Nivolumab and Relatlimab

Pediatric Medication
Compartir

Esta información de Lexicomp® le explica lo que debe saber sobre este medicamento, por ejemplo, para qué se usa, cómo tomarlo, sus efectos secundarios y cuándo llamar a su proveedor de cuidados de la salud.

Nombres comerciales: EE. UU.

Opdualag

¿Para qué se utiliza este medicamento?

  • Este medicamento se utiliza para tratar un tipo de cáncer (melanoma).

¿Qué necesito decirle al médico ANTES de que mi hijo tome este medicamento?

  • Si su hijo es alérgico a este medicamento, a algún componente de este medicamento, o a otros medicamentos, alimentos o sustancias. Informe a su médico acerca de esta alergia y qué síntomas ha presentado su hijo.

Si su hija está amamantando a un bebé:

  • Asegúrese de que su hija no amamante a un bebé mientras tome este medicamento y durante 5 meses después de la última dosis.

Esta no es una lista de todos los medicamentos o trastornos que pueden interactuar con este medicamento.

Informe al médico y al farmacéutico todos los medicamentos que su hijo toma (sean estos recetados o de venta libre, productos naturales o vitaminas) y de los problemas de salud que padece. Debe verificar que sea seguro administrarle a su hijo este medicamento con todos sus otros medicamentos y problemas de salud. No empiece, interrumpa ni modifique la dosis de ningún medicamento que tome su hijo sin consultar antes con el médico.

¿Qué debo saber o hacer mientras mi hijo toma este medicamento?

  • Avise a todos los proveedores de atención médica de su hijo que el niño toma este medicamento. Esto incluye a los médicos, enfermeras, farmacéuticos y dentistas del niño.
  • Controle la función sanguínea según le indique el médico. Consulte al médico.
  • Se han presentado casos de niveles altos de azúcar en la sangre con este medicamento. Esto incluye diabetes nueva o que empeora.
  • Controle la glucemia de su hijo según las indicaciones del médico.
  • Se pueden desarrollar problemas de salud graves en algunos órganos al tomar este medicamento. Estos pueden producirse en el intestino, los pulmones, el hígado, la glándula tiroides, la glándula pituitaria, la glándula suprarrenal, el páncreas, los riñones u otras partes del cuerpo. También pueden ocurrir problemas nerviosos o musculares, o reacciones cutáneas graves. En algunos casos, estos problemas han sido mortales. Estos problemas pueden producirse en cualquier momento durante o después de suspender el tratamiento con este medicamento. Si tiene alguna pregunta, consulte con el médico.
  • Si el niño tiene un trasplante de células madre, consulte con el médico de su hijo. Se han presentado algunos problemas con los trasplantes de células madre que utilizan células madre de alguien más (alogénicas) después del tratamiento con este medicamento. Estos problemas pueden ser muy graves y pueden llevar a la muerte.
  • Si su hijo recibió el trasplante de un órgano, consulte al médico. Este medicamento puede aumentar la posibilidad de rechazo del trasplante.
  • Si su hija está en edad fértil, deberá realizarse una prueba de embarazo antes de comenzar a recibir este medicamento, para asegurarse de que no esté embarazada.

Si su hijo es sexualmente activo o puede serlo:

  • Este medicamento puede dañar al feto si su hija lo toma durante el embarazo.
  • Asegúrese de que su hija utilice algún método anticonceptivo mientras toma este medicamento y durante algún tiempo después de la última dosis. Pregúntele al médico por cuánto tiempo su hija debe usar métodos anticonceptivos. Si su hija queda embarazada, llame al médico de inmediato.

¿Cuáles son los efectos secundarios por los que debo llamar al médico de mi hijo de inmediato?

