a las personas del virus. También puedes probarte una mascarilla dentro de casa para que tu niño esté más preparado para verlas afuera.

Volver al principio

4. Limita el consumo de noticias en la familia

“Mirar las noticias puede generar ansiedad, confusión y miedo”, dice la Srta. Mathew. Ella dice que los niños pequeños no deberían mirar las noticias y que si los adolescentes quieren verlas, deberían verlas con sus padres y hablar sobre ellas después.

Volver al principio

5. Pide ayuda

Es importante tener apoyo cuando lo necesites. Los trabajadores sociales en MSK del programa Cómo hablar con los niños sobre el cáncer son expertos en ayudar a los padres a comunicarse con sus niños sobre temas difíciles. Llama al 212-639-7029 para obtener más información.

— Meredith Begley

Volver al principio