Tratamientos contra el cáncer de próstata

Tratamientos contra el cáncer de próstata

Español
Compartir
Español
Compartir
Oncóloga médica Dana Rathkopf

La oncóloga médica Dana Rathkopf (izquierda) considera las opciones de tratamiento para un hombre con una forma agresiva de cáncer de próstata.

NBC’s Al Roker Shares Important Message About Prostate Cancer Screening
Al Roker, anchor of NBC’s TODAY, shared an update on his successful treatment for prostate cancer at MSK in a recent segment on the broadcast. 
Obtenga más información

MSK puede ayudarle a elegir los tratamientos que ofrecen mayores posibilidades de controlar o curar el cáncer de próstata. Hay muchos tratamientos para las personas a las que les han diagnosticado cáncer de próstata en estadio temprano recientemente, para el cáncer que regresa después del tratamiento y para formas avanzadas de la enfermedad.

Se han logrado muchos avances en la detección del cáncer de próstata en los últimos 20 años. Se puede detectar el cáncer de próstata más temprano, cuando es más fácil de tratar. Esto se ve reflejado en una mayor cantidad de personas que supera la enfermedad por períodos de tiempo más largos. Hace algunos años, aproximadamente 7 de cada 10 personas con cáncer de próstata sobrevivían 10 años luego de su diagnóstico. Hoy en día, esa tasa de 10 años de supervivencia ha crecido y hoy por hoy es mayor a 9 de cada 10.

Cirugía: nuestros cirujanos especialistas en próstata se encuentran entre los más experimentados de los EE. UU. Estudios de investigación han revisado los registros de seguimiento de cirujanos que realizan prostatectomías radicales regularmente (extirpación de la próstata). Estas investigaciones demuestran que, en general, dichos cirujanos tienen menos complicaciones que aquellos que practican esta cirugía con menor frecuencia. Muchos de nuestros cirujanos especialistas en cáncer de próstata se concentran únicamente en el cáncer de próstata. Sus amplios conocimientos y experiencia significan que pueden lograr mejores resultados.

Radioterapia: nuestros oncólogos de radioterapia, físicos médicos expertos y radiólogos trabajan en estrecha colaboración como equipo para brindar un plan de tratamiento completo. Estudios de investigación recientes han demostrado que los pacientes obtienen mejores resultados cuando reciben tratamiento por parte de un equipo de oncología radioterápica experimentado y especialista en cáncer de próstata.

En los años recientes, hemos aprendido mucho sobre la biología del cáncer de próstata. Ahora sabemos más sobre por qué y cómo ocurre y comprendemos mejor las muchas formas que adopta. También ha habido muchos avances en cirugía, radioterapia y terapias médicas. Estas tendencias posibilitan tratamientos exitosos de la mayoría de los tipos de cáncer de próstata que no se han diseminado. Hoy en día es posible extender la esperanza de vida de las personas con enfermedades metastásicas.

Muchos casos de cáncer de próstata diagnosticados en la actualidad son inactivos (se desarrollan lentamente). Crecen tan lento que es poco probable que causen síntomas, se diseminen o acorten la vida de alguna manera. Los expertos de MSK determinarán qué tipo de cáncer tiene usted y le dirán cuáles son sus mejores opciones. A veces, podemos recomendar que no se someta a cirugía o radioterapia de inmediato. En su lugar, seguiremos muy de cerca el progreso del cáncer.

Todos los casos de cáncer de próstata son diferentes. El cáncer que tiene puede cambiar con el paso del tiempo. Nuestros expertos evaluarán los cambios del cáncer y su respuesta al tratamiento constantemente.

Muchos de nuestros médicos son investigadores principales en ensayos clínicos que prueban nuevas terapias y métodos de diagnóstico en pacientes. Si elige Memorial Sloan Kettering para su atención en caso de padecer cáncer, podrá participar de nuestras investigaciones. Podrá acceder a nuevos enfoques que por lo general no están tan disponibles en otros hospitales.

