Actualización sobre los riesgos de coagulación de la vacuna contra el COVID-19 de Johnson & Johnson/Janssen

Español
Share
Print
Trabajadora de la salud prepara una vacuna

Al igual que las vacunas Pfizer-BioNTech y Moderna, la vacuna Johnson & Johnson se administra mediante una inyección en la parte superior del brazo.

Es posible que recientemente hayas leído sobre un trastorno de la coagulación poco frecuente, que se presenta luego de recibir la vacuna Johnson & Johnson/Janssen (J & J) contra el COVID-19. El trastorno se llama trombosis con síndrome de plaquetopenia (TTS).

El 16 de diciembre de 2021, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) recomendaron que los estadounidenses reciban las vacunas Pfizer-BioNTech o Moderna en lugar de la J & J (si tienen la opción). Esta decisión surge a partir de los últimos datos en cuanto a seguridad, eficacia y efectos secundarios poco frecuentes de la vacuna.

Jodi Mones, hematóloga de Memorial Sloan Kettering

Jodi Mones

La hematóloga de Memorial Sloan Kettering Jodi Mones explica los datos que conocemos de este trastorno ocasionado por la vacuna J & J. La Dra. Mones es una experta en trastornos sanguíneos, entre ellos la trombosis.

¿Qué es la trombosis con síndrome de plaquetopenia (TTS)?

El síndrome de plaquetopenia (TTS) ocurre cuando la vacuna produce anticuerpos que activan las plaquetas, lo que provoca plaquetopenia (bajos niveles de plaquetas) y coágulos (trombosis). Los coágulos pueden aparecer en venas y arterias de todo el cuerpo (en el cerebro, el abdomen y las piernas, por ejemplo). Por lo general, el TTS se presenta entre 1 y 2 semanas después de la vacunación.

El TTS es peligroso. Todas las personas que enfermaron de TTS luego de recibir la vacuna J & J fueron hospitalizadas. Dos tercios del total debieron ser tratadas en la unidad de cuidados intensivos (ICU) y 8 personas murieron.

Volver al principio

¿Qué tan frecuente es el TTS en personas que recibieron la vacuna J & J? ¿Quiénes están en riesgo?

Es muy poco frecuente. Este trastorno se descubrió en la primavera y el verano de 2021.

Desde entonces, se observó que la aparición del TTS luego de recibir la vacuna J & J es más frecuente de lo que se pensaba.

Al 24 de noviembre de 2021, los CDC y la FDA han identificado un total de 54 personas que padecieron TTS tras recibir la vacuna J & J. Esta cifra se detectó entre el total de 16.4 millones de dosis administradas en los EE. UU. 

Volver al principio

¿Cuáles son los síntomas del TTS? ¿Qué debo hacer si creo que tengo TTS tras recibir la vacuna J & J?

Los posibles síntomas incluyen dificultad para respirar, dolor de pecho, hinchazón de las piernas, dolor abdominal persistente, dolores de cabeza fuertes o persistentes, visión borrosa, mayor facilidad de tener moretones o pequeñas manchas de sangre bajo la piel alrededor de la zona donde te vacunaste.

Debes buscar atención médica de inmediato si tienes alguno de los siguientes síntomas.

Volver al principio

He recibido la vacuna J & J. ¿Qué debo hacer?

Si no han pasado 2 semanas desde que te vacunaste, debes prestar atención a los síntomas descritos anteriormente y buscar atención médica de inmediato si tienes cualquiera de ellos.

Es comprensible preocuparse por este efecto secundario, pero ten en cuenta que el riesgo de padecer TTS es muy bajo (sobre todo si pasaron más de 2 semanas desde que te vacunaste). Si no te vacunas, corres un mayor riesgo de padecer COVID-19, lo cual es más peligroso. Hiciste lo correcto al vacunarte.

Volver al principio

¿Qué ocurre si recibo una vacuna de refuerzo de J & J? ¿Puedo padecer TTS?

Se aplican los mismos riesgos y síntomas. Si tienes cualquiera de los síntomas descritos anteriormente dentro de las 2 semanas después de recibir una vacuna de refuerzo de J & J, debes buscar atención médica de inmediato.


17 de diciembre de 2021


Otros recursos

Volver al principio