Cáncer de recto

Español
Share
Print
Español
Share
Print
Cirujano colorrectal Martin Weiser

Martin Weiser y otros cirujanos de MSK se especializan en las técnicas quirúrgicas de invasión mínima. Estas técnicas pueden ayudar a las personas preservar su salud sexual, su capacidad de usar el baño de forma normal y su calidad de vida después de la cirugía para el cáncer de recto.

Quizás estás leyendo esto porque tú o un ser querido han sido diagnosticados con cáncer de recto. O es posible que tengas síntomas que te preocupan y te hacen sospechar que tengas cáncer en el colon o el recto. Aprender todo lo que puedas sobre la enfermedad puede ayudar que te sientas mejor preparado para hablar con un médico acerca de tu condición y las opciones para detección y tratamiento.

Es posible que te sientas preocupado y abrumado. Este es un buen lugar para empezar a buscar ayuda. Visita otras secciones de esta guía para obtener información más detallada.

Estamos para ayudarte en todo momento.

Estamos aquí para ti.

Comunícate con un Consejero de Cuidados al 800-525-2225

Programar citas en linea

Volver al principio

¿Qué es el cáncer de recto?

El cáncer de recto se forma dentro de una porción del intestino grueso, que mide aproximadamente cinco pies y medio de largo. Los primeros cinco pies (1.5 m) del intestino grueso forman el colon. El colon absorbe el agua de las heces. El recto compone las últimas seis pulgadas (15.24 cm) del intestino grueso. El recto es donde el cuerpo almacena las heces hasta el momento de la defecación. Los cánceres que se encuentran en ambos órganos a menudo se clasifican como el cáncer colorrectal.

El cáncer de recto con frecuencia se desarrolla lentamente durante varios años. Por lo general, comienza como un pequeño crecimiento anormal en las paredes internas del recto. Esto es un pólipo. Con el tiempo, algunos pólipos pueden convertirse en cáncer.

El cáncer de recto a menudo se encuentra contenido dentro del recto. Pero sin tratamiento, puede propagarse a otros órganos, con más frecuencia al hígado y los pulmones.

Un pequeño porcentaje del cáncer de recto se debe a causas genéticas que pueden ser transmitidas de padres a hijos.

Obtén más información sobre el cáncer de colon.

Obtén más información sobre las causas genéticas del cáncer de recto.

Volver al principio

¿El cáncer de recto y el cáncer de colon son diferentes?

Ambos son tipos de cáncer del intestino grueso. Ambos pueden causar los mismos síntomas y se diagnostican del mismo modo, normalmente mediante una colonoscopia.

Sin embargo, el cáncer de colon y el cáncer de recto se pueden tratar de diferentes maneras. La cirugía es el tratamiento más común para el cáncer de colon, el cual se presenta en los primeros cinco pies (1.5 m) del intestino grueso y se encuentra en el vientre. El vientre es un espacio relativamente grande y abierto para que un cirujano pueda operar.

La cirugía también se usa comúnmente para tratar el cáncer de recto, y a menudo en combinación con otras terapias. Sin embargo, el recto puede ser más difícil de operar. Está rodeado de los huesos de la pelvis, y el espacio alrededor del recto contiene otros órganos. El recto se encuentra muy cerca de la vejiga, y de la vagina y el útero en las mujeres y de la próstata en los hombres.

Los tumores en la parte inferior del recto también pueden estar cerca del músculo del esfínter anal, el cual es importante para poder usar el baño con normalidad. Todos estos factores pueden influir las opciones de tratamiento contra el cáncer de recto.

Obtén más información sobre los tratamientos para el cáncer de recto.
 
Obtén más información sobre los tratamientos para el cáncer de colon.

Volver al principio

¿Cuáles son los indicios y síntomas del cáncer de recto?

El cáncer de recto generalmente no presenta síntomas en las fases iniciales. Por esta razón, recomendamos que te realices pruebas de detección para el cáncer colorrectal con regularidad, según tu edad, antecedentes médicos, y otros factores de riesgo.

Hay algunos indicios de cáncer de recto que no deberías ignorar, inclusive cambios en hábitos intestinales que sean significativos o duren más de unos días.

Si tienes menos de 50 años y no te han realizado una prueba de detección de cáncer colorrectal, es muy importante que no ignores estos síntomas. Generalmente, estas pruebas comienzan a los 50 años, pero recientemente un inquietante aumento en los casos de cáncer colorrectal se ha visto en jóvenes que están en sus 20 o 30 años y no tienen antecedentes familiares de la enfermedad u otros factores que aumentan el riesgo de contraerlo.

Obtén más información sobre los indicios y síntomas de cáncer de recto.

