Factores de riesgo para el cáncer de recto

Factores de riesgo para el cáncer de recto

Español
Share
Print
Español
Share
Print
tres integrantes del servicio de Gastroenterología, entre ellos el jefe, Mark Schattner

Mark Schattner, jefe de Gastroenterología, con sus colegas, Smrita Sinha y Delia Calo. Los gastroenterólogos de MSK son capacitados en las técnicas endoscópicas adelantadas que se emplean para diagnosticar y tratar a las personas que tienen cáncer colorrectal.

Si comprendes cuáles son los factores de riesgo para el cáncer de recto podrás adoptar hábitos saludables y tener más información para hablar con tu médico sobre las pruebas para detectar esta enfermedad.

Se pueden controlar algunos de los factores de riesgo del cáncer de recto, pero no todos.

Estamos aquí para ti.

Comunícate con un Consejero de Cuidados al 800-525-2225

Programar citas en linea

Volver al principio

¿Cuáles son los factores de riesgo del cáncer de recto que puedo controlar?

Los siguientes factores de riesgo aumentan la probabilidad de padecer cáncer de recto:

  • una dieta con un alto contenido de carnes rojas, procesadas o achicharradas
  • la falta de ejercicio
  • la obesidad, especialmente la grasa que se acumula alrededor de la cintura
  • el tabaquismo (según los estudios, las personas que fuman tienen entre un 30 y 40 por ciento más probabilidad de morir de cáncer colorrectal)
  • el consumo excesivo de alcohol
Volver al principio

¿Cuáles son los factores de riesgo del cáncer de recto que no puedo controlar?

La edad

La mayoría de los casos de cáncer de recto ocurren después de los 50 años (a menos que haya algún antecedente familiar de la enfermedad o una causa hereditaria). Sin embargo, en los últimos años se ha visto un preocupante aumento en las tasas de incidencia del cáncer de recto en jóvenes que están en sus 20 y 30 años.

Obtén más información sobre el cáncer de recto antes de los 50 años.

Antecedente familiar de síndrome de Lynch o poliposis adenomatosa familiar

Algunos trastornos genéticos - inclusive el síndrome de Lynch y la poliposis adenomatosa familiar - aumentan considerablemente el riesgo de padecer cáncer de recto. Obtén más información sobre estas y otras enfermedades hereditarias que afectan tu riesgo, y sobre nuestros servicios de exámenes genéticos.

Antecedentes de cáncer

Si has tenido cáncer en el pasado, tienes un mayor riesgo de que vuelva a presentarse.

Antecedente de enfermedad inflamatoria intestinal

Las enfermedades inflamatorias intestinales, como la colitis ulcerosa y la enfermedad de Crohn, aumentan el riesgo de padecer cáncer de recto.

Antecedente familiar de cáncer

Tienes un mayor riesgo de padecer cáncer rectal si:

  • un familiar cercano, como un pariente o hermano, tuvo cáncer de recto antes de los 50 años
  • varios familiares consanguíneos han tenido cáncer de recto
  • existe un patrón familiar de otros tipos de cáncer, como el de endometrio, de ovario, de las vías urinarias, de cerebro, de páncreas, y gástrico.
Volver al principio

¿Cómo puedo disminuir el riesgo de tener cáncer de recto?

MSK recomienda seguir estos hábitos saludables, los cuales pueden reducir el riesgo de padecer cáncer de recto:

  • Come más frutas, verduras y fibras, y menos carnes grasosas y grasas de productos lácteos. La Sociedad Americana contra el Cáncer recomienda que comas al menos cinco porciones diarias de frutas y verduras. Una buena manera de mejorar la dieta es elegir alimentos como las legumbres y productos de trigo integral, inclusive el pan, cereales, granos, arroz, y pasta. Los alimentos ricos en calcio y ácido fólico (como las legumbres, las frutas cítricas y el brócoli) también pueden disminuir el riesgo de tener cáncer de recto.
  • Haz ejercicio con regularidad. Realizando a menudo actividades que requieren un esfuerzo moderado, como subir las escaleras en vez de usar el ascensor, rastrillar hojas, o caminar, también puedes disminuir el riesgo de padecer cáncer de recto.
  • Mantén un peso saludable. La obesidad es un factor de riesgo importante para el cáncer de recto.
Volver al principio

¿La aspirina puede reducir el riesgo de tener cáncer de recto?

Algunas personas que a menudo utilizan aspirina u otros medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (NSAID) pueden tener un menor riesgo de padecer cáncer de recto y pólipos. La aspirina también puede ayudar a prevenir el crecimiento de pólipos en aquellas personas que han sido tratadas por un cáncer de recto en fase inicial o en aquellos que le han extirpado pólipos.


Solo debes tomar aspirina si el médico te lo indica. Las investigaciones sugieren que no todas las personas se benefician de tomar aspirina. Los NSAID pueden tener efectos secundarios graves. La aspirina puede causar hemorragia estomacal en algunas personas, y los medicamentos como el celecoxib (Celebrex®) pueden aumentar el riesgo de sufrir un ataque cardíaco o un accidente cerebrovascular.

Volver al principio

¿La terapia de reemplazo hormonal reduce el riesgo del cáncer colorrectal?

La terapia de reemplazo hormonal consiste en la administración de estrógeno y progesterona. Las mujeres que utilizan esta terapia luego de la menopausia pueden tener un riesgo menor de padecer cáncer de recto. Sin embargo, la terapia de reemplazo hormonal puede causar otros problemas de salud. Habla con tu médico para obtener más información acerca de los riesgos y beneficios de esta terapia.

Volver al principio