Tratamiento para el cáncer de colon metastásico

Español
Share
Print
Español
Share
Print

Metástasis significa que las células cancerosas se han diseminado más allá del colon y afectan otros órganos. Esto también se conoce como cáncer de colon avanzado o cáncer de colon en estadio IV.

Tus opciones de tratamiento dependerán de varios factores, incluida la extensión del cáncer y a qué otros órganos se ha diseminado. En general, el cáncer de colon se disemina al hígado. También se puede diseminar a los pulmones, el revestimiento del abdomen (peritoneo), los ovarios, el cerebro u otros órganos.

Los avances recientes en el tratamiento han mejorado las perspectivas de las personas con cáncer de colon metastásico.

Estamos aquí para ti.

Comunícate con un Consejero de Cuidados al 800-525-2225

Programar citas en línea

Opciones de tratamiento para el cáncer de colon metastásico

El cáncer de colon que se ha diseminado a otros órganos a menudo requiere una combinación de diferentes tratamientos. Estos pueden ser:

  • cirugía
  • quimioterapia
  • terapias guiadas por imágenes, como IRM y TC
  • radioterapia
  • terapias dirigidas e inmunoterapia
  • ensayos clínicos

Opciones de tratamiento para el cáncer de colon que se ha diseminado al hígado

El cáncer de colon se disemina con mayor frecuencia al hígado. Esto sucede en parte porque la irrigación de sangre del colon está conectado al hígado a través de un vaso sanguíneo grande.

Para tratar el cáncer de colon que se ha diseminado al hígado, los especialistas de MSK pueden usar varios enfoques, a menudo combinados, como los siguientes:

Cirugía para tumores en el hígado y el colon

Los cirujanos de MSK normalmente pueden extirpar los tumores tanto en el colon como en el hígado durante el mismo procedimiento. Esto puede reducir el dolor y acortar el tiempo de recuperación. Si el cáncer está avanzado, a veces se utilizan la quimioterapia y la radioterapia para reducir el tamaño de los tumores antes de la cirugía. Todos los años, los cirujanos de MSK operan a cientos de personas con metástasis en el hígado.

En algunos casos, será necesario realizar una colostomía. Para este procedimiento, un cirujano corta el colon por encima del nivel del cáncer y conecta el extremo a una abertura quirúrgica en el abdomen. Los desechos se recogen en esta abertura y se almacenan en una bolsa adherida a la piel.

Quimioterapia

La quimioterapia usualmente se combina con cirugía y otras terapias. Se puede realizar en diferentes momentos durante el tratamiento:

  • La terapia neoadyuvante se realiza antes de la cirugía para reducir el tamaño de los tumores o detener su crecimiento.
  • La terapia adyuvante se realiza después de la cirugía. Puede ayudar a eliminar las células cancerosas restantes, lo que reduce el riesgo de que los tumores regresen en el futuro.
  • La infusión arterial hepática (HAI) es un tipo de quimioterapia que se administra por vía intravenosa (IV). La infusión arterial hepática administra los fármacos de quimioterapia en el hígado a través de una pequeña bomba que se implanta debajo de la piel en la parte inferior del abdomen. La infusión arterial hepática administra el tratamiento directamente donde se encuentra el tumor.

Radiología intervencionista

Los tratamientos de radiología intervencionista, como la ablación, utilizan varias formas de energía altamente concentrada para encoger o destruir tumores. Esto se puede hacer antes o después de la cirugía, o en lugar de la cirugía si esta no es una opción. Estas técnicas son extremadamente precisas. Las herramientas de imagenología sofisticadas, como las unidades de TC y TEP/TC, permiten a los especialistas ver lo que está sucediendo dentro del cuerpo durante el tratamiento.

Estas técnicas a veces se combinan con un procedimiento llamado embolización. Esto implica inyectar partículas diminutas para bloquear o reducir la circulación de la sangre a las células cancerosas, lo que corta su nutrición.

Terapia dirigida

Las terapias dirigidas atacan genes y proteínas específicos en las células cancerosas.

  • Algunos fármacos se dirigen a una proteína llamada VEGF. Esta proteína ayuda a los tumores a formar nuevos vasos sanguíneos para obtener los nutrientes que necesitan para crecer.
  • Otros fármacos se dirigen a la proteína EGFR. Esta proteína ayuda a impulsar el crecimiento de las células cancerosas.
  • Un tercer tipo de fármaco se conoce como inhibidor de la cinasa. Actúa en una proteína que transmite señales importantes al centro de control de la célula cancerosa. El bloqueo de esta proteína puede ayudar a detener el crecimiento de las células cancerosas.

Las terapias dirigidas funcionan solo para algunas personas, y dependen de una variedad de factores genéticos.

Inmunoterapia

La inmunoterapia utiliza el propio sistema inmunitario del cuerpo para atacar las células cancerosas.

Los inhibidores de puntos de control son fármacos que liberan los poderosos linfocitos T del sistema inmunitario para atacar el cáncer. Algunas células cancerosas se vuelven invisibles para el sistema inmunitario ya que comunican que no son dañinas. Los inhibidores de puntos de control previenen este engaño. Estos fármacos permiten que los linfocitos T vean y ataquen un tumor.

La inmunoterapia es un nuevo y emocionante avance, pero solo ayuda a algunas personas con cáncer de colon cuyas células cancerosas tienen una composición genética específica.

Ensayos clínicos

Como una de las principales instituciones de investigación del cáncer en el mundo, MSK puede brindarte acceso a ensayos clínicos que prueban nuevos tratamientos. Consulta con tu equipo de atención para saber si un ensayo clínico puede ser una opción para ti.