Tratamiento de la leucemia mieloide crónica (LMC)

Español
Share
Print
Español
Share
Print
Oncóloga hematológica Ellin Berman

La oncóloga hematológica Ellin Berman dirige ensayos clínicos de nuevos métodos médicos para el tratamiento de la leucemia mieloide crónica.

Los avances en el tratamiento de la leucemia mieloide crónica están dando nuevas esperanzas a los pacientes. Nuestros médicos basan su método de tratamiento en una serie de factores, incluida la cantidad de blastos en la médula ósea, cualquier anomalía cromosómica y la salud del paciente en general.

Tratamiento de la fase crónica de la leucemia mieloide crónica (LMC)

Ahora hay tres fármacos disponibles para tratar la leucemia mieloide crónica en su fase crónica:

Nuestros investigadores fueron fundamentales en el desarrollo de los tres fármacos, que funcionan bloqueando la actividad de BCR/ABL, la proteína anormal que se encuentra en la LMC. Aunque ninguno de estos fármacos es una cura, pueden mejorar radicalmente la vida de las personas con la enfermedad y, en la mayoría de los casos, ayudar a controlarla durante años. Es posible que su médico le recomiende imatinib como terapia inicial para tratar la LMC. Imatinib fue el primer fármaco que se descubrió capaz de controlar la LMC, y un porcentaje muy alto de pacientes en la fase crónica de la enfermedad responden positivamente. Por lo general, el recuento sanguíneo completo de los pacientes se normaliza dentro de los primeros tres meses de tratamiento y la cantidad de células que contienen el cromosoma Filadelfia disminuye.

Aunque el imatinib es eficaz para controlar la leucemia mieloide crónica en la mayoría de los pacientes, una cantidad muy pequeña de pacientes tiene efectos secundarios adversos. Además, con el tiempo, algunos pacientes se vuelven resistentes al imatinib cuando la proteína BCR/ABL muta y el imatinib ya no puede interactuar con la proteína. Si el imatinib no es eficaz, es posible que sus médicos recomienden uno de los dos fármacos más nuevos llamados dasatinib o nilotinib. En algunos casos, su médico puede recomendar uno de estos fármacos como tratamiento inicial. Hay un poco menos de experiencia con estos fármacos en comparación con el imatinib, aunque dos estudios recientes sugieren que en comparación con imatinib, es posible que dasatinib y nilotinib sean más eficaces para eliminar las células leucémicas de la médula ósea y pueden funcionar más rápido. En algunos casos, su médico puede recomendar un fármaco en lugar de otro si tiene problemas con los pulmones o el corazón. Durante el tratamiento con cualquiera de estos tres fármacos, los pacientes se controlan con frecuencia para evaluar su respuesta y detectar efectos secundarios.

Tratamiento de la fase acelerada de la leucemia mieloide crónica (LMC)

Si su enfermedad está en la fase acelerada, es posible que el tratamiento incluya las opciones descritas anteriormente: imatinib, dasatinib, nilotinib y trasplante de médula ósea. Si tiene LMC que no responde positivamente al imatinib, al dasatinib ni al nilotinib, su médico también puede sugerirle un fármaco llamado interferón (un tipo de inmunoterapia) o quimioterapia. Los pacientes también pueden recibir transfusiones de sangre o productos sanguíneos para aliviar los síntomas.

Tratamiento de la fase blástica de la leucemia mieloide crónica (LMC)

Si su enfermedad se encuentra en la fase blástica, es probable que el tratamiento incluya quimioterapia además de imatinib, dasatinib o nilotinib. Esta es una fase de la enfermedad difícil de tratar. Muchas veces, se recomienda el trasplante de células madre si hay un donante adecuado disponible y usted está lo suficientemente sano como para someterse al procedimiento. Ya que los mejores resultados con el trasplante de células madre ocurren cuando la LMC se encuentra en la fase crónica o acelerada temprana, el objetivo del tratamiento durante la fase blástica es primero hacer que el paciente regrese a una fase anterior de la enfermedad antes de que se lleve a cabo el trasplante.

Médicos que tratan la leucemia

En MSK, adoptamos un enfoque de trabajo en equipo para la atención que brindamos. Vea cómo trabajamos juntos para ayudarle.

Consulte todos los médicos que tratan la leucemia.

Tratamientos en investigación

Nuestros investigadores buscan constantemente nuevos métodos para tratar la LLA: enfoques que pueden destruir las células tumorales directamente, inhibir la producción de sustancias del cuerpo que promueven su crecimiento o mejorar la respuesta inmunitaria contra las células leucémicas. Consulte una lista actualizada de nuestros ensayos clínicos.

Terapias dirigidas

Los investigadores están estudiando las formas más eficaces de utilizar las terapias dirigidas que están disponibles en la actualidad (imatinib, dasatinib y nilotinib). Esto incluye determinar el mejor momento y la mejor dosis. También estamos trabajando para crear y probar terapias adicionales que bloquearán variantes del gen BCR/ABL mutado.

Terapia celular después del trasplante de células madre

Después de un trasplante de células madre para tratar la leucemia mieloide crónica, algunos pacientes tienen una recurrencia de la enfermedad. Una estrategia desarrollada aquí en el Memorial Sloan Kettering y en otras instituciones, una reinfusión de un tipo particular de glóbulos blancos llamados linfocitos del donante de células madre original, puede aumentar la capacidad de estos pacientes para combatir la enfermedad. En la actualidad se está estudiando la eficacia de este método.