Seguridad, eficacia y otra información importante sobre la vacuna contra el COVID-19

Un empleado de MSK después de recibir una vacuna contra el COVID-19

Grandes estudios han concluido que las vacunas contra el COVID-19 son altamente eficaces y seguras.

A medida que aprendemos más sobre las variantes del COVID-19, sabemos que la vacunación sigue siendo nuestra herramienta más eficaz contra este virus tenaz y nuestra mejor oportunidad para poner fin a esta pandemia.

Mini Kamboj, jefa de epidemiología de MSK, responde algunas preguntas frecuentes sobre las vacunas contra el COVID-19 y cómo funcionan.

¿Qué tan eficaces son las vacunas contra el COVID-19?

Las tres vacunas contra el COVID-19 brindan una fuerte protección contra enfermedades graves, hospitalización y muerte por COVID-19.

  • El 23 de agosto de 2021, la vacuna Pfizer-BioNTech contra el COVID-19 (Comirnaty®) recibió la aprobación completa por parte de la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA). La agencia federal emitió su decisión después de una revisión exhaustiva de los ensayos clínicos de Pfizer-BioNTech y sus datos de fabricación actualizados, que muestran que la vacuna tiene una eficacia del 91 % en la prevención de infecciones, hospitalizaciones y muerte por COVID-19. Anteriormente, se administraba bajo una autorización de uso de emergencia.
  • El 31 de enero de 2022, la vacuna Moderna (Spikevax™) contra el COVID-19 obtuvo la aprobación completa de la FDA. La agencia federal emitió su decisión después de una revisión exhaustiva de los ensayos clínicos y sus datos de fabricación, que muestran que la vacuna tiene una eficacia del 93% en la prevención del COVID-19 y del 98% en la prevención de formas graves de la enfermedad.
  • Se ha demostrado que la vacuna de Johnson & Johnson/Janssen (J & J) tiene una eficacia del 66%.
Volver al principio

¿Cómo se compara la eficacia con la de las vacunas para otras enfermedades?

Las vacunas contra el COVID-19 se encuentran entre las vacunas más eficaces de la historia. Son tan eficaces —si no más— que las vacunas contra la polio, la varicela, el sarampión y la gripe.

Volver al principio

¿Cómo funcionan las vacunas contra el COVID-19?

Las vacunas J & J, Pfizer-BioNTech y Moderna enseñan a las células cómo fabricar una parte del virus del COVID-19 (proteína de la espícula) para desencadenar una respuesta inmunitaria. La forma de esas instrucciones y la manera en que se abren camino dentro del cuerpo es un poco diferente según la vacuna que reciba.

En todos los casos, la vacuna entrena al cuerpo para que reconozca el virus de modo que, si contrae la infección, el sistema inmunitario esté listo para combatirla.

¿Por qué las vacunas de ARN mensajero (ARNm) contra el COVID-19 son diferentes?

Obtenga más información »

Volver al principio

¿Cómo sabemos que las vacunas funcionarán bien en todos los grupos?

Las tres empresas farmacéuticas realizaron estudios rigurosos que incluyeron personas de un amplio rango de edades, géneros, razas y grupos étnicos.

En el estudio de Pfizer-BioNTech, el 42 % de las personas tenía más de 55 años, y el 20 % padecía otra afección médica. Los grupos minoritarios y étnicos representaron el 17 % de los voluntarios para recibir la vacuna.

En el estudio de Moderna, alrededor del 25 % de las personas tenía más de 65 años. El grupo de estudio estaba compuesto por un 63 % personas blancas, 20 % hispanas o latinas, 10 % afroamericanas, 4 % asiáticas, 1 % nativas americanas y menos del 2 % otras etnias.

En el estudio de J & J, el 59 % de las personas eran blancos, el 45 % eran hispanos o latinos, el 19 % eran afroamericanos y el 9 % eran nativos americanos. En general, el 34 % de los participantes tenían más de 60 años.

Las tres vacunas ofrecieron una gran protección contra el COVID-19 en todos estos grupos. Los fabricantes de las vacunas continúan recopilando y analizando datos para asegurarse de esta información.

Volver al principio

¿Las vacunas contra el COVID-19 me protegerán contra las variantes?

Los estudios realizados hasta el momento indican que las vacunas son eficaces contra las nuevas variantes del COVID-19.

Debido a que las vacunas son altamente eficaces, aún podrían ofrecer una protección importante, incluso si no funcionaran tan bien contra una nueva variante.

Las nuevas variantes son otra razón por la que debe vacunarse contra el COVID-19 tan pronto como cumpla con los requisitos. Cuanto más rápido se vacunen las personas, menor será la probabilidad de que el virus desarrolle una nueva mutación. Obtenga más información aquí »

Volver al principio

¿Cuánto tiempo dura la protección de la vacuna?

