Radioterapia de cabeza y cuello: lo que debe saber sobre la ingestión

Esta información describe los problemas de ingestión que la radioterapia puede causar a la cabeza y el cuello. También se explica cómo prevenirlos.

Volver arriba

Ingestión normal

Muchos músculos y nervios trabajan en conjunto para ayudarle a tragar (véase la figura 1). Cuando come y bebe, los alimentos y los líquidos se mezclan con la saliva. La saliva hace que la comida sea suave y húmeda.

Figura 1. Estructuras que participan en la ingestión

Figura 1. Estructuras que participan en la ingestión

Masticar los alimentos los descompone. Cuando mastica, la comida y la saliva forman una pelota llamada bolo.

La lengua empuja el bolo a la parte de atrás de la boca. Luego, hay un reflejo y la parte de atrás de la lengua empuja la comida hacia abajo. La laringe (caja de la voz) se cierra para evitar que los alimentos o líquidos entren en las vías respiratorias (tráquea). El bolo entonces ingresa al esófago y se mueve por el estómago.

Si los músculos que usa para tragar o proteger las vías respiratorias son débiles, los alimentos o los líquidos ingresan en las vías respiratorias o los pulmones. Esto se conoce como aspiración. La aspiración causa complicaciones como neumonía o infecciones respiratorias (infección que afecta la nariz, la garganta y las vías respiratorias).

Volver arriba

Efectos del cáncer y el tratamiento en la ingestión

Según el tamaño y la ubicación del tumor, se pueden debilitar los músculos y las estructuras que permiten la ingestión normal. Es posible que no funcionen como antes de la radioterapia. Los efectos secundarios del tratamiento también pueden afectar estas estructuras.

La radioterapia puede causar:

  • Dolor al tragar
  • Úlceras (mucositis) en la boca y la garganta
  • Boca seca
  • Saliva más espesa
  • Inflamación
  • Cambios en el sabor de los alimentos

Estos síntomas comienzan 1 a 2 semanas después del inicio de la radioterapia y pueden empeorar durante el tratamiento. La mayoría de los síntomas comenzarán a mejorar alrededor de 2 a 4 semanas después de terminar su tratamiento.

La radioterapia también puede causar cicatrices permanentes del tejido. Los efectos de esta cicatriz dependen de la zona que fue tratada. A continuación se muestran algunos efectos de la cicatrización.

  • Es posible que los músculos conectados a su mandíbula se tensen y que esto dificulte abrir la boca y masticar sus alimentos. Eso se conoce como trismo.
  • Es posible que las glándulas salivales no hagan suficiente saliva. Esto puede dificultar la ingestión porque la boca está demasiado seca.
  • Es posible que los músculos en la lengua y la parte de atrás de la garganta no se puedan mover tan bien. Esto puede dificultar que empuje el bolo por la garganta y que se abra el esófago.
  • Los músculos que le ayudan a proteger las vías respiratorias cuando traga pueden estar más débiles. Quizás no sean lo suficientemente fuertes para evitar que los alimentos o líquidos vayan a las vías respiratorias.
  • Es posible que el esófago se estreche, lo que puede hacer que la comida se atore en la parte de atrás de la garganta.

No todas las personas tendrán todos estos problemas. Su tratamiento se planificará para disminuir las posibilidades de tener estos problemas. Su equipo de atención médica también le enseñará cosas que puede hacer para disminuir estos problemas.

Otros tratamientos también pueden afectar la ingestión. La cirugía puede afectar parte de la boca y la garganta, lo que podría dificultar la ingestión. Algunos medicamentos de la quimioterapia pueden causar úlceras en la boca y la garganta. Esto puede hacer que la ingestión sea dolorosa.

Volver arriba

Cómo hacer frente a los problemas con la ingestión

Tener problemas para tragar se llama disfagia. Su equipo de atención médica hablará con usted para hacer frente a este problema. Este equipo incluye sus médicos, enfermeros un especialista en ingestión y un dietista.

Ingestión dolorosa

Si tiene una ingestión dolorosa durante el tratamiento, recibirá analgésicos para manejar el dolor. Tome el medicamento según las indicaciones del médico. Si esto no ayuda, dígaselo a su médico o enfermero. Existen muchos medicamentos diferentes que se podrían usar para controlar su dolor.

 

Aspiración

Cuando tiene problemas para tragar, la comida y el líquido se pueden amontonar en la parte de atrás de la garganta. Puede aspirar la comida, lo que significa que los alimentos van a las vías respiratorias en lugar del esófago.

Los signos de aspiración incluyen tos durante o después de tragar. Puede también tener cambios en la calidad de la voz mientras come o bebe.

Si esto sucede, contacte a su especialista en ingestión de inmediato. El especialista evaluará cualquier cambio en su función de ingestión y puede recomendar los alimentos y líquidos que son seguros para tragar. También puede revisar ejercicios para tragar con usted para ayudarle a prevenir más impacto en su capacidad para tragar.

