Preguntas frecuentes sobre cómo dejar de fumar y la atención del cáncer

Preguntas frecuentes sobre cómo dejar de fumar y la atención del cáncer

Español
Compartir
Español
Compartir
Volver al principio

1. Me acaban de diagnosticar cáncer. ¿Dejar de fumar realmente hará una diferencia?

SÍ, lo hace. De hecho, el uso continuado de tabaco puede aumentar el riesgo de recurrencia (que el cáncer regrese después del tratamiento), así como un mayor riesgo de padecer un nuevo cáncer (segundo cáncer primario). Fumar durante el tratamiento contra el cáncer también se ha relacionado con una supervivencia más corta, un aumento de las complicaciones del tratamiento y una peor calidad de vida en comparación con las personas que no fuman.

Además, dejar de fumar reduce los síntomas de toxicidad de la quimioterapia, como infecciones y problemas relacionados con el corazón, la respiración o el estómago. También puede mejorar la función pulmonar, el apetito, el sueño, la energía y el bienestar emocional.

Si usted es una persona que fuma y recientemente recibió un diagnóstico de cáncer, y se pregunta: “¿Por qué molestarse en dejar de fumar?”, le alentamos a que considere dejar de fumar como una forma de convertirse en un socio activo en su tratamiento y así asegurar una recuperación más exitosa.

Volver al principio

2. ¿Qué son los medicamentos para dejar de fumar? ¿Cómo funcionan?

La nicotina en los productos de tabaco es muy adictiva. Cuando los fumadores dejan de fumar abruptamente, a menudo tienen síntomas de abstinencia de la nicotina, como antojos, inquietud, ansiedad, depresión, aumento del apetito e irritabilidad. La Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA) ha aprobado el uso de varios medicamentos para facilitar el dejar de fumar al disminuir los síntomas físicos de la abstinencia de la nicotina.

En la actualidad, hay 7 medicamentos aprobados por la FDA que han demostrado ser seguros y eficaces para dejar de fumar. Hay dos tipos de medicamentos. Las terapias de reemplazo de nicotina (NRT) incluyen pastillas, parches y chicles de nicotina sin receta, y aerosoles nasales e inhaladores recetados. El segundo tipo son las pastillas, que ayudan con los síntomas de abstinencia y los antojos sin el uso de nicotina. Incluyen pastillas de bupropion SR (Zyban®, Wellbutrin SR®) y pastillas de varenicline (Chantix®). En algunos casos, los medicamentos combinados son más eficaces, como el parche de nicotina y la goma de mascar de nicotina.

Las NRT o las pastillas pueden hacer que sea más fácil lidiar con las ansias y los síntomas desagradables de la abstinencia física de la nicotina. Esto lo liberará para concentrarse en cambiar sus rutinas diarias (como evitar el café o el alcohol si provocan el tabaquismo) y usar estrategias conductuales (como mantenerse ocupado, usar mentas) para ayudarle a resistir el hábito de fumar.

Los estudios muestran que el uso de estos medicamentos puede duplicar sus posibilidades de dejar de fumar para siempre. La mayoría de los medicamentos para dejar de fumar pueden ser utilizados de forma segura y eficaz por pacientes que se someten a un tratamiento contra el cáncer. Un especialista en el tratamiento del tabaquismo en Memorial Sloan Kettering trabajará en colaboración con usted y su médico para decidir qué medicamento para dejar de fumar podría ser adecuado para usted.

Volver al principio

3. ¿Por qué debo tomar terapias de reemplazo de nicotina (NRT) si la nicotina está en los cigarrillos?

Es importante saber que la nicotina no es causa de cáncer: en realidad, los compuestos causantes de cáncer en el tabaco y el humo del tabaco y el monóxido de carbono de la combustión del tabaco causan enfermedades. La nicotina que se encuentra en todos los productos de la terapia de reemplazo de nicotina está regulada por la Administración de Alimentos y Medicamentos, y estos productos son seguros y eficaces cuando se usan de forma correcta. La cantidad de nicotina que consume a través de los productos de terapia de reemplazo de nicotina es baja, se administra muy lentamente y no contiene sustancias químicas que causen cáncer u otras enfermedades. El uso de la terapia de reemplazo de nicotina durante aproximadamente 3 a 6 meses es una forma segura y eficaz de ayudar a las personas a dejar de fumar y seguir sin fumar. https://smokefree.gov/sites/default/files/pdf/mythsaboutNRTfactsheet.pdf

Volver al principio

4. ¿Puedo ser adicto a las terapias de reemplazo de nicotina (NRT)?

A la mayoría de las personas les resulta fácil dejar gradualmente las terapias de reemplazo de nicotina (NRT) a medida que se acercan al fin del tratamiento recomendado. De hecho, la probabilidad de adicción a la NRT a largo plazo es muy baja. La FDA regula la cantidad de nicotina en estos productos en niveles inferiores a los que se encuentran en los cigarrillos. Además, los productos NRT liberan nicotina al cuerpo a un ritmo mucho más lento que los cigarrillos y tienen un riesgo mucho menor de adicción.

Volver al principio

5. ¿Qué pasa con el vapeo, los cigarrillos electrónicos, los vaporizadores, los vapeadores tipo bolígrafo, los narguiles, los mods y las pipas electrónicas?   ¿Alguno de estos es un sustituto saludable de los cigarrillos regulares? ¿Me ayudarán a dejar de fumar?

