Cómo preparar a su niño para una consulta de oftalmología en la clínica

Compartir
Tiempo de lectura: Información 6 minutos

En esta información se explica cómo preparar a su niño para una consulta de oftalmología en la clínica. En este recurso, las palabras “usted” y “su” se refieren a usted o a su niño.

Volver al principio

Cómo preparar a su niño para la consulta

Es muy importante ayudar a su niño a prepararse para la consulta. A los niños no les gustan las sorpresas en el consultorio del médico. Hacerles saber qué esperar puede ayudarlos a liberarse un poco del miedo y la ansiedad. En esta sección se explican algunas maneras de ayudar a su niño a prepararse para la consulta.

Antes de la consulta

Consulte a un especialista en vida infantil

Los especialistas en vida infantil son profesionales capacitados, expertos en el desarrollo infantil, que pueden guiarle a través del proceso de ayudar a su niño a prepararse para la consulta. Puede comunicarse con ellos al 212-639-8285.

Consulte al equipo de atención médica de su niño

Piense cuáles son los momentos de la consulta que pueden provocar más angustia al niño. Consulte al equipo de atención médica de su niño ante cualquier inquietud. Sus integrantes le pueden ayudar a apoyar a su niño durante la consulta.

Practique ejercicios de relajación

Los ejercicios de relajación son útiles para que los niños se relajen cuando se sienten nerviosos. Pueden practicar respiraciones profundas o tener a mano un objeto que puedan apretar cuando se sientan asustados. El especialista en vida infantil puede enseñarle a su niño ejercicios que puede hacer para relajarse durante la consulta.

Escriba sus preguntas

Piense en las preguntas que usted o su niño quieran hacerles a los enfermeros, al médico o al especialista en vida infantil. Anótelas en un bloc de notas y traiga el bloc el día de la consulta para recordar todas las preguntas.

Léale a su niño libros que tengan que ver con ir a ver al médico

Leer libros infantiles sobre ir a ver al médico puede ayudar a su niño a saber qué esperar de la consulta. También puede ayudarlo a hablar sobre sus sentimientos respecto de ser un paciente. Estos son algunos ejemplos:

  • Elmo Goes to the Doctor, de Sarah Albee
  • Baby Medical School: My Doctor’s Visit, de Cara y Jon Florance
  • We’re Going to the Doctor, de Campbell Books

Hable con su niño sobre qué puede esperar

Use palabras sencillas que su niño entienda para que pueda comprender qué esperar de la consulta.

A continuación hay algunos ejemplos de frases que puede utilizar para ayudar a su niño a prepararse para la consulta:

  • “Te pondrán gotas en los ojos. Son para que el médico pueda ver todas las partes de tus ojos”.
  • “Está bien que te sientas nervioso o asustado. ¿Qué te ayudaría a sentirte más tranquilo?”
  • “Todos están aquí para hacerte sentir mejor”.

Si para el examen ocular se le colocará anestesia (medicamentos que hacen que se duerma) a su niño, muéstrele una foto de la sala de examen (véase la figura 1).

También puede decirle:

  • “Te quedarás dormido luego de usar un medicamento para dormir. Te lo darán a través de una mascarilla que va en la cara. Puede que huela un poco mal, pero no tiene nada que pueda lastimarte”.
Figura 1. Sala de exámenes

Figura 1. Sala de exámenes

El día de la consulta

Recuerde que es posible que su niño no actúe del modo habitual durante la consulta. Puede sentirse nervioso, asustado o enojado. Téngale paciencia si se porta mal. El equipo de atención estará allí para apoyarlos a ambos.

Estas son algunas cosas que puede llevar consigo el día de la consulta para ayudar al niño:

  • El animal de peluche, juguete o chupete favoritos de su niño, o bien cualquier otro objeto que le haga sentir bien.
  • Aperitivos o refrescos para el niño para después de la consulta.
  • Un cochecito. Es posible que su niño tenga la visión borrosa luego de la consulta, por lo que es más fácil usar un cochecito.
  • Un bloc de notas para tomar notas durante la consulta.
  • Un teléfono o iPad para que su niño pueda reproducir su programa favorito o su canción favorita. Esto hará que él se sienta cómodo durante la consulta. También puede pedirle a su equipo de atención que sintonice un programa en el televisor del consultorio.

Después de la consulta

  • Dé al niño algo que pueda esperar después de la consulta, como por ejemplo una actividad divertida o un pequeño premio.
Volver al principio

Qué esperar de la consulta

Un especialista en vida infantil se reunirá con usted y su niño al comienzo de la consulta. El profesional hablará con el niño sobre su consulta, lo mantendrá tranquilo y relajado y hará actividades con él. El especialista en vida infantil estará allí para ayudarle. Usted y su niño pueden hacerle todas las preguntas que tengan. El especialista en vida infantil los apoyará a usted y a su niño durante la consulta.