Ninguna vacuna ofrece una protección del 100 % contra el contagio del virus o la transmisión a otras personas, por lo que es muy importante seguir con las pautas de seguridad como el distanciamiento social, el uso de mascarillas en algunas situaciones y el lavado de manos frecuente.

Volver al principio

¿Se exige que los empleados de MSK estén vacunados?

Sí. Todos los empleados de MSK deben vacunarse contra el COVID-19 como condición para su empleo. MSK está siguiendo los mandatos sobre la vacuna contra el COVID-19 que el estado de Nueva York y Nueva Jersey tienen para los trabajadores de la salud.

Volver al principio

Las vacunas contra el COVD-19 se desarrollaron muy rápidamente. ¿Cómo puedo estar seguro de que las vacunas contra el COVID-19 son seguras?

Las vacunas contra el COVID-19 se desarrollaron rápidamente porque los científicos tenían una ventaja. La tecnología ya existía y su uso para desarrollar una vacuna contra un nuevo virus se convirtió en una prioridad internacional, liberando miles de millones de dólares para garantizar la seguridad mientras todos se movían con urgencia para salvar vidas. Los organismos reguladores mejoraron algunos pasos en el proceso de autorización, pero las vacunas aún tenían que cumplir con los rigurosos estándares de seguridad y eficacia de la FDA. Los CDC siguen haciendo un seguimiento minucioso de todas las reacciones adversas.

Se han detectado e investigado algunos casos muy poco frecuentes de efectos secundarios graves, pero los científicos concluyeron que el riesgo de padecer la enfermedad grave por COVID-19 es mucho mayor que el riesgo de estos efectos secundarios. Aquí está la prueba de este escrutinio cuidadoso y continuo:

  • A mediados de julio de 2021, los CDC informaron que aproximadamente 100 de los 13 millones de estadounidenses que recibieron la vacuna J & J padecieron el síndrome Guillain-Barré. El síndrome de Guillain-Barré es una afección neurológica poco frecuente en la que el sistema inmunitario del cuerpo ataca las células nerviosas. Obtenga más información »
  • A finales de junio de 2021, los CDC informaron que más de 1,200 estadounidenses experimentaron inflamación cardíaca posiblemente relacionada con las vacunas Pfizer-BioNTech y Moderna. Los problemas relacionados con el corazón fueron muy poco frecuentes. En general, por cada millón de segundas dosis de vacunas administradas, se produjeron 12.6 casos de inflamación cardíaca. Obtenga más información »
  • A fines de noviembre de 2021, los CDC y la FDA han identificado 54 personas diagnosticadas con un trastorno de coagulación llamado síndrome de plaquetopenia (TTS) tras recibir la vacuna J & J (entre 16.4 millones de dosis). El 16 de diciembre, los CDC recomendaron que los estadounidenses reciban las vacunas Pfizer-BioNTech o Moderna en lugar de la J & J. Obtenga más información »

Existe información incorrecta de fuentes poco confiables en las redes sociales sobre cómo las vacunas Pfizer-BioNTech y Moderna usan algo llamado ARN mensajero (ARNm). La verdad es que hay miles de diferentes tipos de ARNm en las células humanas. Cada tipo de ARNm hace cosas diferentes.

Es importante saber que el ARNm no es lo mismo que el ADN y no se puede combinar con el ADN para cambiar su código genético.

Así es como funcionan las vacunas de ARNm: utilizan una pequeña parte del código genético del coronavirus para enseñarle a su sistema inmunitario cómo producir una proteína que desencadenará una respuesta inmunitaria si se contagia. El ARNm es frágil y da las instrucciones a las células para crear anticuerpos contra el SARS-CoV-2. No entra al núcleo de la célula, que es la parte que contiene el ADN.

Las vacunas no provocan cáncer. No le exponen al virus que causa el COVID-19. No puede contraer COVID-19 ni ninguna otra infección por la vacuna. Obtenga más información sobre cómo funcionan las vacunas de ARNm »

Volver al principio

¿Las personas con cáncer deberían recibir las vacunas contra el COVID-19?

Sí. Recomendamos encarecidamente a nuestros pacientes con cáncer que reciban la vacuna contra el COVID-19. Algunos tratamientos contra el cáncer, como la quimioterapia y la radiación, pueden disminuir la respuesta inmunitaria de las personas. Es posible que las vacunas contra el COVID-19 no sean tan eficaces en esos pacientes. Incluso en esos casos, algo de protección es mejor que nada.

Volver al principio

¿Qué pasa con los pacientes con cáncer, con sistemas inmunitarios muy debilitados?

Debe analizar con su equipo de atención médica de MSK cuál es el mejor momento para recibir la vacuna contra el COVID-19, así como cuáles son sus riesgos y beneficios.

Las vacunas contra el COVID-19 son seguras para pacientes con sistemas inmunitarios muy debilitados, por ejemplo, como resultado de un trasplante de células madre. Pero es posible que estas vacunas no funcionen tan bien durante ciertas fases del tratamiento contra el cáncer.

