Radioterapia para tratar el cáncer de mama

Español
Share
Print
Español
Share
Print
La oncóloga de radioterapia de MSK, Melissa Zinovoy, y otros dos médicos hablan con una paciente recostada en una camilla que espera por su escaneo.

Los oncólogos de radioterapia, como Melissa Zinovoy, diseñan un plan de tratamiento personalizado para cada mujer con cáncer de mama, los cuales toman en cuenta la ubicación y el tamaño exacto de la enfermedad.

En la radioterapia se utilizan rayos X de alta energía para destruir células cancerosas. En Memorial Sloan Kettering usamos radioterapia en muchas situaciones distintas para tratar mujeres con cáncer de mama.

La radioterapia requiere una cuidadosa planificación. MSK cuenta con un equipo de oncólogos de radioterapia, radioterapeutas, físicos especializados en medicina, y otros expertos dedicados especialmente al tratamiento del cáncer de mama. Su objetivo es no solo eliminar las células del cáncer de mama, sino también mantener sanos los órganos y tejidos que se encuentran cerca de la mama para prevenir los efectos secundarios de la radiación.

Comprendemos que un tratamiento diario puede presentar desafíos para las mujeres que tienen una vida muy atareada. Para que puedas recibir atención más cerca de tu hogar, el equipo de especialistas mamarios de MSK ofrece los tratamientos de radioterapia más avanzados en nuestros centros, inclusive Nassau y Commack, en Long Island; Westchester County; Basking Ridge y Middletown en Nueva Jersey; y Manhattan.

Los médicos que integran los equipos en todos nuestros centros son reconocidos a nivel nacional por sus conocimientos y aportes en el campo de la radiación oncológica. Además, las mujeres que atendemos tienen acceso a los últimos adelantos en materia de tratamiento y a ensayos clínicos en cada centro.

Estamos aquí para ti.

Comunícate con un Consejero de Cuidados al 800-525-2225

Programar citas en linea

Radiación después de la tumorectomía

Los expertos de MSK recomiendan la radioterapia después de una tumorectomía para reducir la posibilidad de que el cáncer vuelva. Este abordaje (tumorectomía seguida de radioterapia) se conoce como terapia de conservación de la mama.

La radioterapia comienza entre 6 y 12 semanas después de la tumorectomía. Con mayor frecuencia, la aplicamos en toda la mama (radiación de toda la mama). En algunos casos también tratamos los ganglios linfáticos cercanos.

Hay ocasiones en que podemos aplicar la radioterapia solo en aquellas zonas de la mama que tienen cáncer. Este método, denominado la irradiación parcial de la mama, es adecuado para mujeres con cáncer de mama en fase inicial, lo que significa que tienen pequeños tumores y no hay signos de cáncer en los ganglios linfáticos. Este abordaje nos permite tratar una porción más pequeña de la mama.

El tratamiento de irradiación parcial suele durar solo entre una y dos semanas, mientras que el tratamiento de toda la mama por lo general toma de tres a cuatro semanas. Debido a que menos tejido mamario está expuesto a la radiación, la irradiación parcial de la mama puede reducir el riesgo de que surjan efectos secundarios sin aumentar la posibilidad de que el cáncer vuelva a aparecer.

Médicos especialistas en cáncer de mama y otros expertos
Nuestros médicos especialistas en cáncer de mama, enfermeros especializados y otros profesionales de la salud ofrecen una atención innovadora y compasiva, y todos son expertos en esta enfermedad.

Radiación después de la mastectomía

Después de someterse a una mastectomía, algunas mujeres tienen un riesgo moderado o alto de que queden algunas células microscópicas. Estas células pueden ocultarse en la pared torácica o en los ganglios linfáticos que drenan líquido desde la zona que rodea el tumor.

Por este motivo, en ocasiones es necesario tratar la pared torácica o la mama reconstruida y los ganglios linfáticos circundantes con radioterapia posmastectomía. Este tratamiento generalmente dura de cinco a seis semanas.

Nuestros cirujanos plásticos y oncólogos de radioterapia trabajan juntos para ofrecer radioterapia a las mujeres que se han sometido a una reconstrucción de mama inmediatamente después de la mastectomía. La clave del éxito es la colaboración entre todos nuestros médicos, incluso los cirujanos plásticos, cirujanos mamarios, médicos oncólogos y oncólogos de radioterapia. Trabajando en conjunto se logran excelentes resultados para nuestras pacientes, inclusive una baja tasa de complicaciones.

Las mujeres que necesitan terapia sistémica, como quimioterapia, pueden recibir radiación luego de terminar con ese tratamiento.

Radiación para tratar el cáncer de mama metastásico

En mujeres con cáncer de mama que se haya extendido a otras partes del cuerpo, la radiación puede servir para aliviar los síntomas en la zona afectada. La radiación es especialmente útil si el cáncer se ha propagado a los huesos y está causando dolor. La radiación puede aliviar el dolor en aproximadamente el 80 % de las mujeres.

