Tratamiento contra el cáncer de colon metastásico

Español
Share
Print
Español
Share
Print

La metástasis implica que las células cancerosas se han diseminado desde el colon a otros órganos. Esto también se conoce como cáncer de colon en estadio avanzado o cáncer de colon en estadio IV.

En este estadio, las opciones de tratamiento dependerán de varios factores, incluso la extensión del cáncer y qué otros órganos ha afectado. El cáncer de colon generalmente se propaga al hígado. También puede propagarse a los pulmones, el tejido que recubre la pared abdominal (peritoneo), los ovarios, el cerebro, u otros órganos.

Los avances recientes en los tratamientos han mejorado el pronóstico para las personas con cáncer de colon metastásico.

Estamos aquí para ti.

Comunícate con un Consejero de Cuidados al 800-525-2225

Programar citas en linea

Opciones de tratamiento para el cáncer de colon metastásico

El tratamiento de un cáncer de colon que se ha propagado a otros órganos generalmente requiere una combinación de terapias diferentes. inclusive:

  • cirugía
  • quimioterapia
  • terapias guiadas por imágenes, como la resonancia magnética (IRM) y tomografía computarizada (CT)
  • radioterapia
  • terapias dirigidas e inmunoterapia
  • ensayos clínicos

Opciones de tratamiento contra el cáncer de colon que se ha propagado al hígado

El cáncer de colon con mayor frecuencia se propaga al hígado. Esto sucede en parte porque el suministro sanguíneo del colon está conectado al hígado a través de un gran vaso sanguíneo.

Para tratar el cáncer de colon que se ha propagado al hígado, los especialistas de MSK pueden utilizar varias opciones, generalmente en conjunto. Estos incluyen:

Cirugía para extirpar tumores del colon y el hígado

Los cirujanos de MSK a menudo pueden extirpar tumores que se encuentran en el colon y en el hígado durante el mismo procedimiento. Esto puede disminuir el dolor y reducir el tiempo de recuperación. Si el cáncer se encuentra en un estadio avanzado, a veces se utiliza la quimioterapia y la radioterapia para reducir el tamaño de los tumores antes de la cirugía. Los cirujanos de MSK operan a cientos de personas con metástasis en el hígado cada año.

En algunos casos, es necesario realizar una colostomía. En este procedimiento, el cirujano corta el colon más allá del nivel del cáncer y une el extremo del colon a una abertura quirúrgica que se hace en el abdomen. Los desechos del cuerpo se eliminan por esta abertura y se almacenan en una bolsa adherida a la piel.

Quimioterapia

Normalmente, se combina la quimioterapia con la cirugía y otras terapias. Se puede realizar durante varias etapas de tu tratamiento:

  • La terapia neoadyuvante se realiza antes de la cirugía para reducir el tamaño de los tumores o detener su crecimiento.
  • La terapia adyuvante se realiza después de la cirugía. Esta puede ayudar a eliminar células cancerosas que permanecen, lo que disminuye el riesgo de que los tumores vuelvan a aparecer.
  • La infusión arterial hepática (HAI) es un tipo de quimioterapia que se administra por vía intravenosa. En la HAI se administran los medicamentos de quimioterapia directamente al hígado a través de una pequeña bomba que se implanta bajo la piel en la parte inferior del abdomen. La HAI lleva el tratamiento directamente a la zona en donde se encuentra el tumor.

Radiología Intervencionista

Los tratamientos de radiología intervencionista, como la ablación, utilizan varias formas de energía precisamente dirigidas para reducir o destruir los tumores. Esto puede realizarse antes o después de la cirugía o en vez de la cirugía cuando no es una opción viable. Estas técnicas son extremadamente precisas. La tecnología sofisticada de imágenes, incluso la tomografía computarizada (CT) y la tomografía por emisión de positrones (PET) combinada con el CT (PET-CT), le permite a los especialistas ver lo que sucede dentro del cuerpo durante el tratamiento.

Estas técnicas a veces se combinan con un procedimiento que se llama embolización. Esto supone inyectar pequeñas partículas para bloquear o reducir el flujo sanguíneo hacia las células cancerosas, lo que interrumpe su alimentación.

Terapias dirigidas

Las terapias dirigidas atacan proteínas y genes específicos en las células cancerosas.

  • Algunos fármacos atacan una proteína llamada VEGF. Esta proteína ayuda a que los tumores formen nuevos vasos sanguíneos para obtener los nutrientes que necesitan para crecer.
  • Otros fármacos atacan la proteína EGFR. Esta proteína ayuda a impulsar el crecimiento de las células cancerosas.
  • Un tercer tipo de fármaco se conoce como inhibidor de la tirosina cinasa. Este ataca una proteína que transmite señales importantes al centro de control de las células cancerosas. Al bloquear esta proteína se puede frenar el crecimiento de estas células malignas.

Las terapias dirigidas solo funcionan en algunas personas, ya que esto depende de una serie de factores genéticos.

Inmunoterapia

La inmunoterapia utiliza el sistema inmunitario de tu cuerpo para atacar las células cancerosas.

Los inhibidores de puntos de control (checkpoint inhibitors) son fármacos que aprovechan las poderosas células T del sistema inmunitario para atacar al cáncer. Algunas células cancerosas envían señales que las hacen parecer inocuas, lo que permite que sean invisibles para el sistema inmunitario. Los inhibidores de punto de control evitan este engaño. Estos fármacos permiten que las células T identifiquen y ataquen a un tumor.

La inmunoterapia es un nuevo avance muy interesante, pero solo sirve para algunas personas con cáncer de colon, cuyas células tienen una composición genética específica.

Ensayos clínicos

MSK es una de las principales instituciones en el mundo dedicadas a la investigación del cáncer. Las personas que atendemos pueden tener acceso a ensayos clínicos que estudian nuevos tratamientos que no están disponibles en otros hospitales. Habla con tu equipo de atención médica para ver si la participación en un ensayo clínico podría ser una opción adecuada para ti.