Obtén más información sobre el cáncer de colon y recto que se presenta antes de los 50 años.

Volver al principio

¿Tengo riesgo de padecer cáncer de recto?

El cáncer colorrectal es el tercer cáncer más común diagnosticado tanto en hombres como en mujeres en los Estados Unidos. Alrededor de 145,000 personas son diagnosticadas con cáncer colorrectal cada año, y 44,000 de ellas padecen de cáncer de recto.
Tu riesgo de tener cáncer de recto depende de muchos factores. Algunos se pueden controlar, pero no otros, inclusive:

  • la edad- la probabilidad de tener cáncer de recto aumenta a medida que vas envejeciendo
  • dieta, ejercicio, tabaquismo, y consumo de alcohol
  • antecedentes personales de pólipos y enfermedades inflamatorias intestinales, como la colitis ulcerosa o la enfermedad de Crohn
  • antecedentes familiares de cáncer colorrectal y de tipos de cáncer relacionados y trastornos hereditarios, entre ellos el síndrome de Lynch y la poliposis adenomatosa familiar
  • la genética. Aproximadamente un 5 a 10 por ciento de los cánceres colorrectales se deben a causas genéticas que se transmiten de padres a hijos.

Obtén más información sobre los factores de riesgo del cáncer de recto.

Obtén más información sobre el examen genético para la detección del cáncer de recto.

Volver al principio

¿Debo realizarme pruebas para detectar el cáncer colorrectal?

El cáncer colorrectal generalmente se puede curar si se detecta a tiempo.
 
Las pautas de Memorial Sloan Kettering recomiendan que te realices una prueba para detectar el cáncer colorrectal cada diez años, a partir de los 50 años, si tienes un riesgo promedio y no tienes síntomas. Si tienes un riesgo más alto debes de realizarte las pruebas con más frecuencia según tu edad y antecedentes médicos personales y familiares.

En MSK, el método preferido para detectar el cáncer colorrectal es la colonoscopia, un procedimiento que detecta pólipos. Estos crecimientos anormales de tejido dentro del colon y del recto pueden convertirse en cáncer. Una colonoscopia también puede extirpar los pólipos antes de que sean cancerosos.

Obtén más información sobre la colonoscopia y otras pruebas de detección para el cáncer colorrectal.

Volver al principio

¿Cómo se diagnostica el cáncer de recto?

Si se sospecha que tienes cáncer de recto, un especialista te hará una colonoscopia. Esta es una prueba en la cual se extirpa una pequeña porción de tejido para buscar indicios de cáncer. Un patólogo (un médico especializado en el diagnóstico de enfermedades) luego analiza esta muestra con un microscopio.

Si te diagnostican con cáncer de recto, el próximo paso es determinar hasta qué punto ha avanzado la enfermedad. Esto se conoce como estadificación. Tu equipo de atención médica puede recomendar que te realices exploraciones mediante una tomografía computarizada (CT) o resonancia magnética (IRM) y otras pruebas para ver si el cáncer se ha propagado fuera del recto a otros órganos.

Volver al principio

¿Cuáles son los tipos de cáncer de recto?

La gran mayoría de los tipos de cáncer de recto se clasifican como adenocarcinoma. Este es un cáncer de las células que revisten la superficie interna del recto. Los tipos de tumores más raros incluyen:

  • tumores carcinoides, los cuales comienzan en las células que producen hormonas en los intestinos
  • tumores en el estroma gastrointestinal (un tipo de sarcoma en el tejido blando que puede encontrarse en cualquier parte del tubo digestivo, pero que es raro en el recto) u otros tipos de sarcoma que comienzan en los vasos sanguíneos o en el tejido conectivo del recto
  • linfoma, un cáncer del sistema inmunitario que generalmente comienza en los ganglios linfáticos, pero puede comenzar en el recto

Obtén más información sobre los tipos de cáncer de recto.

Volver al principio

¿Cuáles son los estadios del cáncer de recto?

Los estadios describen la cantidad de cáncer que se encuentra en el recto y si se ha propagado (metastatizado) a otros órganos. Esta información es esencial para que nuestros médicos puedan diseñar un plan de atención para ti.
Hay cinco estadios o etapas del cáncer de recto.

  • Estadio 0: una fase temprana en la cual el cáncer se encuentra solamente en el revestimiento interno de la pared del recto.
  • Estadio I: el tumor se ha propagado más allá del revestimiento interno, pero permanece dentro de la pared del recto y no se ha propagado a los ganglios linfáticos (pequeños órganos que forman parte del sistema inmunitario).
  • Estadio II: el cáncer se extiende más allá de la capa gruesa de músculo más externa de la pared del recto, pero no se ha propagado a los ganglios linfáticos.
  • Estadio III: el cáncer se ha propagado fuera del recto a uno o más ganglios linfáticos.
  • Estadio IV: el cáncer se ha propagado a otras partes del cuerpo, inclusive al hígado o a los pulmones. Es posible que el cáncer se encuentre en los ganglios linfáticos.