Tipos de radiación para tratar el cáncer de mama

La radioterapia externa es la forma más común de radioterapia para el cáncer de mama. En este caso, una máquina llamada acelerador lineal, o LINAC, produce radiación. La radiación se aplica como rayos X dirigidos con precisión.

En MSK ofrecemos radioterapia externa de distintas maneras. Estos tratamientos están diseñados para adaptar la radioterapia lo más posible al tamaño y la ubicación precisos del cáncer, apuntar específicamente a las células tumorales y evitar los efectos secundarios.

También ofrecemos radioterapia interna en forma de braquiterapia. La braquiterapia por lo general se reserva para mujeres que reciben irradiación parcial de la mama después de una tumorectomía.

Obtenga más información sobre las técnicas que suele recomendar nuestro equipo de radioterapia para el cáncer de mama.

MSK Precise™
VIDEO | 01:01
Learn what it means to receive hypofractionated radiation therapy in this short animation.
Video Details

Muchas mujeres con cáncer de mama en fase inicial pueden recibir radioterapia hipofraccionada después de una tumorectomía (cirugía para extirpar tejido mamario canceroso). Esta forma de radioterapia también se denomina MSK PreciseTM. La dosis de radiación que se aplica en cada instancia del tratamiento es mayor que en la radioterapia estándar, pero se aplica en menos instancias y durante un período más breve. Este tratamiento puede reducir las reacciones cutáneas y los efectos secundarios. También ofrece la posibilidad de reducir las molestias para la vida diaria sin dejar de ser eficaz.

Radioterapia por intensidad modulada para el cáncer de mama

En la radioterapia por intensidad modulada (IMRT) se utiliza un programa informático especial para diseñar un plan de dosis personalizado a fin de aplicar radiación a la mama. Esta tecnología evita que haya zonas de hipercaptación, es decir, zonas que reciben más radiación que otras debido a la forma de la mama. La IMRT también minimiza los efectos secundarios. En algunas situaciones especiales, la IMRT también se usa para limitar la dosis de radiación a los ganglios linfáticos que requieren tratamiento o a los órganos que se encuentran cerca de la mama, como el corazón y los pulmones.

Obtén más información sobre la IMRT.

Radioterapia guiada por imágenes para el cáncer de mama

En la radioterapia guiada por imágenes (IGRT), los médicos y radioterapeutas utilizan tecnologías de imagenología, como radiografías y tomografías computarizadas, para localizar el tumor justo antes de aplicar la dosis de radiación. Esto se hace mientras las pacientes se encuentran ubicadas para recibir el tratamiento. Lo que se logra es una aplicación más precisa de la radiación directamente en el tumor. La IGRT se usa sobre todo para tratar el cáncer de mama que se ha diseminado a otras partes del cuerpo (presenta metástasis).

La radioterapia corporal estereotáctica es un tratamiento muy similar. También se recomienda para tratar el cáncer de mama metastásico.

Obtén más información sobre la IGRT.

Protonterapia para el cáncer de mama

Hay una forma avanzada de radioterapia llamada protonterapia que puede beneficiar a algunas mujeres. La protonterapia se aplica mediante un dispositivo llamado ciclotrón. Lo que hace es enviar a la mama un rayo de pequeñas partículas cargadas de energía que se llaman protones. Esto permite a nuestros médicos aplicar la dosis necesaria al tumor —y con ello maximizar las posibilidades de destruirlo— y, al mismo tiempo, reducir la dosis que llega al tejido normal. Esto disminuye el riesgo de que se presenten efectos secundarios relacionados con el tratamiento.

¿Qué es la protonterapia?

Obtén respuestas a algunas de las preguntas más comunes que nuestros médicos especialistas en protonterapia reciben de los pacientes.

Más »

Las pacientes que más beneficios obtienen de la protonterapia son aquellas que requieren tratamiento de los ganglios linfáticos y las que ya han recibido radiación. Esta tecnología de punta solo está disponible en algunos centros en los Estados Unidos. El MSK es uno de los principales centros del mundo que utiliza la protonterapia para el cáncer de mama.

Obtén más información sobre la protonterapia.

Irradiación parcial de la mama usando braquiterapia

La braquiterapia implica colocar radiación directamente en el tumor. Si el tumor ya se ha extirpado mediante una cirugía, la radiación se coloca en la zona donde este se encontraba. Por consiguiente, la braquiterapia puede pensarse como un tratamiento contra el cáncer que se aplica desde dentro hacia fuera.

La braquiterapia es una de las muchas formas en que se puede aplicar radiación después de una tumorectomía. Dependiendo de la situación, las características clínicas y las preferencias de la paciente, en vez de la braquiterapia podemos recomendar una de las radioterapias externas mencionadas anteriormente. Los médicos del MSK son expertos a nivel nacional y tienen experiencia en ambas técnicas.

Obtén más información sobre la braquiterapia.