Cómo elegir sus opciones de tratamiento

Una vez que se completen sus pruebas de diagnóstico, sabremos más de su afección. Estas son algunas conclusiones posibles:

  • No tiene cáncer
  • Enfermedad clínicamente localizada (cáncer que no se ha diseminado fuera de la próstata)
  • Aumento del PSA después de tratamientos como cirugía o radiación
  • Enfermedad metastásica (cuando el cáncer se ha diseminado)

Cada uno tiene diferentes objetivos de tratamiento y opciones de tratamiento para hacer frente a la enfermedad con más eficacia.

Sin diagnóstico de cáncer

Tenemos mucha experiencia en la detección del cáncer de próstata y en ayudar a nuestros pacientes a comprender sus opciones. Algunos factores de riesgo aumentan su riesgo de tener cáncer de próstata. Si le preocupa el cáncer de próstata, comuníquese con el Bendheim Prostate Cancer Diagnostic Center. A través de pruebas, le podrán decir si tiene la enfermedad y su nivel de riesgo. MSK ofrece las siguientes pruebas de diagnóstico:

Si las pruebas indican que podría tener cáncer de próstata, nuestros médicos pueden hablar con usted sobre sus opciones de tratamiento.

Detección
Consulte nuestras recomendaciones sobre quién debe considerar hacerse pruebas de detección del cáncer de próstata.

Diagnóstico
Una prueba de PSA o DRE podría sugerir que tiene cáncer de próstata. Si es el caso, una biopsia y la imagenología de diagnóstico pueden confirmar la presencia de cáncer y si se ha diseminado fuera de la próstata.

Enfermedad clínicamente localizada

Que la enfermedad esté localizada clínicamente quiere decir que no se ha diseminado fuera de la próstata. Con frecuencia, los tumores localizados son inactivos (crecen muy lento). Probablemente no causarán síntomas ni serán letales. Es posible que el tratamiento agresivo no sea el mejor enfoque. Por este motivo, haremos una evaluación exhaustiva de su riesgo para recomendarle las mejores opciones disponibles.

Los resultados de las pruebas de diagnóstico pueden mostrar que un tumor pequeño probablemente crecerá y se diseminará rápidamente. Si es el caso, le ofreceremos una serie de enfoques muy buenos para extirparlo o destruirlo. Algunos tratamientos para las formas localizadas de la enfermedad son:

Observación activa
Trabajaremos con usted para observar cambios mientras monitoreamos de cerca el tumor. Retrasaremos el tratamiento más directo hasta detectar indicios de que podría estar creciendo o volviéndose más agresivo.

Prostatectomía radical
Esta es una cirugía para extirpar la próstata. Una prostatectomía puede curar el cáncer que no se ha diseminado fuera de la glándula.

Radioterapia
En la radioterapia se utilizan haces de alta energía para tratar el cáncer. Ataca las células del cáncer con dosis muy precisas de radiación. Se implanta una semilla radioactiva en la próstata o se aplican tratamientos de radiación de haz externo dirigido. De este modo, la radiación se divide y se administra en períodos de varios días o semanas. Estos enfoques pueden curar el cáncer que no se ha diseminado fuera de la pelvis.

Terapia focal
Se emplean técnicas de invasión mínima para eliminar pequeños tumores que están solo en la próstata y no son agresivos. En un procedimiento invasivo, se debe colocar algo dentro del cuerpo. La terapia focal es de invasión mínima, por lo cual hay menos posibilidades de dañar la glándula prostática y los tejidos cercanos.

Terapia sistémica
Puede haber evidencia de que el tumor es agresivo. A veces, recomendamos la combinación de fármacos y cirugía o radioterapia. Este enfoque es útil para prevenir la diseminación de las células cancerosas que pueden haberse escapado de la próstata.

Aumento del PSA después de la cirugía o la radiación

Los niveles de PSA pueden comenzar a aumentar después de la cirugía o la radioterapia. Esto puede ocurrir incluso si no se observan evidencias de la enfermedad en un escaneo. El aumento de los niveles de PSA puede indicar que ocurrió una de estas cosas:

  • Ha habido una recurrencia local (el cáncer regresó) en el lecho de la próstata, el área donde estaba la glándula prostática antes de extirparla por medio de una cirugía.
  • Ha habido una recurrencia local en la próstata después de la radioterapia. La glándula prostática no se extirpó quirúrgicamente.
  • El cáncer se diseminó a los ganglios linfáticos, los huesos u otras zonas del cuerpo, ya sea que se haya extirpado la próstata o no.