ADVERTENCIA/PRECAUCIÓN: a pesar de que es muy poco frecuente, algunas personas pueden sufrir efectos secundarios muy graves, y en ocasiones mortales, al tomar un medicamento. Si su hijo presenta alguno de los siguientes signos o síntomas que pueden estar relacionados con un efecto secundario muy grave, infórmelo al médico de su hijo o busque ayuda médica de inmediato:

  • Signos de reacción alérgica tales como sarpullido; urticaria; picazón; piel enrojecida, hinchada, con ampollas o descamada, con o sin fiebre; sibilancia; opresión en el pecho o la garganta; problemas para respirar, tragar o hablar; ronquera inusual; o hinchazón de la boca, el rostro, los labios, la lengua o la garganta.
  • Síntomas de altos niveles de azúcar en la sangre, tales como confusión, somnolencia, sed o hambre inusuales, orina más frecuente, acaloramiento, respiración acelerada o aliento con olor a fruta.
  • Signos de problemas de tiroides, hipófisis o glándulas suprarrenales, como cambios en el estado de ánimo o el comportamiento, cambios en el peso o el gusto, estreñimiento, voz más grave, mareos, desmayos, sensación de frío, sensación de mucho cansancio, pérdida de cabello, dolor de cabeza intenso o de larga duración, cambios en el interés sexual, problemas oculares, latidos rápidos del corazón, más sudoración, respiración rápida o profunda, aliento dulce, cambios en el olor de la orina o el sudor, u orinar con más frecuencia.
  • Signos de una reacción cutánea grave (síndrome de Stevens-Johnson), como enrojecimiento, hinchazón, ampollas o descamación en la piel (con o sin fiebre); enrojecimiento o irritación en los ojos; o heridas en la boca, la garganta, la nariz o los ojos.
  • Síntomas de un problema en el páncreas (pancreatitis) como dolor estomacal muy fuerte, dolor de espalda muy fuerte o malestar estomacal muy grave o vómitos.
  • Signos de problemas renales como la incapacidad de orinar, cambios en la cantidad de orina, sangre en la orina o un aumento de peso importante.
  • Signos de problemas hepáticos, como orina color oscuro, cansancio, disminución del apetito, malestar estomacal o dolor estomacal, heces color claro, vómitos, o piel u ojos amarillentos.
  • Síntomas de problemas pulmonares o para respirar como la falta de aire u otro problema respiratorio, tos o fiebre.
  • Signos de problemas del corazón como dolor de pecho, latidos cardíacos anormales, rápidos o lentos, o falta de aire.
  • Signos de problemas en el sistema nervioso como falta de equilibrio; cambios de humor o comportamiento; confusión; somnolencia; fiebre; problemas de memoria; debilidad muscular grave; entumecimiento u hormigueo en los brazos o piernas; convulsiones; rigidez en el cuello o molestias en la vista provocadas por luces brillantes.
  • Signos de problemas intestinales (por ejemplo colitis) como heces negras, alquitranadas, con sangre o moco; fiebre, vómito con sangre o vómito que parece granos de café; dolor abdominal muy fuerte, estreñimiento o diarrea.
  • Signos de niveles bajos de sodio como dolores de cabeza, problemas para concentrarse, problemas de memoria, confusión, debilidad, convulsiones o cambios en el equilibrio.
  • Hematoma o hemorragia sin motivo aparente.
  • Hinchazón en los brazos o las piernas.
  • Calambres musculares.
  • Este medicamento ha causado un recuento bajo de glóbulos blancos. Esto puede generar un riesgo mayor de contraer una infección. Comuníquese con el médico de su hijo de inmediato si el niño tiene signos de infección como fiebre, escalofríos o dolor de garganta.
  • Algunas personas experimentaron efectos secundarios durante la infusión. En algunos casos, podrían ser graves o potencialmente mortales. Infórmele al médico si su hijo si tiene dolor de espalda o cuello, escalofríos o temblores, mareos, desmayo, fiebre, sofocos, picazón, sarpullido, falta de aire, hinchazón del rostro o sibilancia.
  • Este medicamento ha provocado problemas en los ojos. Es posible que algunos tipos de problemas de los ojos deban tratarse de inmediato para reducir el riesgo de pérdida de la vista a largo plazo. Llame al médico de su hijo de inmediato si el niño tiene algún cambio en la vista, dolor en los ojos o irritación intensa en los ojos.