La aspiración puede causar neumonía, infecciones respiratorias y otras complicaciones. Llame a su médico o enfermero de inmediato si tiene alguno de los siguientes síntomas:

  • Dificultad para respirar
  • Silbidos al respirar
  • Dificultades para respirar
  • Tos con flema o mucosidad
  • Una temperatura de 100.4 °F (38 °C) o superior

Terapia de ingestión

Se atenderá con un especialista en ingestión antes, durante y después de su tratamiento. Esa persona se encargará de lo siguiente:

  • Explicar cómo el tratamiento puede afectar la ingestión.
  • Enseñarle ejercicios para estirar y fortalecer los músculos involucrados en la ingestión.
  • Buscar cambios en su capacidad para tragar mientras tiene la radioterapia.
  • Ayudarle a mantener su capacidad de tragar después de que se termine su tratamiento.
 
Volver arriba

Ejercicios

El especialista en ingestión le indicará cuándo debería comenzar a hacer estos ejercicios. Estos ejercicios le ayudarán a prevenir cambios en la función de tragar durante su radioterapia y ayudarlo a mantener su capacidad de tragar con el tiempo.

Para cada ejercicio, haga uno de los siguientes, según las indicaciones de su especialista en ingestión.

  • 5 repeticiones, 5 veces al día
  • 10 repeticiones, 3 veces al día

Ejercicios de ingestión

Ejercicio para sostener la lengua (ejercicio de Masako)

  1. Ponga la punta de la lengua entre los dientes de adelante.
  2. Sostenga la lengua entre los dientes de adelante y trague.

Entre cada ingestión, puede relajar y mover la lengua hacia atrás en su posición normal.

Ejercicio de tragar con esfuerzo

  • Trague normalmente, pero apriete fuerte con los músculos de la garganta y la lengua.

Para apretar fuerte, puede simular que está tragando algo grande, como una cucharada de mantequilla de maní.

Ejercicio para tragar de Mendelsohn

  • Trague normalmente, pero haga una pausa durante 2 segundos en el medio de la ingestión antes de que se relaje al final de la ingestión.

Para pausar durante la ingestión, puede simular que contiene la respiración en el medio de la ingestión durante 2 segundos antes de relajar.

 

Ejercicio para tragar supraglótico

  1. Inhale y contenga la respiración.
  2. Mientras contiene la respiración, trague.
  3. Exhale con fuerza.

Ejercicio de shaker

  1. Acuéstese sobre el suelo o una cama.
  2. Levante la cabeza como si estuviera mirando los dedos del pie.
  3. Vuelva a poner la cabeza hacia atrás.
  4. Repita este movimiento 30 veces.
  5. A continuación, levante la cabeza. Mantenga la posición hasta 60 segundos o tanto como pueda. Luego, relájese.

Ejercicios de amplitud de movimiento de la lengua

Ejercicio de abultamiento de la lengua

  1. Saque la lengua tan rápido como pueda hasta que sienta un buen estirón.
  2. Manténgalo durante 5 segundos.

Ejercicio de retracción de la lengua

  1. Lleve la lengua atrás de la boca, como si estuviera haciendo gárgaras o bostezando.
  2. Mantenga la posición por 5 segundos.

Ejercicio de lateralización de la lengua

  1. Mueva la lengua lo más a la izquierda que pueda para que sienta un buen estiramiento en la lengua.
  2. Mantenga la posición por 5 segundos.
  3. Mueva la lengua a la derecha, tanto como pueda, hasta que sienta un buen estirón en la lengua.
  4. Mantenga la posición por 5 segundos.

Ejercicio para la punta de la lengua

  1. Coloque la punta de la lengua detrás de los dientes superiores o las encías.
  2. Mientras mantiene esta posición, abra la boca tanto como pueda por 5 segundos.

Ejercicio de la parte de atrás de la lengua

  • Haga un sonido fuerte de “k” o “ku”. Debe hacer esto tirando la parte de atrás de la lengua hacia la parte de atrás de la garganta.

Ejercicio fortificante de la lengua

Necesitará un depresor de la lengua o una cuchara para hacer estos ejercicios.

Ejercicio de fortalecimiento de la punta de la lengua

  1. Saque la lengua tanto como pueda.
  2. Coloque un depresor una cuchara en la punta de la lengua.
  3. Empuje la lengua firmemente en contra del depresor de la lengua o cuchara.
  4. Mantenga la posición por 5 segundos. Luego, relájese.

