¡Llame! ¡No se caiga!

Esta información describe lo que puede hacer para evitar caerse y mantenerse seguro mientras esté en el hospital. Es posible que, al estar en el hospital, se sienta débil. Siga estas pautas para evitar caerse.

¡Llame! ¡No se caiga!
  • Pida ayuda todas las veces que deba levantarse de la cama o incorporarse de una silla.
  • No vaya al baño solo.
  • No se agache. Si se le cae algo, pida ayuda.
  • No se apoye sobre muebles que tengan ruedas, como su mesa de luz, mesa para comer en la cama o portasueros.
  • Use calzado seguro y que sujete bien el pie. Algunos ejemplos son calzados con cordones y pantuflas con suelas antideslizantes. No use calzado ni pantuflas abiertas.
  • Pida ayuda inmediatamente si ve derrames en el piso.
  • Utilice las barras de seguridad en el baño y las barandas en los pasillos.
  • Si tiene anteojos o audífonos, úselos cuando esté despierto.
  • Avísenos de lo que necesite tener cerca. Ayúdenos a asegurarnos de que:
    • Ubiquemos el botón de emergencia donde pueda alcanzarlo.
    • Coloquemos los artículos que pudiera necesitar (como su teléfono, libros o anteojos) donde pueda alcanzarlos.
    • Encendamos una luz de noche antes de que oscurezca.
    • Levantemos la baranda principal de la cama para mantenerlo seguro.
    • Limpiemos el desorden alrededor de su cama y su silla

Última actualización