¿Qué otros efectos secundarios tiene este medicamento?

Todos los medicamentos pueden tener efectos secundarios. Sin embargo, muchas personas no padecen ningún efecto secundario o padecen solamente efectos secundarios menores. Llame al médico de su hijo o busque ayuda médica si al niño le molesta alguno de estos efectos secundarios o no desaparece:

  • Dolor muscular o debilidad.
  • Dolor de huesos.
  • Se siente cansado o débil.
  • Diarrea.
  • Náuseas.
  • Dolor de cabeza.
  • Disminución del apetito.

Estos no son todos los efectos secundarios que podrían ocurrir. Si tiene preguntas acerca de los efectos secundarios, llame al médico de su hijo. Llame al médico de su hijo para que le aconseje acerca de los efectos secundarios.

Puede informar los efectos secundarios al organismo de salud de su país.

¿Cómo se administra mejor este medicamento?

Administre este medicamento según las instrucciones del médico de su hijo. Lea toda la información que se le brinde. Siga todas las instrucciones con atención.

  • Este medicamento se administra como una infusión en una vena por un periodo de tiempo.

¿Qué debo hacer si mi hijo no toma una dosis?

  • Llame al médico de su hijo para obtener instrucciones.

¿Cómo almaceno o descarto este medicamento?

  • Si debe almacenar este medicamento en su hogar, hable con el médico de su hijo, la enfermera o el farmacéutico sobre las condiciones de almacenamiento.

Datos generales sobre el medicamento

  • Si los síntomas o trastornos de su hijo no mejoran o si empeoran, llame al médico de su hijo.
  • No comparta el medicamento del niño con otras personas ni le de al niño el medicamento de ninguna otra persona.
  • Guarde los medicamentos en un lugar seguro. Mantenga todo medicamento fuera del alcance de los niños y las mascotas.
  • Deseche los medicamentos sin usar o que hayan expirado. No los tire por el retrete ni los vierta al desagüe a menos que así se lo indiquen. Consulte con el farmacéutico si tiene preguntas sobre la mejor manera de desechar medicamentos. Pueden existir programas de devolución de medicamentos en su área.
  • Algunos medicamentos pueden tener otro folleto informativo para el paciente. Si tiene alguna pregunta sobre este medicamento, hable con el médico de su hijo, enfermera, farmacéutico u otro proveedor de atención médica.
  • Si cree que ha habido una sobredosis, llame al centro de toxicología local o busque atención médica de inmediato. Prepárese para responder qué se ingirió, qué cantidad y cuándo.

Uso de la información por el consumidor y exención de responsabilidad

Esta información general es un resumen limitado de la información sobre el diagnóstico, el tratamiento y/o la medicación. No pretende ser exhaustivo y debe utilizarse como una herramienta para ayudar al usuario a comprender y/o evaluar las posibles opciones de diagnóstico y tratamiento. NO incluye toda la información sobre las enfermedades, los tratamientos, los medicamentos, los efectos secundarios o los riesgos que pueden aplicarse a un paciente específico. No pretende ser un consejo médico ni un sustituto del consejo médico, el diagnóstico o el tratamiento de un proveedor de atención médica basado en el examen y la evaluación del proveedor de atención médica de las circunstancias específicas y únicas de un paciente. Los pacientes deben hablar con un proveedor de atención médica para obtener información completa sobre su salud, preguntas médicas y opciones de tratamiento, incluidos los riesgos o beneficios relacionados con el uso de medicamentos. Esta información no respalda ningún tratamiento o medicamento como seguro, eficaz o aprobado para tratar a un paciente específico. UpToDate, Inc. y sus afiliados renuncian a cualquier garantía o responsabilidad relacionada con esta información o con el uso que se haga de esta. El uso de esta información se rige por las Condiciones de uso, disponibles en https://www.wolterskluwer.com/en/know/clinical-effectiveness-terms.

Última fecha de revisión

2022-03-29

Derechos de autor

© 2023 UpToDate, Inc. y sus licenciantes y/o afiliados. Todos los derechos reservados.