Las diferencias son sutiles, pero la experiencia nos ha enseñado su importancia. La imagenología PSMA PET puede determinar con precisión la ubicación de la enfermedad. Su médico puede decidir que su nivel de PSA está aumentando porque todavía hay cáncer cerca de donde está o estuvo ubicada la próstata. Podemos recomendar más tratamiento local, como por ejemplo:

Radioterapia
Si ya se sometió a una prostatectomía radical, es posible que la radioterapia sea el paso a seguir después de la cirugía. Las dosis de radiación altamente precisas podrían eliminar el cáncer que permanece en el lecho de la próstata o en los ganglios linfáticos. Luego de la radioterapia, ofrecemos otros tratamientos en caso de que el cáncer regrese a la próstata. Se puede tratar con un implante de semilla altamente dirigido, en un procedimiento conocido como braquiterapia de rescate.

Prostatectomía radical
Podemos recomendarle que se someta a una operación llamada prostatectomía radical para extirparse la próstata. Si se somete a una cirugía después de la radioterapia, en ocasiones recibe el nombre de prostatectomía radical de rescate.

Terapia focal
Las terapias focales son métodos de invasión mínima que se usan para eliminar pequeños tumores que están solo en la próstata. En un procedimiento invasivo, se debe colocar algo dentro del cuerpo. La terapia focal es de invasión mínima, por lo cual hay menos posibilidades de causar una lesión en la glándula prostática y los tejidos cercanos.

Terapias sistémicas
Si hay evidencia de que el cáncer es agresivo, su médico puede recomendarle que también reciba una o más terapias sistémicas (de todo el cuerpo). Estas incluyen la terapia hormonal, la quimioterapia, la terapia dirigida a los huesos y la inmunoterapia. Estos tratamientos circulan por todo el cuerpo y atacan las células cancerosas donde se encuentren. También pueden prevenir la formación de nuevos tumores.

Observación activa
Sus antecedentes médicos, su nivel actual de PSA y la velocidad a la que este último aumenta nos brindan información importante, que puede dar indicios de si el cáncer que padece tiene probabilidades de provocar síntomas o acortar su vida. Podemos recomendar una observación cuidadosa con el tiempo antes de comenzar tratamientos más agresivos.

Enfermedad metastática

Hablamos de enfermedad metastásica cuando el cáncer ha hecho metástasis (se ha diseminado) desde la próstata hasta los ganglios linfáticos, los huesos u otras partes del cuerpo. El tratamiento puede ayudarle a vivir más tiempo.

Para muchas personas con enfermedad metastásica, ofrecemos combinaciones de enfoques según su situación. Por ejemplo, se examina cuidadosamente a dónde se ha diseminado el cáncer y si tiene síntomas como malestar o dolor.

Si no tiene síntomas, las opciones de tratamiento con frecuencia pueden prevenir o retrasar su aparición. Algunos enfoques de tratamiento son:

Terapias sistémicas
Estos fármacos circulan por todo el cuerpo y atacan las células cancerosas donde se encuentren. Las terapias sistémicas incluyen terapia hormonal, quimioterapia, enfoques biológicos y terapia dirigida al hueso.

Radioterapia
Dirigimos dosis muy precisas de radiación de haz externo a los tumores que se han diseminado a los huesos y a otras zonas. Cuando el cáncer óseo se presenta en pocos sitios, la cirugía estereotáctica puede ser una opción. Las dosis precisas y elevadas de radiación a menudo pueden destruir las células cancerosas en las zonas tratadas.

Ensayos clínicos y nuevas terapias
En MSK, podrá participar de estudios de investigación (ensayos clínicos) para desarrollar nuevos tratamientos y enfoques de diagnóstico. Su disponibilidad no es tan amplia en otros hospitales.