Estos “sistemas electrónicos de suministro de nicotina” o ENDS no están aprobados por la FDA para ayudar a las personas a dejar de fumar. No hay suficiente evidencia científica para decir que son seguros o eficaces.

Por suerte, para los fumadores que quieren dejar de fumar, existen medicamentos aprobados para este uso, así como asesoramiento conductual, todos los cuales se consideran efectivos y seguros. Aconsejamos a las personas interesadas en un producto ENDS que consideren usar el inhalador NRT, Nicotrol®, aprobado por la FDA, que permite inhalar en una pieza de plástico para obtener una dosis confiable de vapor de nicotina seguro. El inhalador Nicotrol se puede utilizar en todos los entornos interiores porque no hay combustión ni calor.

Volver al principio

6. ¿Qué me dará la mejor oportunidad de dejar de fumar de forma permanente?

En Memorial Sloan Kettering, tenemos mucha experiencia en ayudar a nuestros pacientes con cáncer a elegir los tratamientos que funcionan mejor para ellos. Su mejor oportunidad para dejar de fumar de forma permanente es usar medicamentos para dejar de fumar aprobados por la FDA y recibir asesoramiento conductual adaptado a sus necesidades particulares.

Nuestros especialistas en tratamiento del tabaquismo personalizarán un plan diseñado para que funcione específicamente para usted. Puede tomar más de un intento, pero nuestros especialistas se asegurarán de que siempre reciba un apoyo empático y un tratamiento que le brinde las mejores posibilidades de dejar de fumar.

Volver al principio

7. ¿El seguro generalmente paga el asesoramiento para dejar de fumar?

La Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio (ACA) requiere que el tratamiento para dejar de fumar se brinde sin costo bajo la mayoría de los tipos de seguro médico. Sin embargo, no existe una definición única de tratamiento para dejar de fumar, por lo que es probable que el alcance de la cobertura varíe según el estado, el tipo de seguro (por ejemplo, Medicare, Medicaid, seguro privado) y el proveedor de seguros (por ejemplo, Aetna, Blue Cross, etc.).  La cobertura de seguro para los servicios para dejar de fumar depende de su plan de seguro específico. La mayoría de las empresas brindan al menos cierto nivel de cobertura de salud mental, que es donde es más probable que encuentre apoyo para los servicios para dejar de fumar.

Puede comunicarse con nuestro Programa de Tratamiento del Tabaquismo al 212-610-0507 para determinar si aceptamos su cobertura de seguro.

Volver al principio

8. Fumo puros, ¿no es mejor que fumar cigarrillos?

No. El consumo de puros aumenta el riesgo de tener cáncer de boca, pulmón, esófago y laringe, y posiblemente cause la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).

Volver al principio

9. ¿Cómo puedo dejar de fumar cuando estoy cerca de otras personas que fuman?

Cuando un fumador está tratando de dejar de fumar, la presencia de otros fumadores puede ser un desafío. Podemos ayudarle a identificar situaciones sociales en las que es probable que sienta la tentación de fumar y diseñar una estrategia.

Lo alentamos a que haga que su hogar y su automóvil sean libres de humo para que pueda concentrarse en sus metas para dejar de fumar. Descubrimos que también ayuda decirles a sus amigos y familiares que ha dejado de fumar para que puedan apoyar sus esfuerzos. También puede pedirles a los fumadores que conoce que eviten fumar cerca de usted.  Evite las áreas para fumar al aire libre fuera del trabajo u otros lugares a los que vaya con frecuencia.  Lo mejor de todo es animar a otros a unirse a usted para dejar de fumar y hacer que dejar de fumar sea un asunto familiar para que todos sus seres queridos se beneficien de dejar de fumar.

Volver al principio

10. ¿Qué cualidades hacen que un programa de cese al tabaco sea exitoso?

La dependencia del tabaco es una adicción y, como la mayoría de las adicciones, la recaída es común. La capacidad de una persona para dejar de fumar depende de una serie de factores, que incluyen la motivación para dejar de fumar y el cumplimiento del plan de tratamiento.

Alrededor del 50 al 90 por ciento de los fumadores vuelve a fumar dentro de los primeros meses de cualquier programa de tratamiento, incluso en los mejores programas que ofrecen los mejores tratamientos disponibles con base empírica. En el Programa de Tratamiento del Tabaquismo de Memorial Sloan Kettering, ofrecemos solo tratamientos que se ha demostrado a través de estudios científicos que son eficaces y seguros para ayudar a los fumadores a dejar de fumar, y ofrecemos asesoramiento y apoyo a largo plazo para reducir las posibilidades de recaída. Trabajamos en colaboración con usted y su equipo de atención oncológica para diseñar un plan de tratamiento del tabaquismo que se ajuste a sus necesidades individuales. Nuestro personal conoce plenamente la importancia y los desafíos de dejar de fumar en medio del diagnóstico de cáncer.

En las encuestas, el 90 por ciento de las personas tratadas a través de nuestro programa califican su satisfacción como “alta” y el 96 por ciento dice que recomendaría el programa a un amigo o familiar. Significativamente, alrededor del 45 por ciento de los participantes de nuestro programa informan que no fuman a los seis meses y el 33 por ciento no fuman a los 12 meses. Estas tasas se comparan muy favorablemente con investigaciones publicadas que se realizaron con pacientes con cáncer y otros fumadores médicamente enfermos.

 

 

Volver al principio