Por qué los pacientes con cáncer deben vacunarse contra el COVID-19

Obtenga más información »

Volver al principio

¿Las vacunas contra el COVID-19 son seguras para las mujeres que están tratando de quedar embarazadas, están embarazadas o en período de lactancia?

Sí, las vacunas son seguras y se recomiendan para personas que están tratando de quedar embarazadas, están embarazadas o en período de lactancia. A fines de septiembre de 2021, los CDC emitieron una fuerte recomendación para que se vacunen aquellas personas que están embarazadas o que estén tratando de quedar embarazadas. Esto se debe a que las personas embarazadas tienen un mayor riesgo de contraer una enfermedad grave por COVID-19 y de tener desenlaces clínicos adversos del embarazo, incluso un parto prematuro.

No hay evidencia de que las vacunas contra el COVID-19 causen problemas con el embarazo, incluso en el desarrollo de la placenta. Hasta el 29 de noviembre de 2021, más de 177,000 personas registradas en los the CDC indicaron que estaban embarazadas cuando se vacunaron. Se está monitoreando a un grupo para confirmar cómo la vacuna afecta a las mujeres embarazadas. No han surgido problemas de seguridad.

Las investigaciones han demostrado que las personas embarazadas que están vacunadas no solo se protegen a sí mismas, sino también a sus bebés, ya que transmiten anticuerpos a través del cordón umbilical y la leche materna.

No hay evidencia de que las vacunas contra el COVID-19 causen infertilidad en mujeres u hombres.

Deborah Goldfrank, directora de Ginecología General de MSK, explica lo que debe saber sobre la seguridad y eficacia de las vacunas para las personas embarazadas, lactantes o que planean tener hijos.

Obtenga más información »

Volver al principio

¿Las vacunas son seguras para mí si ya he tenido COVID-19?

Los CDC alientan a las personas que han tenido COVID-19 a vacunarse. Algunas de las personas en los estudios de vacunas tenían evidencia de una infección previa por COVID-19. Tuvieron efectos secundarios de la vacuna que eran similares a los de aquellos que no habían sido infectados previamente.

Volver al principio

¿Cuáles son los efectos secundarios de cada vacuna?

Se informó que las vacunas tienen efectos secundarios similares que no duran mucho, entre uno y tres días. Las personas que recibieron las vacunas informaron que tuvieron dolor en el sitio de la inyección, fatiga, dolor de cabeza y dolor muscular. Las reacciones adversas graves no son habituales.

Las personas con alergias comunes a medicamentos, alimentos, inhalantes, insectos y látex no son más propensas que el público en general a tener una reacción alérgica a las vacunas de ARNm, según la orientación del American College of Allergy, Asthma and Immunology.

Volver al principio

¿Puedo hacer algo con anticipación para reducir los efectos secundarios de la vacuna?

Es importante que no tome fármacos sin receta antes de recibir la vacuna, ya que existen preocupaciones de que algunos fármacos para aliviar el dolor puedan interferir con la respuesta inmunitaria a la vacuna. Tampoco está claro si tomar medicamentos con anticipación realmente funciona para reducir los síntomas posteriores a la vacuna. Debe esperar hasta después de recibir la vacuna para ver cómo se siente. Si tiene efectos secundarios, puede tomar un fármaco sin receta, como Advil o Tylenol, para bajar la fiebre, reducir los escalofríos o aliviar el dolor de cabeza o los dolores corporales.

Efectos secundarios de la vacuna contra el COVID-19: por qué aparecen y cómo tratarlos

Obtenga más información »

Volver al principio

¿Las vacunas contra el COVID-19 contienen productos de origen animal?

No, las vacunas de Pfizer-BioNTech, Moderna y J & J no contienen productos de origen animal ni derivados tales como carne de cerdo, escualeno de tiburón, gelatina, colesterol, huevo o leche. Tampoco contienen conservantes, gelatina ni látex. Las vacunas contra el COVID-19 también están libres de metales como hierro, níquel, cobalto, litio y aleaciones de lantánidos, e incluso productos manufacturados, como por ejemplo componentes de microelectrónica, electrodos, nanotubos de carbono o semiconductores de nanohilos.

Volver al principio

¿Debería hacerme una prueba de anticuerpos después de recibir la vacuna contra el COVID-19 para asegurarme de que está funcionando?

Actualmente, no se recomienda realizarse la prueba de anticuerpos para verificar la inmunidad de una persona al COVID-19 después de recibir las vacunas. La prueba de anticuerpos contra el COVID-19 utilizada en MSK detecta la respuesta inmunitaria después de haber sido infectado por COVID-19. No mide la respuesta inmunitaria como consecuencia de haber recibido la vacuna. Por esta razón, no debe solicitarse de forma rutinaria para evaluar la respuesta a la vacuna.


31 de enero de 2022


Otros recursos

Volver al principio