Diagnóstico del melanoma

Español
Share
Print
Español
Share
Print
El dermatólogo Michael Marchetti realiza una dermatoscopia

El dermatólogo Michael Marchetti realiza una dermatoscopia, una técnica de detección que permite el diagnóstico no invasivo del melanoma.

Nadie conoce su piel mejor que usted, por lo que tiene sentido que usted note los cambios antes que nadie. Los pacientes o sus familiares son los primeros en detectar la mayoría de los melanomas. Si ve una mancha sospechosa en la piel, no dude en hacer una cita con su médico.

Para determinar si tiene melanoma, su médico tomará un historial médico completo y le pedirá detalles sobre:

  • su exposición pasada al sol
  • si tiene antecedentes personales o familiares de melanoma
  • cuándo notó la mancha por primera vez
  • si la mancha ha tenido algún cambio en tamaño o apariencia

Su médico también realizará un examen de la piel y buscará ganglios linfáticos agrandados.

Si su médico cree que un punto en particular de su piel puede ser melanoma, lo más probable es que necesite una biopsia. En esta prueba, un médico extirpa un pequeño trozo de tejido. Un patólogo (un médico que se especializa en el diagnóstico de enfermedades) examinará el tejido con un microscopio para determinar si hay células de melanoma presentes. 

Su equipo de atención también deberá diagnosticar qué tipo de melanoma tiene y determinar qué tan extenso es. Este es un primer paso clave para elaborar el mejor plan de tratamiento para usted.

Biopsia de piel

Una biopsia suele ser el primer paso para diagnosticar el melanoma cutáneo. Durante una biopsia, el médico extirpa una pequeña cantidad de tejido de la zona donde se sospecha que hay cáncer. La muestra se envía a un patólogo, quien la examina con un microscopio y trabaja con los demás integrantes del equipo de atención para hacer un diagnóstico.

En MSK, contamos con un equipo de patólogos cuyo único objetivo es diagnosticar el cáncer de piel, como el melanoma. Esta especialización les permite realizar el diagnóstico más preciso posible. Un diagnóstico más preciso puede mejorar la eficacia de su tratamiento o evitarle un tratamiento que no funcionará contra la enfermedad.

Técnicas no invasivas para el diagnóstico de melanoma

También existen varias técnicas no invasivas que los médicos pueden utilizar para evaluar posibles melanomas. La dermatoscopia es un método común. Implica el uso de un dispositivo de mano llamado dermatoscopio. Esta herramienta les brinda a los médicos una vista de cerca de la piel ya que utiliza un microscopio potente y una luz especial. 

MSK también ofrece un nuevo método sofisticado desarrollado por nuestros expertos llamado microscopia confocal de reflectancia. Utiliza un láser de baja potencia para proporcionar imágenes en tiempo real de un tumor.

Con la microscopia confocal, los médicos pueden mapear el melanoma y otros tipos de cáncer de piel con precisión. Puede ser una herramienta especialmente poderosa cuando los bordes de un melanoma son difíciles de distinguir. Los médicos de MSK pueden usarla cuando los bordes de un tumor son poco precisos o cuando la imagenología convencional no puede detectar las diferencias entre el tejido canceroso y el tejido dañado por el sol.

Pruebas FISH y pruebas CGH

Las pruebas moleculares, como la hibridación fluorescente in situ (FISH) y la hibridación genómica comparativa (CGH), se pueden utilizar para analizar el ADN de manchas sospechosas en la piel para ayudar a realizar diagnósticos difíciles. Son especialmente útiles para diagnosticar el melanoma nevoide y el melanoma spitzoide, que pueden verse como lunares benignos de la piel bajo un microscopio. Estas pruebas están disponibles en MSK.

Pruebas genómicas para el melanoma avanzado

Las pruebas genómicas también se denominan secuenciación tumoral o perfil molecular. Implica observar las células obtenidas del melanoma para ver si hay mutaciones genéticas (cambios en los genes) que podrían estar relacionadas con el tipo de cáncer.

En las personas que padecen la enfermedad avanzada, nuestros expertos utilizan un método de prueba llamado MSK-IMPACT™. Esta prueba, desarrollada por expertos de MSK, detecta mutaciones en más de 450 genes a la vez.

Según las mutaciones que encontremos, es posible que podamos recomendar una terapia dirigida que haya sido aprobada para los cambios específicos en el tumor. Algunos pacientes de MSK pueden participar en un ensayo clínico sobre melanoma que estudia nuevas terapias con fármacos.

La información genética sobre el tumor también puede ayudarnos a predecir las posibilidades de que el cáncer regrese después del tratamiento y evitar tratamientos que no funcionarán.

Casi todos estos cambios genéticos se encuentran solo en las células cancerosas, no en las células normales, lo que significa que no se pueden transmitir a sus hijos.

Por qué elegir MSK para un diagnóstico de cáncer de piel

No siempre es fácil para los médicos diferenciar entre un lunar inusual, pero no canceroso, y un melanoma. A veces puede ser difícil llegar a un diagnóstico. Memorial Sloan Kettering es uno de los pocos hospitales en los Estados Unidos con acceso a técnicas de diagnóstico avanzadas que pueden ayudar a evaluar un tumor con precisión.

En Memorial Sloan Kettering, las sofisticadas pruebas de patología e imagenología brindan a nuestros equipos de atención una gran cantidad de información. Los patólogos y otros expertos que realizan estas pruebas se concentran en el cuidado del cáncer de piel y el melanoma en particular. Esta capacitación le brinda a nuestro equipo la experiencia para garantizar que usted obtenga el diagnóstico correcto y personalizar su atención tanto como sea posible.