Síntomas de la leucemia

Español
Share
Print
Español
Share
Print

Tanto en las leucemias agudas como en las crónicas, a medida que aumenta el número de células leucémicas, las células normales se desplazan fuera de la médula ósea y los síntomas pueden comenzar a presentarse.

Los síntomas de la leucemia aguda generalmente aparecen de forma repentina y también pueden ser similares a los de un virus o una gripe. Los síntomas pueden ser lo suficientemente graves como para que los pacientes vayan a un médico poco después de su aparición.

Cuando se padece la leucemia crónica por primera vez, es posible que los síntomas no aparezcan durante varios años. Con frecuencia, la leucemia linfocítica crónica y la leucemia mieloide crónica se descubren como un hallazgo casual gracias a un recuento elevado de glóbulos blancos durante los análisis de sangre de rutina que son parte de una revisión regular. Sin embargo, con el paso del tiempo, a medida que aumenta el número de células enfermas, se pueden infiltrar en la médula ósea u otros órganos hasta el punto de causar problemas importantes.

Los signos y síntomas que pueden presentarse por la leucemia aguda o crónica incluyen con mayor frecuencia:

  • anemia
  • moretones y sangrado, como consecuencia de niveles bajos de plaquetas, el componente de la sangre que es esencial para la coagulación de la sangre y la cicatrización de heridas
  • infecciones causadas por niveles bajos de glóbulos blancos, encargados de combatir enfermedades
  • fiebre, sudores nocturnos intensos, pérdida de peso involuntaria y fatiga

Las células leucémicas también pueden invadir el hígado, el bazo, los ganglios linfáticos y otros órganos, particularmente en el caso de la leucemia linfocítica crónica y la leucemia linfocítica aguda, lo que causa malestares o una afectación de la función normal del órgano.

También hay otros trastornos que pueden causar estos síntomas, no necesariamente significa que tenga leucemia. Hable con su médico si tiene alguno de estos síntomas para garantizar que tenga un diagnóstico y un tratamiento adecuados.