Obtén más información sobre los estadios del cáncer de recto.

Volver al principio

¿Cuáles son los tratamientos contra el cáncer de recto?

Si has sido diagnosticado con cáncer de recto, tus médicos hablarán contigo acerca de las opciones para tratamiento. Para tomar una decisión informada, pregunta acerca de las ventajas y las desventajas de cada opción, incluso los posibles efectos secundarios y la eficacia que podría tener.

Entendemos la importancia de la calidad de vida. Siempre tratamos de preservar tu capacidad de ir al baño normalmente, tanto como tu función sexual. Hay varias formas de tratar el cáncer de recto, las cuales dependen del estadio y la ubicación del tumor. Estos métodos con frecuencia se usan en combinación, entre ellos:

  • Cirugía para extirpar el cáncer. A menudo, el cáncer de recto en etapa temprana se puede tratar con un procedimiento de invasión mínima. Esta técnica usa una incisión (corte) más pequeña que la que se requiere en una cirugía tradicional. Esto incluye la cirugía robótica. En algunos procedimientos, los cirujanos usan herramientas especiales para evitar hacer una incisión. Para el cáncer más avanzado, la cirugía también puede ser una opción adecuada, normalmente en combinación con quimioterapia o radiación antes, durante o después de la operación.
  • Quimioterapia con fármacos que reducen o eliminan las células cancerosas. Se puede administrar antes, durante o después de la cirugía.
  • Radiación que usa rayos de alta energía o semillas radioactivas para reducir o eliminar las células cancerosas. Estas terapias emplean tecnología sofisticada de imagenología para administrar con precisión poderosas dosis de radiación directamente a los tumores y evitar el daño a los tejidos sanos.
  • Terapia de observación o el manejo no operatorio (“watch and wait”). Los médicos de MSK han sido pioneros en tratamientos que emplean una combinación de quimioterapia y radiación que pueden ayudar a las personas con cáncer de recto en estadios II y III evitar la cirugía.
  • La terapia dirigida que ataca las debilidades genéticas en las células cancerosas. Este tratamiento no afecta las células normales.
  • Inmunoterapia. Esto ayuda a aprovechar tu propio sistema inmunitario para combatir el cáncer.

Obtén más información sobre los tratamientos contra el cáncer de recto.

Volver al principio

¿Cuáles son los tratamientos contra el cáncer de recto que se ha propagado (cáncer metastásico)?

Si el cáncer se ha propagado (metastatizado) fuera del recto, hay muchas opciones de tratamiento.

  • La cirugía puede extirpar los tumores que se han propagado desde el recto a otros órganos, como el hígado o los pulmones.
  • La quimioterapia y la radioterapia pueden reducir o eliminar las células cancerosas. Estas terapias se usan juntas a menudo.
  • MSK es un líder en el desarrollo de la terapia neoadyuvante total (TNT) para el cáncer de recto. Este tratamiento emplea la quimioterapia en combinación con radiación antes de la cirugía. Las investigaciones sugieren que TNT ayuda a eliminar las células cancerosas que pueden ser indetectables.
  • Existen terapias que se dirigen a porciones de la ADN de células cancerosas (terapias dirigidas) o estimulan el sistema inmunitario del cuerpo para combatir el cáncer (inmunoterapia). Estos tratamientos son eficaces para un pequeño porcentaje de personas.

Obtén más información sobre los tratamientos para el cáncer de recto metastásico.

Volver al principio

¿Cómo será afectada mi calidad de vida por el tratamiento contra el cáncer de recto?

Después del impacto de un diagnóstico de cáncer de recto, es posible que tengas muchas preguntas sobre cómo te afectará el tratamiento, inclusive tu capacidad para usar el baño con normalidad y tu salud sexual.

En MSK, uno de nuestros objetivos clave es el mantenimiento de estas funciones. Tu equipo de atención se concentrará en tu calidad de vida desde el comienzo del tratamiento. Diseñaremos un plan personalizado para ti. Atendemos a muchas personas con cáncer de recto y tenemos una experiencia incomparable para proteger lo que es más importante para ti.

Obtén más información sobre el tratamiento contra el cáncer de recto y cómo preservamos tu calidad de vida

Volver al principio

¿Por qué debo elegir Memorial Sloan Kettering para el tratamiento contra el cáncer de recto?

