¿Que deberían saber las personas con cáncer sobre las pruebas de anticuerpos contra la COVID-19?

Español
Share
Print
Tobias Hohl, jefe del Servicio de Enfermedades Infecciosas de Memorial Sloan Kettering

El especialista en enfermedades infecciosas Tobias Hohl afirma que la detección de anticuerpos ayuda a los expertos a estimar el porcentaje de la población que puede haber desarrollado inmunidad contra un virus.

Las pruebas de anticuerpos contra la COVID-19 están empezando a desempeñar un papel tanto para determinar quién ha tenido la infección como para calcular la prevalencia de la enfermedad. Le pedimos a Tobias Hohl, jefe del Servicio de Enfermedades Infecciosas de Memorial Sloan Kettering, que explique qué significan estas pruebas para las personas con cáncer y el público en general.

¿Cómo funcionan las pruebas de anticuerpos contra la COVID-19?

Los humanos generan distintos tipos de anticuerpos en respuesta a una infección. Las pruebas de anticuerpos contra la COVID-19 que se realizan actualmente buscan anticuerpos IgG, los cuales se producen una o dos semanas después de la infección y permanecen en el cuerpo durante meses o años. Las pruebas de anticuerpos funcionan mejor si se realizan varias semanas después de que alguien se haya recuperado de COVID-19 grave. Los anticuerpos contra el virus SARS-CoV-2 (causante de la COVID-19) puede que aún no estén presentes cuando un paciente tiene los primeros síntomas.

Es importante comprender que las pruebas de anticuerpos detectan la respuesta inmunitaria de una persona ante una infección. Otras pruebas de COVID-19 buscan la presencia del virus en sí. Estas pueden indicar si alguien se ha infectado, pero no si hubo una respuesta inmunitaria.

Volver al principio

¿Qué significa si alguien dio positivo en la prueba de anticuerpos contra la COVID-19? 

Significa que hay una probabilidad bastante alta de que la persona se haya infectado con COVID-19 y de que su cuerpo haya desarrollado una respuesta inmunitaria. Las pruebas de anticuerpos no son perfectas, pero parecen tener una tasa de precisión de entre un 80 % y un 90 %. Más allá de eso, no estamos seguros de si esto significa que se encuentra protegido contra infecciones en un futuro. La mayoría de los especialistas en enfermedades infecciosas creen que los pacientes serán parcialmente inmunes, si no totalmente, por un período indeterminado. Hay investigaciones en curso para obtener una imagen más clara. No queremos que la gente que dio positivo en anticuerpos piense que son inmunes y abandonen el lavado de manos, el distanciamiento social y otras medidas que limitan la propagación de la infección.

Information for Patients and Caregivers
Learn about our response to COVID-19 and our updated policies to protect our patients and staff.
Volver al principio

¿Existe algún problema en especial para las personas con cáncer que se someten a una prueba de anticuerpos contra la COVID-19?

No hay riesgo de que una persona con cáncer se someta a la prueba de anticuerpos, ya que se realiza mediante una extracción de sangre. Las personas con cáncer en la sangre y en la médula ósea, como por ejemplo linfomas, mielomas y leucemias, posiblemente no puedan desarrollar una fuerte respuesta de anticuerpos contra el virus de la COVID-19. Esto se debe a que a menudo reciben tratamientos con fármacos que eliminan los glóbulos blancos, incluso aquellos que generan anticuerpos. En MSK y en otros lugares, los científicos estudian si la respuesta de anticuerpos contra la COVID-19 está debilitada en estos pacientes. De ser así, puede que la prueba de anticuerpos no funcione de la mejor manera. Para personas con tumores sólidos, como es el caso del cáncer de mama, de pulmón y de colon, en general no creemos que los tratamientos alteren sustancialmente la respuesta de anticuerpos o afecten la prueba de anticuerpos.

Como regla general, no administramos tratamientos como la quimioterapia cuando un paciente con cáncer tiene una infección activa. Esto incluiría a la COVID-19. Retrasamos la quimioterapia para que tenga tiempo para recuperarse. Una vez que se encuentra bien, queremos que reanude la terapia lo más pronto posible. Tampoco creemos que la presencia de anticuerpos contra la COVID-19 interfiera en la eficacia del tratamiento contra el cáncer.

Volver al principio

¿Qué utilidad tienen los anticuerpos en el tratamiento de pacientes con COVID-19?

MSK es uno de muchos centros académicos que ha empezado a tratar a algunos pacientes con COVID-19 con plasma convaleciente. Este plasma (la parte líquida de la sangre) es aquel que se extrajo de una persona que se recuperó de una enfermedad infecciosa como la COVID-19. En este caso, contiene anticuerpos contra el SARS-CoV-2.

MSK está llevando a cabo un estudio para ofrecer plasma convaleciente a pacientes con cáncer y medir los resultados de COVID-19 en quienes reciban este tratamiento. Hasta el momento, en MSK hemos tratado a 70 pacientes con plasma convaleciente, y estamos analizando su evolución luego de haber recibido esta terapia experimental.

Es importante comprender que las pruebas de anticuerpos detectan la respuesta inmunitaria de una persona ante una infección. Otras pruebas de COVID-19 buscan la presencia del virus en sí".
Tobias M. Hohl infectious disease specialist
Volver al principio

¿Me puedo realizar la prueba de anticuerpos contra la COVID-19 en MSK?

Nuestra prioridad son nuestros pacientes y empleados. Ellos pueden acceder a las pruebas de anticuerpos contra la COVID-19, pero tenemos un límite en la cantidad de pruebas que se pueden realizar. Para quienes estén interesados del público en general, estas pruebas ya están disponibles comercialmente, y creo que en los próximos meses será más fácil acceder a ellas. La gente debe consultar con su médico de atención primaria para saber si debe realizarse esta prueba.

Volver al principio

¿Qué rol juega una prueba de anticuerpos para disminuir la propagación de la COVID-19?

Desde el punto de vista de la salud pública, queremos que una cantidad suficiente de la población sea inmune al virus para que no se propague más y, en cambio, se extinga. A esto se lo conoce como inmunidad colectiva. Existen dos formas por las cuales se puede lograr este tipo de inmunidad: a través de quienes estuvieron expuestos al virus y se recuperaron, y a través del desarrollo de una vacuna contra la COVID-19. La opinión de muchos funcionarios de salud es que si alrededor de dos tercios de la población se vuelve inmune al virus de la COVID-19 debido a la vacunación o a una exposición previa, es probable que el virus desaparezca ya que no puede encontrar suficientes huéspedes vulnerables nuevos como para mantener una cadena de transmisión.

Las pruebas de anticuerpos pueden ayudarnos a tener una idea de qué tan cerca estamos de la inmunidad colectiva en función del porcentaje de la población que da positivo. También pueden proporcionar información científica sustancial mientras intentamos desarrollar una vacuna. Aún estamos lejos de encontrar una vacuna o lograr la inmunidad colectiva. Por eso es muy importante seguir haciendo todo lo posible para limitar su propagación. Medidas simples como el distanciamiento social y el lavado de manos han sido muy eficaces para contener la propagación del virus de la COVID-19 hasta el momento (especialmente en la ciudad de Nueva York).

Volver al principio