Anthrax Immune Globulin (Human)

Pediatric Medication

Advertencia

  • Si el niño tiene un nivel elevado de azúcar en la sangre (diabetes), consulte al médico sobre las mejores pruebas de glucosa a aplicar.
  • La posibilidad de producir coágulos de sangre puede aumentar con la administración de este medicamento. La posibilidad puede ser mayor en las personas mayores, si su hijo debe permanecer en la cama o en una silla durante mucho tiempo, si toma estrógeno o si tiene determinados catéteres. Algunos problemas médicos como la sangre viscosa, los problemas cardíacos o los antecedentes de coágulos de sangre aumentan la posibilidad de producir coágulos de sangre. Se pueden producir coágulos de sangre aun si su hijo no presenta ninguno de estos problemas médicos. Llame al médico de inmediato si su hijo siente entumecimiento o debilidad de 1 lado del cuerpo; dolor, enrojecimiento, sensibilidad, calor o hinchazón en los brazos o las piernas; cambio de color de un brazo o una pierna; dolor o presión en el pecho; falta de aire; pulso acelerado o tos con sangre. Consulte al médico de su hijo.
  • Deberá estar seguro de que su hijo no esté deshidratado antes de administrarse este medicamento. Consulte con el médico para averiguar si necesita asegurarse de que su hijo beba más líquido antes de administrarle este medicamento.

¿Para qué se usa este medicamento?

  • Este medicamento se utiliza para tratar el ántrax

¿Qué debo informar al médico ANTES de que mi hijo/hija tome este medicamento?

  • Si su hijo tiene alergia a este medicamento o a alguno de sus componentes.
  • Si su hijo es alérgico a algún medicamento como este o a otros medicamentos, alimentos o sustancias. Informe al médico acerca de la alergia y qué síntomas presentó su hijo, tales como sarpullido; urticaria; picazón; falta de aire; sibilancias; tos; inflamación de la cara, los labios, la lengua o la garganta o cualquier otro síntoma.
  • si el niño tiene deficiencia de IgA.
Esta no es una lista de todos los medicamentos o trastornos que pueden interactuar con este medicamento.
Informe al médico y al farmacéutico todos los medicamentos que su hijo toma (sean estos recetados o de venta libre, productos naturales o vitaminas) y de los problemas de salud que padece. Debe verificar que sea seguro para su hijo tomar este medicamento con todos sus otros medicamentos y problemas de salud. No empiece, interrumpa ni modifique la dosis de ningún medicamento que tome su hijo sin consultar antes con el médico.

¿Hay algo que deba saber o hacer mientras mi hijo/hija toma este medicamento?

  • Avise a todos los proveedores de atención médica de su hijo que el niño toma este medicamento. Esto incluye a los médicos, enfermeras, farmacéuticos y dentistas del niño.
  • Hable con el médico si recientemente se le ha colocado una vacuna a su hijo o antes de que le coloquen alguna. El uso de vacunas con este medicamento puede aumentar la posibilidad de infección o bien hacer que la vacuna no funcione correctamente.
  • Controle la función sanguínea según le indique el médico. Consulte al médico.
  • Este medicamento puede afectar ciertas pruebas de laboratorio. Avise a todos los proveedores de atención médica y bioquímicos de su hijo que su hijo toma este medicamento.
  • Este medicamento está hecho de plasma humano (una parte de la sangre) y puede contener virus que provoquen enfermedades. Este medicamento se evalúa, prueba y trata para reducir las probabilidades de que transmita una infección. Consulte al médico.
  • Los productos de inmunoglobulina humana pueden causar problemas renales muy graves y, a veces, mortales. Los problemas renales son más comunes en las personas que utilizan productos que tienen sacarosa. La posibilidad puede ser mayor si su hijo tiene problemas renales, niveles de azúcar en sangre elevados (diabetes), pérdida de líquidos (deshidratación) o un volumen bajo de sangre, una infección en la sangre o proteínas en la sangre que no son normales. La posibilidad también puede aumentar si su hijo toma otros medicamentos que puedan dañar los riñones. Consulte a su médico.

Si su hija está embarazada o amamantando a un bebé:

  • Consulte al médico si su hija está embarazada, queda embarazada o está amamantando a un bebé. Tendrá que hablar acerca de los beneficios y los riesgos de utilizar este medicamento.

¿Cuáles son los efectos secundarios por los que debo llamar al médico de mi hijo/hija de inmediato?