Si estás enfrentando a un diagnóstico de cáncer de recto, entendemos cuánto deseas recuperar una sensación de control sobre tu vida. Decidir dónde recibir tratamiento es un paso decisivo.

MSK es reconocido a nivel mundial como líder y pionero de nuevas formas de tratar el cáncer de recto, y estamos equipados para diseñar un plan de tratamiento específicamente para ti. Todos los años atendemos a más de 1,200 personas con cáncer de colon y de recto. Curamos o controlamos la enfermedad en personas que enfrentan cada forma de cáncer colorrectal, desde las fases más tempranas hasta los casos más raros y complejos.

Nuestro equipo de cáncer colorrectal desarrolló o estudió por primera vez muchos de los tratamientos más avanzados empleados hoy en día. Eso significa que las personas que atendemos pueden tener acceso a ensayos clínicos con nuevas opciones de terapia que posiblemente no estén disponibles en otros hospitales.

Creemos que debes elegir MSK porque ofrecemos:

  • Atención dedicada y compasiva de un equipo de expertos. Nuestro personal incluye más de 70 especialistas concentrados en diversos aspectos del cáncer colorrectal, entre ellos la cirugía, quimioterapia, radiología, patología, y el control de síntomas. Muchos de ellos son reconocidos a nivel nacional e internacional.
  • Los tratamientos más modernos contra el cáncer de recto, entre ellos las cirugías de invasión mínima, las cuales realizan incisiones (cortes) más pequeñas que las cirugías tradicionales. Los cirujanos de MSK están especialmente preparados para emplear los métodos que utilizan sistemas robóticos, que te brindan una mayor precisión. Nuestros médicos realizan estos tipos de cirugías con más frecuencia que los médicos en cualquier otra institución del país. Esto nos brinda un alto nivel de conocimiento especializado que reduce el tiempo necesario para la recuperación y resulta en menos complicaciones.
  • Liderazgo en el desarrollo de la próxima generación de tratamientos contra el cáncer de recto. En MSK, ayudamos a desarrollar la terapia neoadyuvante total. Este tratamiento utiliza quimioterapia y radioterapia, las cuales son calibradas con precisión, antes de la cirugía para el cáncer avanzado. Además, ayudamos a liderar la terapia de observación, que puede ayudar que evites los riesgos de la cirugía.
  • El compromiso con tu calidad de vida. Nuestros especialistas toman todas las medidas para preservar tu capacidad de ir al baño normalmente, tanto como tu función sexual. No solo podemos ayudarte a sobrevivir sino también a vivir bien.
  • Experiencia en el diagnóstico y tratamiento de cáncer de recto, sea hereditario, raro o complejo. Dado que somos el centro oncológico sin fines de lucro más grande del mundo, tenemos una amplia experiencia en curar o controlar todas las formas de la enfermedad.
  • Tratamiento personalizado. Utilizamos pruebas genéticas de vanguardia y otros métodos para predecir las terapias que tengan más probabilidad de ser eficaces para nuestros pacientes.
  • La primera clínica en el mundo para personas menores de 50 años que padecen cáncer colorrectal. El Centro de cáncer colorrectal en personas jóvenes (Center for Young Onset Colorectal Cancer) fue creado para abordar el preocupante aumento en casos de cáncer colorrectal en las personas que tan solo están en sus 20 o 30 años de edad. Los especialistas del centro ayudan a estos pacientes con los desafíos particulares que enfrentan y al mismo tiempo realizan investigaciones sobre las causas de esta inquietante tendencia.
  • Programas personalizados para mantener tu bienestar después del tratamiento. Esto incluye un registro para familias que son afectadas por síndromes hereditarios, los cuales predisponen al cáncer colorrectal, y pueden tener un riesgo mayor.
  • La dedicación para ofrecerte el mejor resultado posible y asegurar que te sientas contento con tu atención. Hacemos un seguimiento de la satisfacción de nuestros pacientes y usamos tus comentarios para mejorar continuamente.
  • Flexibilidad en decidir cómo y dónde recibir tratamiento. Nuestros especialistas están ubicados en localizaciones convenientes en Manhattan y en nuestros centros regionales para pacientes ambulatorios, los cuales se encuentran en New Jersey, Long Island, y en el condado de Westchester. Esto permite que nuestros pacientes reciban la misma atención destacada de los médicos de MSK más cerca de su hogar.
  • Apoyo emocional en el Centro de Orientación de MSK y terapias de bienestar proporcionados por nuestros especialistas en el servicio de medicina integral para aliviar los síntomas después del tratamiento.
  • Un plan de cuidados de sobrevivencia que será personalizado con la orientación médica necesaria para ayudarte a transitar hacia una vida saludable luego del tratamiento contra el cáncer de recto.
Volver al principio