Ejercicios de Kegel de los músculos del suelo pélvico para hombres

Esta información le enseñará cómo hacer ejercicios de Kegel para fortalecer los músculos del suelo pélvico.

Volver arriba

Acerca de los ejercicios de Kegel

El propósito de los ejercicios de Kegel es ayudarlo a fortalecer los músculos del suelo pélvico, que sostienen la vejiga y los intestinos.

Los ejercicios de Kegel pueden ayudarlo a lograr lo siguiente:

  • Controlar las pérdidas de orina y heces, lo que se conoce con el nombre de incontinencia.
  • Mejorar la salud sexual.
Volver arriba

Información sobre los músculos del suelo pélvico

Figura 1. Músculo del suelo pélvico

Figura 1. Músculos del suelo pélvico

Los músculos del suelo pélvico constituyen la parte inferior de la pelvis y sostienen los órganos pélvicos (véase la figura 1). Estos músculos se distienden cuando uno orina, expele gases o defeca. Los músculos del suelo pélvico también son los que se usan para contener la orina y evitar pérdidas, o para retener los gases.

Haga una prueba y, cuando esté haciendo la primera orina de la mañana, intente detener el chorro. El músculo que usará será el del suelo pélvico. No haga esto con frecuencia, porque detener el chorro cada vez que uno orina puede ser perjudicial.

Volver arriba

Cómo hacer los ejercicios de Kegel

Los ejercicios de Kegel son muy sencillos. Puede hacerlos en cualquier sitio sin que nadie se dé cuenta.

Para hacer un ejercicio de Kegel, siga estos pasos:

  • Contraiga los músculos del suelo pélvico durante 5 segundos. Para contraer el suelo pélvico, piense en contraer y elevar los genitales. No aguante la respiración mientras lo haga. Contar en voz alta lo puede ayudar a no aguantar la respiración.
  • Después de contraer los músculos durante 5 segundos, relájelos lenta y completamente durante 5 segundos.
  • Repita este procedimiento 10 veces, por lo menos 3 veces al día.

Es posible que los músculos del suelo pélvico se cansen durante el ejercicio. Si eso sucede, deténgase y haga el ejercicio más adelante.

No use los músculos del estómago, las piernas ni las nalgas al hacer este ejercicio. Ejercitar esos músculos no lo ayudará a volver a controlar la orina ni mejorará su salud sexual.

A medida que siga haciendo estos ejercicios, debe aumentar el tiempo que contrae y relaja los músculos del suelo pélvico. Comience con 5 segundos, y vaya aumentando el tiempo lentamente cada semana, hasta que logre contraerlos y relajarlos durante 10 segundos.

Volver arriba

Cuándo hacer los ejercicios de Kegel

La mayoría de las personas prefieren hacer los ejercicios de Kegel acostadas en la cama o sentadas en una silla. Se pueden hacer en cualquier posición en la que uno se sienta cómodo. Hacer los ejercicios de Kegel parado puede ser útil, porque es en ese momento cuando suelen ocurrir las pérdidas de orina.

Para no tener pérdidas de orina, intente hacer un ejercicio de Kegel antes de las siguientes actividades:

  • Estar de pie
  • Caminar
  • Ir al baño
  • Estornudar o toser
  • Reír

Hacer estos ejercicios con frecuencia lo ayudará a fortalecer los músculos pélvicos y a reducir las pérdidas de orina.

‌  No haga los ejercicios de Kegel cuando tenga un catéter (un tubo delgado y flexible) Foley ® colocado.
 
 
 

Volver arriba

El dolor y los ejercicios de Kegel

Los ejercicios de Kegel no deben causar dolor. La mayoría de las personas los encuentran sencillos y relajantes. Pero usar los músculos equivocados durante los ejercicios de Kegel puede provocar molestias.

  • Si le duele la espalda o el estómago después de hacer los ejercicios, tal vez esté haciendo un esfuerzo demasiado grande y esté usando los músculos del estómago o de la espalda en lugar de los del suelo pélvico.
  • Si le duele la cabeza después de hacer los ejercicios, tal vez esté contrayendo los músculos del pecho y conteniendo la respiración.

Si tiene alguna pregunta, llame al enfermero. También puede ser conveniente que hable con su equipo de atención médica acerca de la posibilidad de recibir fisioterapia para el suelo pélvico. La fisioterapia del suelo pélvico lo puede ayudar a resolver problemas que pueda tener con la vejiga, los intestinos o la zona pélvica.

Volver arriba

Díganos qué piensa

Díganos qué piensa

Sus opiniones nos ayudarán a mejorar la información que brindamos a los pacientes y cuidadores.

Questions En cierto modo No

Última Actualización