Ejercicio de fortalecimiento de los costados de la lengua

  1. Coloque el depresor de la lengua o la cuchara en contra del costado izquierdo de la lengua.
  2. Empuje la lengua firmemente en contra del depresor de la lengua o cuchara.
  3. Mantenga la posición por 5 segundos. Luego, relájese.
  4. Coloque el depresor de la lengua o la cuchara en contra del costado derecho de la lengua.
  5. Empuje la lengua firmemente en contra del depresor de la lengua o cuchara.
  6. Mantenga la posición por 5 segundos. Luego, relájese.

Ejercicio de fortalecimiento de la parte superior de la lengua

  1. Empuje la lengua hacia abajo con el depresor de la lengua o cuchara. Mientras hace esto, empuje la lengua hacia arriba.
  2. Mantenga la posición por 5 segundos. Luego, relájese.

Ejercicios para la mandíbula

Ejercicios de estiramiento y amplitud de movimiento activo

Siéntese o quédese de pie. Sostenga la cabeza quieta mientras hace estos ejercicios.

  1. Abra la boca tanto como pueda, hasta que sienta un buen estiramiento, pero sin dolor (véase la figura 2). Mantenga la posición por ______ segundos.
  2. Mueva la mandíbula a la izquierda (véase la figura 3). Mantenga la posición por 3 segundos.
  3. Mueva la mandíbula a la derecha (véase la figura 4). Mantenga la posición por 3 segundos.
  4. Mueva la mandíbula en círculos. Haga 5 círculos en cada dirección.
    Figura 2.
 Abrir la boca

    Figura 2. Abrir la boca

     
    Figura 3.
 Movimiento de la mandíbula a la izquierda

    Figura 3. Movimiento de la mandíbula a la izquierda

     
    Figura 4.
 Movimiento de la mandíbula a la derecha

    Figura 4. Movimiento de la mandíbula a la derecha

Ejercicio de estiramiento pasivo

Figura 5. Ejercicio de estiramiento pasivo

Figura 5. Ejercicio de estiramiento pasivo

  1. Coloque el pulgar bajo la parte superior de los dientes de adelante.
  2. Coloque el dedo índice de la otra mano en la parte inferior de los dientes de adelante (véase la figura 5).
  3. Abra la boca con los dedos de la mano. No muerda ni resista. Deje que los dedos de la mano hagan todo el trabajo.
  4. Mantenga este estiramiento por _____ segundos.

El especialista en ingestión le puede enseñar otros ejercicios o estrategias para ayudarle a tragar durante su tratamiento. Estos estarán basados en las evaluaciones de ingestión.

Volver arriba

Pautas alimentarias

Comer bien es una parte importante del tratamiento contra el cáncer. Si tiene dolor o dificultad para tragar, es posible que no pueda comer suficiente comida. Esto le puede hacer perder peso y disminuir su energía.

También es posible que no pueda beber suficiente líquido para mantenerse hidratado. Su especialista en ingestión, enfermero, médico y dietista hablarán con usted sobre lo que debería beber y comer durante su tratamiento.

El especialista en ingestión le recomendará las texturas de alimentos y líquidos adecuados para usted. Cuando pruebe nuevos alimentos y líquidos, asegúrese de que tengan las texturas recomendadas por su especialista en ingestión.

Su equipo de atención médica quizás le recomienden que beba suplementos nutricionales (como Ensure®) para ayudarle a aumentar su consumo calórico. Estos elementos se pueden encontrar en su tienda de comestibles local, o en internet.

Para obtener más recomendaciones alimentarias, lea los siguientes recursos:

Cómo hacer frente a la boca seca o la saliva espesa

Pruebe las siguientes sugerencias si la boca seca o la saliva espesa es un problema para usted:

  • Tome de 8 a 10 vasos de líquidos al día. Estar bien hidratado le ayudará a aflojar la saliva espesa.
  • Mantenga una botella de agua u otro líquido con usted cuando no esté en su casa. Beba sorbos con frecuencia durante el día.
  • Mastique chicle sin azúcar o chupe caramelos sin azúcar. Esto puede hacer que fluya más saliva.
  • Agregue salsas u otros líquidos a sus alimentos.
  • Use un humidificador en su casa para ayudarle a aflojar la saliva espesa y las secreciones.
Volver arriba

Detalles de contacto

Para obtener esta información, puede contactar un especialista en habla y audición en el Speech and Hearing Center en el Memorial Sloan Kettering (MSK).

Puede llamar a un especialista de lunes a viernes, de 9:00 am a 5:00 pm, al 212-639-5856.

El Speech and Hearing Center está ubicado en Memorial Hospital en:

     1275 York Avenue (entre las calles East 67th y East 68th)
     4th Floor en el Bobst Building
     Suite 7
     Nueva York, NY 100065

 

Volver arriba

Díganos qué piensa

Díganos qué piensa

Sus opiniones nos ayudarán a mejorar la información que brindamos a los pacientes y cuidadores.

Questions En cierto modo No

Última actualización