Pruebas de detección del melanoma

Pruebas de detección del melanoma

Español
Share
Print
Español
Share
Print
La fotógrafa médica de MSK, Daphne Demas, se para frente a una computadora mientras examina a un paciente para detectar melanoma

Daphne Demas es una fotógrafa médica sénior cuyo trabajo ayuda a examinar a los pacientes en busca de melanoma y evitarles biopsias de la piel que no son necesarias.

Los expertos en cáncer de piel de MSK recomiendan que todos estén atentos a la salud de su piel. Sin embargo, el melanoma es un trastorno poco común y muchas personas no necesitan exámenes de detección periódicos.

Nuestros médicos recomiendan la observación de la piel de rutina para las personas que han sido tratadas por melanoma en el pasado o que tienen un alto riesgo de melanoma en el futuro.

Le recomendamos que programe citas periódicas con su dermatólogo para verificar la presencia de melanoma si tiene:

  • antecedentes médicos personales o familiares de melanoma
  • lunares típicos o displásicos
  • muchos lunares

También recomendamos que todas las personas que hayan tenido melanoma o que tengan otros factores de riesgo del melanoma realicen autocontroles mensuales minuciosos de la piel.

Si tiene un alto riesgo de melanoma, las citas regulares con un dermatólogo pueden ayudar a detectar el melanoma en sus estadios más tempranos y tratables. Debido a que el melanoma es una enfermedad grave, la detección temprana es muy importante.

Detección y vigilancia del melanoma en MSK

Las personas con alto riesgo de melanoma pueden ser examinadas por uno de los dermatólogos sumamente capacitados de MSK para detectar la enfermedad.

Una de las principales ventajas de las pruebas de detección del melanoma en MSK es que se dispone de fotografías de todo el cuerpo en 3D. MSK fue la primera institución del mundo en ofrecer esta tecnología altamente sofisticada para la detección del cáncer.

El sistema de fotografía corporal total en 3D utiliza más de 90 cámaras para tomar fotografías de todo el cuerpo. Las imágenes resultantes se utilizan para crear un modelo tridimensional digital que un médico puede mirar en la pantalla de una computadora.

El modelo muestra cada lunar o mancha del cuerpo, y los médicos pueden hacer zoom para ver más de cerca. El escaneo lleva mucho menos tiempo que la fotografía tradicional, solo ocho minutos para una sesión completa, en comparación con más de una hora para la versión 2D, y los pacientes pueden llevarse sus imágenes a casa para usarlas como referencia.

Estas pruebas tridimensionales pueden ayudar a los médicos a detectar el melanoma u otros tipos de cáncer de piel en las fases iniciales, cuando son más fáciles de extirpar y hay un pronóstico excelente. El uso de herramientas de detección como estas también puede hacer que las biopsias de la piel invasivas ya no sean necesarias. Tales métodos son particularmente beneficiosos para las personas que tienen muchos lunares o lunares atípicos.

Ofrecemos servicios de vigilancia del melanoma, incluida la fotografía corporal total en 3D, en nuestros centros de dermatología en Manhattan; Hauppaugue, en Long Island y Basking Ridge, en Nueva Jersey.