Lorena, una paciente de MSK, ofrece consejos para los nuevos pacientes.

Share
Print
VIDEO | 02:05

¿Recién diagnosticado? Una paciente nos explica por qué eligió MSK.

Show transcript

Lorena: Mi nombre es Miriam Lorena Murray, tenemos una niña, Hannah Priscilla. Formamos un hogar lindísimo, no lo cambiaría por nada en el mundo.

Fue simplemente un chequeo físico, cuando le vi la expresión en el rostro de mi ginecólogo me di cuenta que algo estaba mal.

Lorena: Me recomendó de inmediato que vaya a un especialista para el seno.

Lorena: Cuando recibí el diagnóstico sabía, o me mataba el cáncer, o me mataba mi propia desesperación en el saber que iba a dejar a mi hija.

Lorena: Uno se encuentra totalmente perdido, me estaba hundiendo. Me sacó en un segundo del agua y me entregué 100% a MSK.

Lorena: Priscilla, buenos días ¿Cómo ésta?

Priscila: Hola Lorena, ¿Cómo está?

Lorena: Bien gracias. Un gusto saludarla.

Priscila: Es importante para nosotros estar ahí con ellos, y hacerle sentir que siempre van a estar en buenas manos.

Lorena: Lo haré, gracias. Adiós.

Lorena: Desde el momento que uno entra hasta el momento que uno sale, cada persona que forma parte de MSK le hacen sentir a uno bienvenido. Le hacen sentir a uno que uno es importante.

Lorena: Hice masajes, meditación. La acupuntura me la daban antes de mi quimioterapia. El organismo acepta en una forma mejor al tratamiento.

[Hablando con el doctor]

Lorena: Al saber que tengo una niña, me ofreció hacerme un examen genético.

Cuando recibí los resultados sabía que mi tipo de cáncer no era genético, pero salió el resultado que tengo una mutación, que afecta a los ovarios.

Lorena: Gracias a MSK pude saber que tengo esta mutación y me ayudaron con un método de prevención.

Lorena: MSK me devolvió el poder respirar, me dio una paz emocional en donde me di cuenta que estaba en buenas manos y me podría entregar completamente al cuidado de MSK.