Atención médica accesible: cómo la labor de MSK Ralph Lauren Center ayudó a Maria a superar el cáncer de mama

Español
Compartir
Jasmine Gibson, enfermera de Memorial Sloan Kettering Ralph Lauren Center; Maria Tucker, paciente con cáncer de mama; y la enfermera Margaret Bediones

Maria Tucker celebra el hecho de que no haya rastros de la enfermedad con sus enfermeras de MSK Ralph Lauren Center, Jasmine Gibson (a la izquierda) y Margaret Bediones.

Como profesora jubilada y practicante activa en su iglesia, Maria Tucker sabe bien cuál es el valor de la comunidad. Por eso, cuando le diagnosticaron cáncer de mama en estadio 1 a fines de 2020, sus amigos y familiares de su vecindario en el Bronx se movilizaron para apoyarla.

La noticia fue impactante: “Fue un baldazo de agua fría”, recuerda Maria, quien vive con su hija adulta, Michelle. Pese a todo, Maria sabía que estaba en las mejores manos. Durante años, ella se había estado realizando mamografías anuales en el Breast Examination Center of Harlem (BECH) de Memorial Sloan Kettering Cancer Center, fundado en 1979. Antes de traspasar sus servicios al MSK Ralph Lauren Center (MSK RLC) en 2019, en el BECH se habían realizado pruebas de diagnóstico gratuitas y de alta calidad a más de 200,000 mujeres que no tenían seguro, sin que esto implicara algún gasto para ellas. En la actualidad, MSK RLC ofrece en el corazón de Harlem servicios de prevención, diagnóstico, y tratamiento contra el cáncer, así como servicios de apoyo para quienes padecen esta enfermedad.

El diagnóstico temprano de Maria fue clave para que ella pudiera recuperar su salud. Según un nuevo estudio, el cáncer de mama ha superado al cáncer pulmonar como la principal causa de muerte entre mujeres afroamericanas desde 2019.  

Maria estaba cómoda con la posibilidad de hacerse sus mamografías anuales cerca. “La proximidad al hogar de los pacientes es uno de los beneficios que ofrece MSK RLC”, comenta Kathleen Killoran, la oncóloga médica de Maria.

“Estamos en una comunidad que ella conoce bien”, continúa la Dra. Killoran. “Y, al ser un centro más pequeño de MSK, podemos ofrecer un entorno familiar. A veces, un hospital grande puede ser abrumador”.

Tanto los proveedores como los integrantes del personal hablan inglés y español, lo que permite mejorar la comunicación con el 60% de los pacientes de MSK RLC, que son hablantes nativos de español.

MSK Ralph Lauren Center
Descubra cómo el MSK Ralph Lauren Center ofrece prevención, diagnóstico y tratamiento de alta calidad para el cáncer a los residentes de Harlem y las comunidades vecinas.

Los pacientes también pueden acceder a una consulta de nutrición, una despensa de alimentos, servicios de salud mental y asesoramiento legal. La Dra. Killoran expresa que el equipo de MSK RLC “presta especial atención a las preocupaciones sociales y las necesidades concretas de los pacientes, ya que estas cuestiones pueden terminar siendo un obstáculo para el tratamiento, tanto a nivel físico como emocional”.

Basta de miedo

Maria descubrió que necesitaría cirugía, quimioterapia y radiación. Una parte de su tratamiento se realizó en MSK RLC. Para acceder a los servicios que no estaban disponibles allí, como la cirugía y la radiación, debió acercarse al hospital principal de MSK, ubicado en el Upper East Side de Nueva York. Durante todo el proceso, la Dra. Killoran la mantuvo motivada.

“El aliento de la Dra. Killoran fue realmente grandioso”, expresa Maria. “Solía tener muchísimo miedo de los médicos, pero pude superarlo con ella. Es el ejemplo ideal de cómo debe ser un médico: considerada, cariñosa y atenta a sus pacientes”.

Al ser un centro más pequeño de MSK, podemos ofrecer un entorno familiar".
Kathleen Killoran medical oncologist

Tras 12 meses de tratamiento, Maria está completamente curada. Ella se está preparando para mudarse con su marido a Virginia Beach, pero planea regresar a Nueva York para realizarse controles con la Dra. Killoran. Espera poder mantener el contacto con los integrantes del equipo de la Dra. Killoran.

“Ahora son parte de mi familia”, declara. “Reímos y conversamos. Me gusta ir de compras y por eso siempre me dicen: ‘¡Déjame ver qué tienes puesto hoy!’ ”

Volver al principio

Un servicio a la comunidad

Maria es consciente de que probablemente su mamografía anual le haya salvado la vida y por eso difunde la detección temprana en su comunidad. Asegura que le diría a cualquier mujer que esté atravesando una situación similar a la suya que “tenga fe y confíe en que MSK RLC es el lugar adecuado”.

Volver al principio