Luego de reunirse con el especialista en vida infantil, el enfermero los buscará a usted y a su niño para revisar su estatura, peso y presión arterial. El niño realizará un examen ocular en el que leerá letras, números o verá imágenes de un cuadro. Los enfermeros podrían pedirle a su niño que se cubra un ojo a la vez para examinar cada ojo.

A continuación, el enfermero utilizará una máquina para determinar si su niño necesita anteojos recetados. Esta máquina se llama autorrefractor. Hay 2 tipos de autorrefractores en la clínica. Usted podrá acompañar a su niño durante este proceso.

  • Un tipo de autorrefractor se parece a una cámara. El enfermero lo sostendrá como si estuviera tomándole una foto a su niño. Mientras analiza los ojos del niño, el autorrefractor emitirá luces y sonidos similares al de un chirrido de pájaros. El niño mirará las luces directamente tal como lo haría si fuera una cámara normal.
  • El otro tipo de autorrefractor es una máquina cuyo interior mirará su niño. Su niño se sentará en una silla, colocará el mentón en el descanso de mentón y la frente en la barra que está delante de la máquina. Una vez que esté listo, mirará a través de las lentes de la máquina y verá diferentes imágenes, que se pondrán borrosas y se aclararán a medida que la máquina examina los ojos del niño.

Para ambos tipos de autorrefractores, el niño deberá sentarse lo más quieto posible.

A continuación, el enfermero le colocará 1 o 2 gotas en los ojos para que sus pupilas (punto negro en el centro del ojo) se dilaten (se ensanchen). Esto le facilita al médico la tarea de ver todas las partes del ojo. Estas gotas harán que su visión se ponga borrosa durante unas horas, por lo que puede que necesite ayuda para salir del hospital. De ser posible, tal vez quiera usar un cochecito.

Examen ocular con anestesia

Algunos niños podrían necesitar anestesia (medicamento para que se duerman) para su consulta. En esta sección se explica qué puede esperar durante la consulta si su niño debe recibir anestesia.

Si para el examen ocular le administrarán anestesia a su niño, es importante que siga las instrucciones de ingesta de alimentos y bebidas que el enfermero le haya enviado a usted. Si tiene preguntas, hable con su proveedor de cuidados de la salud.

Tras la colocación de las gotas oculares, usted y su niño pasarán a la sala de procedimientos. El especialista en vida infantil hablará con su niño sobre la anestesia y qué puede esperar.

El niño se acostará en la mesa de exámenes. El médico le colocará la mascarilla de anestesia sobre la boca y la nariz. Usted estará en la sala de exámenes hasta que su niño se quede dormido. El examen tardará de 15 a 30 minutos. Puede que tarde más tiempo si su niño debe hacerse otros exámenes o tratamientos. Si es el caso, el médico hablará con usted antes del examen o tratamiento.

La anestesia desaparecerá de 15 a 30 minutos luego de acabado el examen. Es posible que su niño se sienta triste o molesto hasta que la anestesia sea eliminada de su cuerpo. Poco a poco podrá volver a su dieta normal.

Tras hablar con el médico, usted y su niño podrán irse a casa.

Examen ocular sin anestesia

Algunos niños pueden hacer el examen ocular sin anestesia. Es posible que se sientan nerviosos, sobre todo si es su primera consulta. Es importante que todas las personas les tengamos paciencia durante la consulta. Si el examen se lleva a cabo sin anestesia, usted podrá acompañar a su niño en todo momento.

Tras la colocación de las gotas oculares, un técnico utilizará una máquina para tomar fotografías de los ojos del niño (véase la figura 2). La máquina recibe el nombre de máquina Optos ®. El niño mirará dentro de la máquina y verá luces verdes, rojas y azules. Deberá permanecer quieto y tratar de no parpadear mientras mira las luces. Cuando la máquina esté lista para tomar la foto, emitirá una luz brillante. Su niño no sentirá dolor durante este examen.

Figura 2. La máquina Optos

Figura 2. La máquina Optos

Si su niño también necesita una ecografía, usted y él pasarán a la sala de exámenes. El enfermero colocará un gel frío en los párpados de su niño y luego utilizará la sonda de ultrasonido, que tiene la forma de una varita, para masajear alrededor de los ojos. La sonda explorará y tomará fotografías de los ojos del niño; sentirá una presión leve, pero no dolor.

Luego de la ecografía, usted se reunirá con su médico, quien, con la ayuda de una lámpara, revisará los ojos de su niño y discutirá con usted los siguientes pasos.

Volver al principio

Detalles de contacto

Si tiene preguntas o inquietudes, comuníquese con su equipo de atención oftalmológica. Puede comunicarse con ellos de lunes a viernes de a al 212-639-7232. También puede enviarnos un correo electrónico a [email protected].

Si es paciente de Memorial Sloan Kettering y necesita comunicarse con un proveedor de cuidados de la salud después de las , durante el fin de semana o un día feriado, llame al 212-639-2000.

Volver al principio

Díganos qué piensa

Díganos qué piensa

Sus opiniones nos ayudarán a mejorar la información que brindamos a los pacientes y cuidadores.

Questions En cierto modo No

Última actualización