ADVERTENCIA/PRECAUCIÓN: a pesar de que es muy poco frecuente, algunas personas pueden sufrir efectos secundarios muy graves, y en ocasiones mortales, al tomar un medicamento. Si su hijo presenta alguno de los siguientes signos o síntomas que pueden estar relacionados con un efecto secundario muy grave, infórmelo al médico de su hijo o busque ayuda médica de inmediato:
  • Síntomas de una reacción alérgica tales como sarpullido; urticaria; comezón; piel inflamada, con ampollas o descamada con o sin fiebre; silbido en el pecho; opresión en el pecho o la garganta; problemas para respirar o hablar; ronquera inusual; o hinchazón de la boca, el rostro, los labios, la lengua o la garganta.
  • Signos de problemas renales como la incapacidad de orinar, cambios en la cantidad de orina, sangre en la orina o un aumento de peso importante.
  • Fiebre o escalofríos.
  • Se siente muy cansado o débil.
  • Mareos severos o desmayos.
  • Orina oscura o piel/ojos amarillentos.
  • Sibilancias o tos.
  • Latido cardíaco acelerado.
  • Dolor en las articulaciones.
  • Dolor severo de espalda.
  • Severo dolor de cabeza.
  • Dolor abdominal.
  • Las náuseas y los vómitos severos.
  • Este medicamento puede aumentar la posibilidad de un problema cerebral muy grave denominado meningitis aséptica. Llame al médico de inmediato si el niño tiene dolor de cabeza, fiebre, escalofríos, molestias estomacales fuertes o vómitos, rigidez del cuello, sarpullido, molestia en los ojos debido a las luces brillantes, somnolencia o confusión.

¿Qué otros efectos secundarios tiene este medicamento?

Todos los medicamentos pueden tener efectos secundarios. Sin embargo, muchas personas no padecen ningún efecto secundario o padecen solamente efectos secundarios menores. Llame al médico de su hijo o busque ayuda médica si al niño le molesta alguno de estos efectos secundarios o no desaparece:
  • Dolor de cabeza.
  • Náuseas.
  • Dolor de espalda.
  • Dolor en la zona de la inyección.
  • Irritación o inflamación en la zona en la que se aplicó la inyección.
Estos no son todos los efectos secundarios que podrían ocurrir. Si tiene preguntas acerca de los efectos secundarios, llame al médico de su hijo. Llame al médico de su hijo para que le aconseje acerca de los efectos secundarios.
Puede informar los efectos secundarios al organismo de salud de su país.

¿Cuál es la mejor forma de tomarlo?

Administre este medicamento según las instrucciones del médico de su hijo. Lea toda la información que se le brinde. Siga todas las instrucciones con atención.
  • Este medicamento se administra como una infusión en una vena por un periodo de tiempo.

¿Qué hago si mi hijo/hija olvida tomar una dosis?

  • Llame al médico de su hijo para obtener instrucciones.

¿Cómo debo guardar y/o desechar este medicamento?

  • Si necesita almacenar este medicamento en casa, hable con su médico, enfermera o farmacéutico sobre cómo hacerlo.

Afirmaciones generales

  • Si los síntomas o trastornos de su hijo no mejoran o si empeoran, llame al médico de su hijo.
  • No comparta el medicamento del niño con otras personas ni le de al niño el medicamento de ninguna otra persona.
  • Lleve consigo una lista de todos los medicamentos que el niño toma (recetados, productos naturales, vitaminas, medicamentos que obtuvo sin receta). Entregue esta lista al médico del niño.
  • Hable con el médico de su hijo antes de administrarle cualquier medicamento nuevo, ya sea uno recetado o de venta libre, productos naturales o vitaminas.
  • Guarde los medicamentos en un lugar seguro. Mantenga todo medicamento fuera del alcance de los niños y las mascotas.
  • Pregunte al farmacéutico cómo se deben desechar los medicamentos no utilizados.
  • Algunos medicamentos pueden tener otro folleto informativo para el paciente. Si tiene alguna pregunta sobre este medicamento, hable con su médico, enfermera, farmacéutico u otro proveedor de atención médica.
  • Si cree que ha habido una sobredosis, llame al centro de toxicología local o busque atención médica de inmediato. Prepárese para responder qué se ingirió, qué cantidad y cuándo.

Exención de responsabilidad y uso de la información del consumidor

No se debe utilizar esta información para decidir si se debe tomar este medicamento o cualquier otro. Solamente el proveedor de atención médica tiene el conocimiento y la capacitación para decidir qué medicamentos son adecuados para un paciente específico. Esta información no recomienda ningún medicamento como seguro, eficaz o aprobado para tratar a ningún paciente o enfermedad. Es solamente un breve resumen de información general sobre este medicamento. NO incluye toda la información sobre los usos, las instrucciones, las advertencias, las precauciones, las interacciones, los efectos secundarios o los riegos posibles que podrían aplicarse a este medicamento. Esta información no constituye asesoramiento médico específico y no reemplaza la información que usted recibe de su proveedor de atención médica. Debe hablar con el proveedor de atención médica para obtener información completa sobre los riesgos y los beneficios de tomar este medicamento.

Copyright

© 2017 Wolters Kluwer Clinical Drug Information, Inc. y sus licenciantes y/o afiliados. Todos los derechos reservados.

Last Updated