Inhibidores de puntos de control

Español
Compartir
Español
Compartir
VIDEO | 01:20
The immune system can help fight cancer.
View Details

Los inhibidores de puntos de control funcionan liberando un freno natural en el sistema inmunitario para que las células inmunitarias llamadas células T reconozcan y ataquen los tumores. 

Esta terapia a veces se denomina bloqueo del punto de control inmunitario porque el fármaco bloquea la molécula que actúa como freno en las células inmunitarias, el punto de control. 

Nuestros investigadores han desempeñado un papel destacado en el desarrollo de los inhibidores de puntos de control y en la demostración de su seguridad y eficacia en pacientes con cáncer.

Jedd Wolchok

Oncólogo médico e inmunólogo Jedd Wolchok.

El oncólogo médico e inmunólogo Jedd Wolchok ha ayudado a dirigir varios ensayos clínicos que muestran que los inhibidores de puntos de control pueden ser eficaces contra el melanoma y el cáncer pulmonar, y estos fármacos se están probando en MSK contra el sarcoma, el linfoma y varios otros tipos de cáncer.

Un fármaco llamado ipilimumab (Yervoy®) bloquea una proteína de punto de control llamada CTLA-4. Dos fármacos adicionales, pembrolizumab (Keytruda®) y nivolumab (Opdivo®), actúan sobre otra proteína de punto de control llamada PD-1. Un tercer fármaco, atezolizumab (Tecentriq®), actúa sobre uno llamado PD-L1. Todos estos fármacos estuvieron disponibles en los últimos años. La Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA) aprobó ipilimumab en 2011 y pembrolizumab y nivolumab en 2014, todos para el tratamiento del melanoma. En 2015, la FDA también aprobó nivolumab y pembrolizumab para el cáncer pulmonar de células no pequeñas y nivolumab para el carcinoma de células renales.

Se están estudiando e investigando varios fármacos de punto de control adicionales en ensayos clínicos llevados a cabo en MSK.

Pacientes que reciben terapia de bloqueo de puntos de control inmunitarios

Los inhibidores de puntos de control inmunitarios se administran a través de una vena en el brazo (por vía intravenosa). El período de tratamiento suele durar de 30 a 60 minutos. La cantidad de sesiones puede variar según el tipo de cáncer que tengas y el fármaco que te estén administrando.

Si estás recibiendo ipilimumab (Yervoy®), probablemente recibirás tratamiento en nuestro Pabellón Rockefeller para pacientes ambulatorios (Rockefeller Outpatient Pavilion) una vez cada tres semanas hasta llegar a un total de cuatro tratamientos. Si estás recibiendo pembrolizumab (Keytruda®) o nivolumab (Opdivo®), es probable que recibas el tratamiento cada dos semanas durante más tiempo, a veces hasta un año o más. Antes de cada sesión, primero te reunirás con tu médico oncólogo o enfermero practicante antes de ir a la sala de infusión para recibir el fármaco.

Los inhibidores de puntos de control inmunitarios en general son menos tóxicos y más fáciles de administrar que la mayoría de los fármacos de quimioterapia. A diferencia de algunas quimioterapias, estos fármacos de inmunoterapia no requieren que tengas un puerto (un disco redondo de metal o plástico que se usa como sitio de entrada para los fármacos intravenosos) implantado quirúrgicamente en el cuerpo. Los fármacos de puntos de control inmunitarios tampoco implican la preparación previa al tratamiento, como la hidratación, que a veces requieren los fármacos de quimioterapia.

Nuestros médicos y enfermeros son expertos en el cuidado de las necesidades complejas de los pacientes que se someten a un tratamiento de inmunoterapia como pacientes ambulatorios. Si tienes algún efecto secundario de los fármacos de inmunoterapia, nuestros especialistas en atención médica están altamente capacitados para ayudarte a controlarlos.