Radioterapia en decúbito prono para el cáncer de mama

En este método, las pacientes se colocan bocabajo (en lugar de bocarriba). La radiación se dirige a la mama afectada que cuelga a través de una abertura en la mesa de tratamiento. Este método puede reducir la exposición a la radiación de los órganos vitales cercanos, como el corazón y los pulmones. Se ha demostrado que la radioterapia en decúbito prono para el cáncer de mama reduce las quemaduras por radiación en la piel. Las investigaciones también han demostrado que este tratamiento es especialmente útil para mujeres con mamas grandes.

Bloqueo de la respiración en inspiración profunda

En este método, nuestros radioterapeutas experimentados guían a las mujeres con cáncer en la mama izquierda para que apliquen una técnica de respiración llamada inspiración profunda con contención (DIBH). Esta técnica minimiza el riesgo de dañar el corazón.

Las pacientes contienen la respiración para que los pulmones alejen el corazón de la mama mientras se aplica la radiación. Nuestro programa informático especialmente diseñado cortará la radiación en el mismo instante en que la paciente comience a soltar la respiración. Esto garantiza que el rayo no llegue al corazón si este se desplaza hacia el campo de radiación. Antes medimos la capacidad pulmonar de las pacientes para garantizar la precisión de nuestro método.

Ensayos clínicos de radioterapia para el cáncer de mama

Los ensayos clínicos son estudios de investigación en que se prueban nuevos tratamientos para ver cómo funcionan y confirmar que sean seguros. Las mujeres que deciden participar en un ensayo en MSK reciben los tratamientos contra el cáncer más avanzados que se encuentran disponibles, a veces años antes de que se puedan acceder en otros lugares.

Ofrecemos diversas opciones de ensayos clínicos para mujeres con cáncer de mama que están recibiendo radioterapia. Por ejemplo, los investigadores de MSK están dirigiendo un ensayo nacional sobre el uso de la terapia protónica para limitar las cardiopatías provocadas por la radiación. Nuestro equipo también se encuentra investigando el uso de la radiación combinada con nuevos fármacos, como la inmunoterapia, para tratar el cáncer de mama recidivante.

Busca un ensayo clínico de radioterapia para el cáncer de mama.

Por qué debería elegir Memorial Sloan Kettering para recibir la radioterapia de mama

  • Para aplicar la radioterapia de la mejor manera posible se necesita un equipo especializado de médicos, enfermeros, terapeutas, físicos y planificadores del tratamiento. Nuestro equipo de especialistas en cáncer de mama es uno de los más grandes y capacitados del país.
  • Nuestros oncólogos de radioterapia tienen acceso a todas las formas de radioterapia disponibles y tienen experiencia en su aplicación. No hay un solo tipo de radiación que sea el mejor para todas las mujeres que atendemos. Pero nuestra amplia experiencia nos permite seleccionar la mejor técnica para cada mujer y personalizar el abordaje según sea necesario.
  • Nuestro equipo de físicos especializados en medicina garantiza que la dosis de radiación que cada mujer reciba se dirija de manera precisa y segura al tejido canceroso y no toque el tejido normal cercano.
  • Consideramos las características especiales de cada mujer. Nuestras publicaciones han demostrado que la atención personalizada se traduce en mejores resultados.

Efectos secundarios de la radiación para tratar el cáncer de mama

Hoy en día, la radioterapia es muy precisa y provoca escaso daño en la piel o los tejidos sanos circundantes. Muchas mujeres toleran muy bien la radioterapia en la mama e informan pocos efectos secundarios duraderos.

Esto dicho, tras algunas semanas de radiación, las pacientes pueden experimentar:

  • una alteración en la piel parecida a la quemadura del sol
  • cambios en el color de la piel
  • hinchazón y pesadez en la mama
  • fatiga

Los oncólogos de radioterapia te explicarán en detalle qué esperar y cuándo es posible que aparezcan efectos secundarios. También pueden recetar una pomada de uso local para minimizar los cambios en la piel. La fatiga que se siente durante el tratamiento varía mucho, pero en general las mujeres pueden mantenerse activas y realizar todas las actividades habituales de su vida diaria. La mayoría de las mujeres pueden continuar trabajando durante el tratamiento.

Otros efectos secundarios pueden aparecer meses o años después de terminar el tratamiento. Estos se llaman efectos tardíos.

Los efectos tardíos de la radiación para tratar el cáncer de mama no son comunes, pero pueden incluir:

  • inflamación del pulmón, especialmente en las mujeres que también recibieron quimioterapia
  • lesión cardíaca cuando ocurre una exposición significativa del corazón
  • linfedema en el brazo, especialmente cuando la radioterapia se aplica tras extirpar los ganglios linfáticos

El equipo de expertos en radiación de MSK toma todas las precauciones para minimizar las lesiones cardíacas y pulmonares. Estamos a la vanguardia de las investigaciones para encontrar nuevas formas de prevenir y tratar el linfedema. También contamos con un equipo de expertos especializados en rehabilitación y medicina integral para ayudar a controlar este efecto secundario del tratamiento contra el cáncer de mama.